Aspectos legales importantes en la compraventa de animales

24 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el abogado Francisco María García
La regulación de la compraventa de animales trata de proteger los derechos reconocidos a nuestras mascotas y también a los animales silvestres. Aquí te contamos lo que debes saber.

La compraventa de animales suele estar regulada por leyes específicas en la mayoría de los países, incluyendo España. Pero lamentablemente, el tráfico de especies silvestres sigue siendo una de las grandes amenazas a la biodiversidad de nuestros ecosistemas.

De hecho, este tipo de compraventa está considerada como la tercera práctica ilícita más alarmante a nivel global, quedando detrás apenas del tráfico de drogas y armas.

Para darte una idea, según el Reporte Planeta Vivo (The Living Planet), la biodiversidad de la fauna mundial se ha reducido en un 58 % durante los últimos 70 años.

El estudio realizado por la Zoological Society of London (ZSL) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), también revela que las poblaciones de animales vertebrados han decaído alrededor de 60 % en las últimas cuatro décadas.

No obstante, cuando hablamos de la compraventa ilegal de animales, no nos referimos solo al tráfico de especies silvestres. Aún en la actualidad, encontramos numerosos criaderos ilegales de perros, gatos y otros animales domésticos. Y aunque no se contabilice en las alarmantes cifras mencionadas, esta práctica también está penalizada por las leyes españolas.

A continuación, destacaremos algunos aspectos legales clave respecto a la compraventa de animales domésticos y exóticos. Te recomendamos leerlos con atención antes de acudir a cualquier criadero o contactar un vendedor particular para adquirir una nueva mascota.

Compraventa de animales en España: algunas consideraciones generales sobre su legalidad

En primer lugar, es importante resaltar que España no cuenta con una ley marco que regule la compraventa de animales en todo su territorio. Cada Comunidad Autónoma tiene la autonomía para aprobar sus propias normativas sobre esta actividad. Así como para determinar los parámetros específicos de higiene y seguridad que los establecimientos deben cumplir.

Por ello, la mejor manera de evitar ser estafado o involucrarse en transacciones ilícitas al adquirir una mascota, es conocer la normativa vigente en tu ciudad.

En la actualidad, la postura más ética es optar por la adopción, ayudando así a combatir el abandono y la población callejera. Además de proporcionar una nueva vida a un animal que injustamente ha sido víctima de la irresponsabilidad humana.

Contrato de adopción de mascotas

Los particulares no están autorizados a actuar como vendedores de animales

Las diferentes normativas autonómicas suelen incluir en sus ordenamientos jurídicos la prohibición de la compraventa de animales por particulares que no cumplen los requisitos. En consecuencia, las personas que ofrecen animales en venta a través de Internet, ya sea en redes sociales o market places, pueden ser denunciadas.

En España, todos los criaderos deben solicitar una licencia especial para dedicarse legalmente a la crianza y comercialización de animales. Por lo tanto, los establecimientos y vendedores que posean este documento ya estarán infringiendo la normativa vigente en el país.

Además, los criaderos ilegales ejercen esta actividad sin tener en cuenta múltiples factores de sanidad e higiene, que resultan indispensables para integridad física y emocional de los animales.

Lo mismo ocurre con la salud de todas las personas que entran en contacto con ellos. Justamente por esta razón, suelen ofrecer precios más bajos que los establecimientos legalizados.

La compraventa de animales exóticos debe estar debidamente documentada

Aunque el tráfico de especies sea un problema gravísimo, ello no significa que la adquisición de una mascota exótica se haga siempre de forma ilegal. En muchos países está permitido tener determinados animales silvestres como mascotas, pero su crianza y comercialización deben obedecer una serie de normas de seguridad.

En primer lugar, el establecimiento debe poseer la autorización correspondiente para la crianza en cautiverio de una o más especies silvestres. Además, el propietario debe recibir una factura referente a la compra y la documentación que comprueba la procedencia legal del animal.

También se recomienda realizar una visita al establecimiento para comprobar que las especies son mantenidas en condiciones óptimas de bienestar e higiene.

¿Cómo denunciar la compraventa ilegal de animales?

En España, los vendedores y criaderos ilegales pueden ser denunciados por la realización de actividades económicas no declaradas. Para formalizar la denuncia, basta acudir a una de las sedes de la Agencia Tributaria y consultar los pasos a seguir.

En caso de que los animales se mantengan en condiciones insalubres o sufran cualquier tipo de violencia o explotación, también es posible realizar la denuncia por maltrato animal. En este caso, podemos presentarnos ante la Policía, al Ayuntamiento, juzgado o a la Guardia Civil.

En España, el maltrato animal también se puede denuncia por vía telefónica, comunicándose con Emergencias al 112, en caso de animales domésticos. O directamente con el SEPRONA al 062, para denuncias que impliquen a animales silvestres.

WWF. Informe Planeta Vivo. Extraído de: https://www.wwf.es/nuestro_trabajo/informe_planeta_vivo_ipv/ Laura Frau Pascual. Universidad de Barcelona. 2014. Comercio de pequeños animales. Extraído de: https://ddd.uab.cat/pub/trerecpro/2013/115226/compeqani.pdf