Aspectos legales de los animales en escaparates

02 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el abogado Francisco María García
Cuando vemos una camada de perros en algunos escaparates de tiendas de animales, el efecto inmediato puede ser quedarnos con uno. Pero, ¿qué ocurrirá cuando el animal sea mayor? Estos son los aspectos legales de los animales en escaparates.

La necesidad de normativa que regule la relación entre personas y animales es un tema que genera polémica. El maltrato animal es cosa de todos los días, y se han hecho necesarias leyes que lo eviten. Las organizaciones protectoras de animales tratan de sensibilizar a las personas. La exhibición de animales en escaparates es uno de los temas más discutidos.

La base de las reclamaciones y de la normativa es simple y obvia. Los animales no son objetos, sino seres vivos dotados de sensibilidad. Así lo reconoce el orden jurídico. En ese principio se fundamentan las normas  que regulan la tenencia responsable de animales.

¿Cómo aborda España la legislación de protección animal?

El maltrato animal ahora es delito y, por tanto, es penado por la ley.  Esto es común a todas las comunidades autónomas españolas, aunque las normas sean diferentes. Hasta ahora, España no ha logrado una legislación nacional sobre esta materia, aunque las asociaciones de protección animal lo siguen reclamando.

Un ejemplo de la preocupación por el trato a los animales es Zaragoza. A partir del 2015, rige la Ordenanza Municipal de esta comunidad autónoma sobre protección tenencia responsable y venta de animales.

¿Por qué se exhiben  animales en escaparates?

Es un hecho que los escaparates de los negocios  no solo se utilizan para mostrar lo que se vende. Son un poderoso gancho de atracción cuando se sabe explotar el recurso.

Cachorros en jaulas.

En el caso de la venta de animales, los escaparates desempeñan un rol de marketing muy importante. Cuando las personas pasan frente a una tienda y ven un animalito, el efecto en la sensibilidad puede determinar la compra. No causa el mismo efecto exhibir animales en escaparates  que poner un cartel que indique que se venden esos animales sin mostrarlos en vivo.

La Ordenanza de Zaragoza prohíbe la exhibición de animales en los escaparates. Esta prohibición ha ocasionado muchas reclamaciones, sobre todo cuando comenzó su aplicación. Pero ahora ya es una norma consolidada y los establecimientos de venta de animales la han aceptado.

En la práctica, aceptar no es lo mismo que cumplir. Como ocurre con las leyes frecuentemente, no se instalan los controles que asegure su cumplimiento. Suelen verse animales en escaparates de los negocios, a veces en condiciones deprimentes. A falta de controles, las asociaciones de protección animal instan a la población a denunciar estos casos.

¿Qué establece específicamente la Ordenanza?

La Ordenanza establece que los animales no podrán exhibirse en escaparates. Específicamente determina que deberán ser ubicados por lo menos a un metro de distancia del acceso al local.  Y aclara que no podrán ser vistos desde el exterior del establecimiento.

Con esta regla de juego, quien quiera ver un animal deberá entrar al local. ¿Cuál es el efecto que se quiere lograr? Que el acto de compraventa de un animal sea meditado previamente, evitando así la compra compulsiva. Se trata de una medida que apela a la responsabilidad del ser humano.

¿Y cuál es el objetivo? Se intenta disminuir los problemas de abandono de animales y de tenencia irresponsable.  Hay un supuesto básico en esta intención.

Cosas que los cachorros aún no saben hacer

Si alguien compra un animal porque realmente lo desea, deberá tener previsto todo lo necesario para mantenerlo. Habrá pensado el lugar en donde permanecerá, qué pasará con el animal cuando la casa esté sola, qué lugar ocupará en el ambiente del hogar.

En cambio, cuando se realiza una compra compulsiva porque el animal atrajo la atención desde el escaparate, las cosas no serán tan fáciles. El animal puede llegar a molestar y terminará en condiciones inadecuadas o abandonado.

¿Y el resto de las comunidades autónomas?

El ejemplo de Zaragoza es uno de los más avanzados en el tema. Si bien todas las leyes de protección animal establecen regulaciones sobre la venta de mascotas, solo algunas comunidades han legislado acerca de la exhibición de animales en escaparates. Es el caso de Cataluña, Cantabria, Extremadura e Islas Baleares.

Hay otras comunidades que, aunque no prohíben la exhibición, establecen condiciones detalladas destinadas al bienestar de los animales. Se trata de regulación de temperatura, tamaño del espacio, oxigenación, iluminación, entre otras.

España camina a paso lento en la creación de una ley de protección animal a nivel estatal. Los activistas convocados por más de 600 asociaciones se movilizan continuamente para la reivindicación de este tipo de derechos animales.

  • Zaragoza.es. Ordenanza municipal sobre la Protección, la Tenencia responsable y la Venta de Animales. 2019. Extraído de: https://www.zaragoza.es/sede/servicio/normativa/4523
  • Boletín Oficial del Estado. Leyes protección animal. Extraído de: https://www.boe.es/biblioteca_juridica/codigos/codigo.php?id=204&modo=2&nota=0&tab=2