Animales que ayudan a regenerar los bosques

03 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Los animales juegan un papel fundamental en la regeneración forestal. Principalmente, son esenciales aquellos seres vivos que dispersan semillas y terraforman el ecosistema.
 

Tras una catástrofe ambiental como un terremoto, un volcán o un incendio, los bosques y otros ecosistemas pueden sufrir graves daños.  A pesar de las adversidades, los bosques siempre acaban creciendo de nuevo. Esto puede parecer impresionante, pues en muchos casos el terreno queda completamente devastado.

Los ecosistemas no pueden repararse por sí solos, pues requieren de la ayuda de sus integrantes para volver a florecer. Si quieres conocer algunos de los animales que más ayudan en la regeneración de los bosques, continúa leyendo.

La preparación ante la catástrofe

Lo normal es que, donde ocurren este tipo de catástrofes, la vegetación esté adaptada a ellos. De hecho, pueden llegar a beneficiarse, como ocurre con los incendios naturales y el clima mediterráneo.

Por otro lado, existen animales que ayudan a regenerar los bosques y no necesariamente cuando estos han sufrido, sino que actúan como recicladores del propio ecosistema e impiden que este envejezca.

El papel de estos seres vivos en la transición ecológica, que existe tras la destrucción de un bosque, es muy importante. De hecho, es imprescindible junto a la sucesión de los tipos vegetales. Animales, plantas y un sin fin de microorganismos en conjunto, consiguen que el ecosistema forestal dañado crezca, evolucione y madure.

Las arañas, colonizadoras tras los incendios

Uno de los principales animales que ayudan a regenerar los bosques son las arañas. Cuando se produce un incendio no solo mueren las plantas, también el resto de seres vivos, sobre todo aquellos que no pueden escapar fácilmente.

 

El fuego destruye la vegetación y todo lo que se encuentra sobre el suelo pero, en ocasiones, también todo lo que hay bajo él hasta una profundidad de más de 50 centímetros.

Según las investigaciones, las arañas son las primeras en colonizar los ecosistemas arrasados por el fuego y, tras ellas, llegan otros animales y plantas. Estos artrópodos se dispersan muy bien.

Aunque no vuelan, son capaces de planear largas distancias con la propulsión que reciben al lanzar trozos de hilo, con los que habitualmente tejen sus telas. Son capaces de desplazarse desde un metro hasta cientos de kilómetros con sucesiones de movimientos.

Las arañas llegan a los bosques quemados junto a otros artrópodos, poco especialistas en lo que a la dieta se refiere, que les servirán de alimento. Esto, junto al bajo número inicial de depredadores, las hace prosperar rápidamente.

Con lo cual, cuando otros animales como aves o reptiles llegan a la zona tienen bastante alimento disponible. Estos últimos, a su vez, traen consigo semillas de plantas que se dispersarán y comenzarán a regenerar el bosque.

Una araña en su tela.

Murciélagos tenderos, animales que ayudan a regenerar los bosques

 

Los murciélagos son los únicos mamíferos voladores. Dentro de este amplio grupo existen especies insectívoras, herbívoras, hematófagas (que se alimentan de sangre) y frugívoras, a las cuales pertenecen los murciélagos tenderos.

Una de las principales características de estos animales que define su forma de vida es que construyen su hogar doblando las hojas de varios árboles tropicales. ¿Qué relación puede tener esto con los animales que ayudan a regenerar los bosques si parecen que los destruyen?

La razón de su utilidad reside en que estos animales se alimentan de grandes frutos, los cuales lleva hasta sus refugios, donde se alimentan y dejan caer las semillas. De esta forma, los murciélagos frugívoros contribuyen a la regeneración de los bosques tropicales, ya que pueden dispersar las semillas a más de 40 kilómetros de la planta madre.

Ardillas grises, infalibles regeneradoras de bosques

Muchos estudios científicos demuestran que las ardillas grises son unas de las especies más importantes dispersoras de semillas y también de la posterior regeneración forestal.

Una de las principales razones es que las ardillas entierran hasta un 96 % de las semillas de recolectan, siempre que estén sanas y sean viables (si no es así se las comen directamente).

Por lo tanto, todas las semillas que entierran son potenciales individuos sanos. Con el paso de los días, muchas de las semillas enterradas son olvidadas y siguen su proceso natural de crecimiento, por lo que se convierten en la futura regeneración del bosque.

 

Por otro lado, estos animales no solo ayudan a la regeneración forestal a través de la dispersión de semillas. Además, se alimentan de muchas larvas e insectos que depredan las semillas. De esta forma, logran que el bosque se mantenga más sano y continúe su regeneración.

Desgraciadamente, las ardillas grises están seriamente amenazadas debido a la destrucción de los hábitats por la actividad humana. De hecho, los científicos han demostrado que existe una deficiencia en la regeneración de aquellos bosques donde el número de ardillas grises se ha visto drásticamente reducido.

La ardilla gris es uno de los animales que ayudan a regenerar los bosques.

La importancia de los animales que ayudan a regenerar los bosques

Como vemos, ya sea después de una catástrofe ambiental o por el proceso natural de sucesión ecológica, los animales juegan un importantísimo papel en el mantenimiento de los ecosistemas forestales.

Aunque a muchos de ellos no se les de importancia o puedan resultar desagradables para muchas personas, todos los seres vivos tienen un rol insustituible en la naturaleza.

Actualmente, con el avance de la destrucción humana, muchos de estos procesos naturales no podrán llevarse a cabo. Como consecuencia, puede llegar un punto de no retorno en el que los bosques no vuelvan a ser lo que fueron.

 
  • Lobova, T. A., Geiselman, C. K., & Mori, S. A. 2009. Seed dispersal by bats in the Neotropics (Vol. 101). New York Botanical Garden Pr Dept
  • Lyubechanskii, I. I. (2012). Spider community structure in the natural and disturbed habitats of the West Siberian northern taiga: comparison with Carabidae community. Russian Entomological Journal, 21(2), 147-155.
  • Melo, F.P., Rodriguez-Herrera, B., Chazdon, R.L., Medellín, R.A., y Ceballos, G. 2009. Small tent-roosting bats promote dispersal of large-seeded plants in a Neotropical forest. Biotrópica. 41(6), 737-743
  • Pulido, F. J. (2002). Biología reproductiva y conservación: el caso de la regeneración de bosques templados y subtropicales de robles (Quercus spp.). Revista chilena de historia natural, 75(1), 5-15.
  • Rodríguez-Herrera, B., Medellín, R. A., y Timm, R. M. 2007. Murciélagos neotropicales que acampan en hojas. Editorial Inbio. Costa Rica.
  • Venier, L. A., Work, T. T., Klimaszewski, J., Morris, D. M., Bowden, J. J., Kwiaton, M. M., ... & Hazlett, P. (2017). Ground-dwelling arthropod response to fire and clearcutting in jack pine: implications for ecosystem management. Canadian Journal of Forest Research, 47(12), 1614-1631.
  • Zamora Rodríguez, R., García-Fayos, P., & Gómez Aparicio, L. (2008). Las interacciones planta-planta y planta-animal en el contexto de la sucesión ecológica.