Adiestramiento durante la cuarentena: claves para los tutores

08 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
Los días de cuarentena pueden ser una buena oportunidad para adiestrar al perro en las órdenes más básicas. Te mostramos consejos para que pases el mejor rato posible enseñando a tu mascota.
 

El adiestramiento durante la cuarentena puede ser una actividad beneficiosa a largo plazo, si el tutor sabe aprovecharla desde el comienzo. ¿Te interesa saber las claves para conseguirlo? A continuación te las comentaremos todas.

Como veníamos diciendo, la cuarentena puede ser un buen momento para mejorar tu relación con las mascotas. Para lograrlo, hace falta un poco más que juegos y cariño. 

El adiestramiento puede ayudarte a mejorar la comunicación con tu mascota, y además, te ayudará a comprender mejor varias cuestiones. Y por supuesto, siempre brindará algo de entretenimiento.

¿Adiestramiento o educación?

Antes de seguir avanzando, es importante tener en cuenta que educación y adiestramiento canino son conceptos diferentes. Veamos a continuación algunas razones.

  • El adiestramiento consiste en enseñarle destrezas a un perro, lo que llamamos ‘trucos’. Se trata de fomentar conductas basadas en la obediencia. Mediante el refuerzo positivo un perro puede aprender a tumbarse, sentarse, dar la pata, permanecer quieto o girarse, entre otros.
  • La educación canina se basa en que el perro pueda gestionar toda las situaciones que le presenta su entorno habitual. Esto se traduce en la capacidad de la mascota de pasear de forma normal, tener encuentros pacíficos con otros perros, de no sentir ansiedad al quedarse solo en casa, o que pueda estar con otras personas en compañía o ausencia del tutor.

Si tu perro tiene algún problema de este segundo tipo o se muestra agresivo, tiene fobias u otras conductas similares debes consultar a un educador canino profesional.

 

¿Cómo adiestrar a un perro?

Al igual que existen educadores profesionales también existen adiestradores caninos, incluso hay profesionales que conocen de ambas técnicas.

Para el aprendizaje canino el mejor método es el refuerzo positivo, las acciones premiadas o reforzadas tienden a repetirse y el refuerzo suele ser la motivación del animal para hacerla. Este premio no tiene porqué ser únicamente comida: las caricias, la atención o juguetes pueden ser también buenas motivaciones.

Adiestrando podemos conseguir muchos beneficios más allá de la obediencia. Estos ejercicios nos facilitarán la comunicación con el perro en toda clase de situaciones, y se verán reforzados diversos aspectos positivos:

  • Obediencia básica. Aprender órdenes básicas como «sentado» o «quieto» son fundamentales para saber dónde estar en un sitio y para mejorar el autocontrol del animal. Otras como «ir pegado» sirven para que la mascota vaya a nuestro lado caminando, y por ejemplo «ven» refuerza que acuda a la llamada.
  • Mejora del vínculo con el animal. El adiestramiento durante la cuarentena (o cualquier otro momento) puede acercarnos a al perro, entenderlo mejor, conocer sus debilidades, qué le gusta, cuándo se siente cómodo… En definitiva puede ser una herramienta de comunicación entre mascota y tutor.
 
  • Implicación de todo el núcleo familiar. El refuerzo positivo puede hacerlo cualquier persona de la familia, y hasta los más pequeños pueden aprender a reforzar las buenas acciones del perro e implicarse en el cuidado de la mascota. En tiempos de falta de estímulos externos, este tipo de prácticas son muy beneficiosas para los niños.

El adiestramiento durante la cuarentena

Aprender requiere también un esfuerzo por parte del animal, y la energía acumulada tras un día de paseos cortos  y estancia prolongada en casa puede aprovecharse en estos momentos. Aún así, el proceso de adiestramiento durante la cuarentena requiere de ciertas ideas claras por parte del tutor.

1. Sé paciente

El adiestramiento lleva tiempo y práctica. No desesperes si tu perro no hace lo que quieres al primer intento. Los animales son autónomos y tienen deseos propios y sentimientos, algo que no tenemos que olvidar.

Los perros saben interpretar las expresiones faciales y reconocer las emociones humanas. Por ello, para ayudarlos a aprender, lo mejor es transmitirles una sensación de firmeza y tranquilidad. De nada sirve gritar, regañar y mucho menos llegar a las manos, con eso solo consigues crear una mala experiencia asociada al adiestramiento.

 

2. Aprovecha el mejor momento

La rapidez del aprendizaje de obediencia depende de cada tipo de perro. Hay razas con mayor facilidad para ello, y también es muy importante el estado mental en el que se encuentre el animal en ese momento.

Ambas partes, tanto tutor como mascotas, tienen que estar dispuestas a la interacción. Obligar a un perro cansado a aprender resultará en un proceso frustrante para ambos.

3. Refuerzo positivo

Refuerza las buenas acciones con algo que motive a tu perro lo suficiente para querer obtenerlo pero no le cause una obsesión que lo distraiga por completo en ese momento. La comida es el tipo de refuerzo positivo más extendido, pero caricias, juegos, o paseos también hará que la mascota asocie el aprendizaje a recompensas.

4. Utiliza el lenguaje corporal

El lenguaje de signos y gestos es muy visual para los perros, que aunque pueden llegar a comprender palabras, les es más fácil asociar las actividades con gestos. De hecho, hay gestos específicos que facilitan aprender las distintas órdenes (sentado, quieto, ven, busca, túmbate…) Con el tiempo verás que ejecutan la acción por el gesto antes de decir la orden en voz alta.

 

Paciencia y respeto, dos claves importantes

Como habrás podido observar, el mundo del adiestramiento canino es sencillo pero requiere del entendimiento de ciertas reglas y conceptos. Recuerda que a lo largo de todo el proceso es indispensable saber respetar tanto las necesidades del animal como su propio espacio, pues la idea es que aprenda y avance, no que se sienta castigado.

Si ambos estáis abiertos a una interacción sana, el adiestramiento durante la cuarentena será un proceso muy beneficioso.

 
  • Hablaconellos. Educación y Adiestramiento Canino.
  • Affinity pet-care. Adiestramiento canino en positivo. ¿Qué es y en qué consiste?
  • Fundación Addinity. Los beneficios de adiestrar a un perro en positivo, 2007.
  • Soyunperro. Cómo adiestrar un perro, 2018.