Análisis de sangre en perros: ¿cuándo es necesario?

20 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el veterinario Juan Pedro Vazquez Espeso
En la consulta veterinaria diaria, raro es el día que no se realiza algún análisis de sangre. Su rapidez y fiabilidad hacen de este una de las pruebas mas habitualmente utilizadas.

Seguro que, ya sea por cuestiones de salud o por un simple chequeo medico, todos nuestros lectores han tenido que pasar por la sala de extracción sanguínea en alguna ocasión. El análisis de sangre es, sin lugar a duda, la prueba mas versátil, eficaz y recurrente, utilizada tanto en medicina veterinaria como en farmacología humana para complementar muchos diagnósticos. A continuación, vamos a explicar cuándo es necesario realizar un análisis de sangre en perros.

¿Qué es un análisis de sangre?

Un análisis de sangre es una prueba diagnostica que consiste en la extracción de sangre entera del paciente para su posterior análisis. Esta definición, dicha así sin mas, puede resultar un tanto simple como para merecer las alabanzas que servidor está prodigando sobre dicha prueba. Pero nada mas lejos de la realidad:

La sangre se encarga de transportar, ademas de nutrientes, oxigeno, desechos, y otros muchos compuestos que proporcionan una visión general de incalculable valor sobre el estado del organismo. Podríamos decir que la analítica sanguínea constituye un resumen básico del estado de salud del ser vivo.

En función de la fracción sanguínea utilizada para el análisis, podemos subdividir la analítica sanguínea en dos pruebas:

  • Hemograma: se encarga de analizar la fracción celular de la sangre. Mediante esta prueba, se puede obtener información útil y variada sobre glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas.
  • Bioquimica: parte del análisis sanguíneo encargado de analizar la fracción plasmática de la sangre. Mediante esta prueba se pueden valorar todos los compuestos químicos transportados y presentes en la sangre. Por ejemplo, hormonas, enzimas o electrolitos.
Muestra de un análisis de sangre.

¿Cuándo es necesario realizar un análisis de sangre a un perro?

Se recomienda realizar un análisis sanguíneo al mas mínimo indicio de que la situación lo requiera. A continuación, te presentamos algunos ejemplos de circunstancias en las que pueda resultar de interés realizar esta prueba.

Enfermedad

Primera causa en la que el análisis sanguíneo está justificado y recomendado. Lógicamente, depende del criterio del veterinario clínico en su evaluación diagnostica. Por ejemplo, para una ulcera corneal no estaría justificada la realización de dicha prueba. Por otra parte, son muchos los procesos patológicos a los que podemos acercarnos mediante la realización de un análisis de sangre. A modo de resumen, estos son algunos de los mas relevantes:

  • Patologías renales.
  • Problemas en el hígado.
  • Patologías pancreáticas.
  • Trastornos hormonales.
  • Pruebas de alergia.
  • Trastornos de la médula osea.
  • Problemas gastrointestinales.

Chequeos geriátricos

Cuando los perros alcanzan una determinada edad y comienzan a envejecer (la edad de envejecimiento depende del tamaño del animal, haciéndolo antes los perros grandes), conviene realizar con cierta frecuencia un análisis sanguíneo básico.

La frecuencia variará en función de las necesidades de cada animal. De forma genérica, podríamos recomendar un análisis de sangre básico cada seis meses. La finalidad de la realización de dicha prueba es proporcionar una visión global del estado de salud del perro, y detectar de forma precoz la existencia de alguna enfermedad que haya podido permanecer oculta.

En este punto, cabe recordar que, en muchas ocasiones, existe una alteración relevante en la analítica sanguínea, sin que existan todavía síntomas de enfermedad. En todos los animales, y en especial en los geriátricos,  el diagnóstico y tratamiento temprano supone un porcentaje añadido de éxito frente a la posible enfermedad.

Perro mayor tumbado, una de las mascotas que viven más tiempo

Chequeo preoperatorio

Antes de realizar cualquier tipo de intervención quirúrgica, siempre resulta conveniente realizar un análisis de sangre preoperatorio. La finalidad de dicha prueba consiste en evaluar el estado de salud general del perro.

Ademas, con la prueba se analizan ciertos parámetros que podrían aumentar el riesgo anestésico durante la intervención, como por ejemplo las proteínas circulantes en sangre o la salud renal. Por otra parte, otros parámetros evaluados guardan relación con los tiempos de coagulación de la sangre, información muy valiosa para poder desarrollar la intervención minimizando las complicaciones derivadas de la existencia de algún trastorno en la coagulación.

En conclusión, esperamos haber resaltado la valiosa contribución diagnostica que la analítica sanguínea supone. Estos son algunos ejemplos que pueden requerir de este análisis. No obstante, la realización de dicha prueba siempre quedará supeditada al criterio del clínico veterinario. Por lo que, siempre que sea necesario, pon un análisis de sangre en la vida de tu perro, su salud lo agradecerá.