Aspectos legales sobre el pienso para mascotas

29 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el abogado Francisco María García
Los aspectos legales sobre el pienso para mascotas regulan los requisitos que debe cumplir este tipo de alimentación. Aquí te contamos un poco más sobre esta necesaria legalidad.

La fabricación y distribución de productos para la alimentación humana está regulada por numerosas leyes. Pero, ¿qué ocurre con la nutrición de los animales de compañía? ¿Existen leyes específicas que controlan la calidad del pienso para mascotas?

Si bien la respuesta es afirmativa, lo cierto es que gran parte de los tutores no son conscientes sobre la legalidad de los alimentos para mascotas. Eventualmente, este desconocimiento se presenta como un obstáculo a la hora de proveer una nutrición óptima a sus mejores amigos. Aquí intentaremos resumir los aspectos legales más relevantes sobre los piensos para mascotas.

En primer lugar: ¿Qué determinan las leyes sobre el pienso para mascotas?

Aunque no sean de conocimiento público, la gran mayoría de los países poseen normativas específicas sobre los alimentos para mascotas. Como suele ocurrir, estos aspectos legales pueden variar ligeramente según la legislación vigente en territorio nacional.

En líneas generales, las leyes establecen ciertos parámetros de calidad nutricional y normas de higiene para asegurar la seguridad alimentaria de los animales, además de generar condiciones salubres y sustentables para los trabajadores de esta industria.

En la Unión Europea, la mayoría de estas normas específicas a nivel regional son recientes. Un ejemplo evidente es el Reglamento 183/2005, a través del cual se determinan los requisitos en materia de higiene del pienso para mascotas. Su aprobación se ha concretado hace menos de dos décadas, mientras los piensos se producen desde el siglo XIX.

Principales aspectos legales sobre los alimentos para mascotas

Normas de higiene en la producción y manipulación de los piensos

Como decíamos, uno de los puntos clave sobre la legalidad del pienso para mascotas son las normas de higiene. Su cumplimiento es fundamental para garantizar la sanidad animal, la seguridad de los trabajadores y la protección ambiental.

Aunque los productores sean reconocidos como los responsables de proveer los insumos y las condiciones óptimas de trabajo a los empleados, se hace gran énfasis en el autocontrol de los operadores. Es decir, de aquellos que intervienen directamente en la fabricación y manipulación de los piensos.

El mencionado Reglamento 183/2005 de la UE refuerza el deber de los fabricantes de asegurarse de que todas las etapas de la elaboración y distribución de los piensos se realicen bajo los requisitos determinados por la legislación vigente a nivel nacional y comunitario.

También se trata de garantizar que las normas de higiene para su sector sean cumplidas en todas las instalaciones y procesos de la línea industrial.

Montaña de pienso de perro

Requisitos básicos para ejercer legalmente su actividad productiva

Quizás suene redundante, pero lo cierto es que de aquí provienen gran parte de las irregularidades en la “industria de la mascota”. En un sector dominado por grandes marcas de prestigio internacional, operan miles de fabricantes sin autorización de las autoridades locales.

La obtención de la licencia de funcionamiento es indispensable para garantizar la calidad y la seguridad del pienso para mascotas. Si un productor no está debidamente registrado, es prácticamente imposible asegurar que cumple con los parámetros nutricionales e higiénicos en sus instalaciones y procesos de fabricación.

En España, es relativamente simple verificar si una empresa o marca está debidamente registrada ante las autoridades pertinentes. Al ingresar a su página web oficial, deberíamos encontrar rápidamente su nombre social, CIF y numero de inscripción en el registro mercantil.

La calidad nutricional del pienso para mascotas

Este último aspecto se refiere puntualmente a la composición nutricional de los piensos para mascotas. Según el Reglamento 767/2009, sobre la comercialización de alimentos para animales, los fabricantes están obligados a garantizar que sus productos son sanos, genuinos, adecuados a sus objetivos y libres de adulteraciones.

Lógicamente, un pienso debe suplir los requerimientos nutricionales del animal al que se destina para cumplir con sus objetivos de fabricación y comercialización. Pero el problema es que las normativas dan espacio a ciertas lagunas en lo referente a la calidad nutricional de los alimentos para mascotas.

Entre otros aspectos, se determina la proporción o cantidad mínima que cada nutriente esencial debe ocupar en la composición del pienso. Por ejemplo, un alimento de línea premium debería ofrecer al menos un 23 a 25 % de proteínas.

No obstante, poca atención se da en las leyes a la calidad y al origen de estos nutrientes. Aún en el ejemplo de las proteínas: no son lo mismo las proteínas de origen animal, obtenidas de las carnes y sus derivados o subproductos, que las proteínas de origen vegetal presentes en las legumbres y granos, entre otros.

Ante esta laguna, no son pocos los fabricantes que exageran en las cantidades de soja y otras leguminosas para alcanzar el porcentaje mínimo de proteínas exigido por ley. Pero el organismo de los animales no siempre está preparado para digerir de forma óptima este tipo de alimentos.

Sin mencionar que el exceso de carbohidratos puede conllevar a problemas gastrointestinales y al sobrepeso.

Cambiar alimento del perro

Por todo ello, es importante leer el embalaje del pienso para mascota de forma íntegra, y no solo la tabla de porcentajes nutricionales. También por ley, los fabricantes están obligados a incluir los ingredientes usados en la fabricación de sus productos, además de consultar un veterinario para asegurarse de proveer la mejor nutrición para tus mascotas.

  • Reglamento del Parlamento Europeo sobre comercialización de pienso para mascotas. 2009. Extraído de: https://www.boe.es/doue/2009/229/L00001-00028.pdf
  • Reglamento del Parlamento Europeo sobre higiene pienso para mascotas. 2005://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CONSLEG:2005R0183:20120916:ES:PDF