12 consejos para una persona alérgica a los gatos

13 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Una persona alérgica a los gatos puede llegar a vivir cómodamente con su mascota si pone en práctica ciertas pautas muy sencillas para limitar la exposición a los alérgenos. 
 

Si eres una persona alérgica a los gatos, no estás solo. Una gran parte de la población mundial sufre uno o más trastornos alérgicos (se estima que del 30 al 40 %) y los expertos comentan que la prevalencia de la enfermedad alérgica ha aumentado en todo el mundo.

La alergia a los gatos está causada por unas proteínas que se secretan en la piel, la saliva y la orina del gato. Cuando estas proteínas se transportan al aire o se adhieren a objetos inanimados, A partir de allí se propagan al aire y es cuando sus síntomas se exacerbarán.

A continuación te comentamos algunas pautas muy sencillas que pueden ayudarte a vivir sin demasiadas molestias junto a tu mascota felina.

Medidas dirigidas a limitar la propagación de los alérgenos que produce el gato

Persona bañando a su gato.

  1. Baña a tu gato semanalmente: esta medida puede disminuir la concentración de alérgenos en la piel hasta en un 84 %. Utiliza un champú formulado para mascotas.
  2. Cepillar al gato todos los días: el cepillado elimina el pelo suelto y la caspa, ayudando así a reducir los alérgenos en el medio ambiente. También puede reducir la necesidad del gato de arreglarse, disminuyendo la distribución de la saliva –y sus proteínas– que distribuyen mediante el proceso de acicalamiento.
    • Una persona que no tenga alergia al gato debe realizar el cepillado. Preferiblemente, en una habitación que la persona alérgica no utilice o en un área apartada.
  3. Esteriliza o castra a tu gato: se conoce que esto disminuye la producción de alérgenos.
 

Medidas dirigidas a disminuir la reacción de la persona alérgica a los gatos

  1. Obtén el diagnóstico: el médico de cabecera utilizará una prueba de punción cutánea o un análisis de sangre para detectar alergias. Puede descubrir que la reacción alérgica es en respuesta a algo más, como moho, ácaros del polvo u otra mascota.
  2. Lávate las manos con frecuencia: sobre todo, inmediatamente después de tocar al gato. De esta manera, evitarás llevarte las manos con restos de tu mascota a la nariz u otras partes del cuerpo.
  3. Evita tener una gran cantidad de gatos porque cuantos más gatos tengas en casa, mayor serña la concentración de alérgenos en tu hogar.
  4. Cambia tu dieta: se conoce que una dieta rica en ácidos grasos Omega-3 puede reducir la cantidad de reacciones alérgicas. Adicionalmente, se cree que tomar una dosis adicional de vitamina C puede ayudar a mantener a raya los estornudos.
    • Otros suplementos, como el picolinato de zinc y el aceite de hígado de bacalao, también tienen propiedades antialérgicas y pueden ayudar a manejar la alergia a tu gato.
  1. Reduce la contaminación: la persona que es alérgica a los gatos, debe bañarse y cambiarse de ropa con frecuencia. El hábito de ducharse antes de acostarse es especialmente importante para reducir la contaminación del área de descanso. Por otra parte, sería conveniente dormir en una habitación sin gatos.

Medidas a implementar en el hogar

Si eres una persona alérgica a los gatos, limpia tu hogar con regularidad.
 

  1. Evita la limpieza “en seco” (usando escobas y plumeros) que pueden hacer aerosol con los alérgenos de las mascotas. En su lugar, usa productos de limpieza cargados estáticamente o trapos y trapeadores húmedos que atrapen y eliminen los alérgenos.
  2. Usa filtros HEPA: Además de usar un filtro HEPA en la calefacción y los sistemas de enfriamiento, es recomendable el uso de un purificador de aire con un filtro HEPA en la habitación donde las mascotas pasan la mayor parte de su tiempo. Esto reducirá la concentración de alérgenos unas 5 o 7 veces.
    • Adicionalmente, aspira tu hogar a diario con una aspiradora que tenga un filtro HEPA. Sin este filtro, la aspiradora podría esparcir el alérgeno sobre más superficies en tu hogar. Aspira los pisos, la tapicería y las cortinas o persianas.
  3. Colócale al gato una cama o manta en cada habitación: esto permitirá atrapar la mayor cantidad de piel y caspa posible para que luego puedas limpiarlo con mayor facilidad.
  4. Mantén áreas libres de gatos en tu hogar: uno de esos lugares debería ser el dormitorio. Mantener los alérgenos fuera del espacio para dormir, tanto como sea posible, puede ser de gran ayuda.

Si eres una persona alérgica a los gatos, ten en cuenta estas pautas para poder convivir tranquilamente con tus mascotas.

 
  • Dokmeci, E., McCormick, M. J., & Tippett, J. L. (2010). Allergy Management. Journal of Asthma & Allergy Educators, 1(6), 237-239.
  • Portnoy, J. M., Kennedy, K., Sublett, J. L., Phipatanakul, W., Matsui, E., Barnes, C., ... & Bernstein, J. A. (2012). Environmental assessment and exposure control: a practice parameter—furry animals. Annals of Allergy, Asthma & Immunology108(4), 223-e1.