Las aves hornbill y su extravagante belleza

23 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Las aves hornbill son las figuras más extravagantes e inolvidables de su hábitat. Poseen picos de gran tamaño coronados por cascos con forma de protuberancias.
 

Hornbill es el nombre genérico atribuido a un grupo de aves de la familia Bucerotiforme, también conocidas como cálaos. La palabra inglesa hornbill se traduce al español como pico de cuerno. El grupo contiene alrededor de 60 especies, clasificadas en 14 géneros.

Estas vistosas aves habitan en África subsahariana y las regiones tropicales de Asia, incluidas las islas Filipinas y las Islas Salomón. Resulta interesante conocer que la característica principal del grupo es la presencia de un pico grande, llamativo y curvado hacia abajo.

En general, sus picos coloridos van rematados por casquetes de distintos tamaños con formas de crestas o cuernos. Sin duda, es esta característica la que le da al grupo su nombre, pues buceros significa “cuerno de vaca” en griego.

¿Qué rasgos distinguen a los hornbill?

Esta familia de aves varía en tamaño, pues hay especies de tallas medianas a grandes. En general, son robustas y muy vocales. Además, los cálaos muestran otras características anatómicas únicas, por ejemplo, poseen pestañas largas y tupidas en sus párpados.

Las pestañas en estas aves no son pelos, son unas muy particulares plumas modificadas que protegen el ojo.

También, las aves de esta familia presentan una fusión de las dos primeras vértebras cervicales, rasgo asociado a una adaptación corporal para soportar el peso de sus grandes picos. Otro rasgo único es que, a diferencia de otras aves, carecen de las plumas cortas debajo de las alas que cubren las plumas de vuelo primarias y secundarias.

 

Finalmente, otros rasgo funcional único es que los cálaos carecen de arterias carótidas, de modo similar a los cocodrilos, quelonios y serpientes. Según expertos, todos estos animales sufren una integración funcional del sistema cardiovascular con las funciones digestivas.

Los hornbill se dividen en dos subfamilias

En efecto, se distinguen dos subfamilias: La primera los Bucorvinae, conformada por las únicas dos especies terrestres no voladoras, la segunda los Bucerotinae, que agrupa a las especies voladoras.

Además del vuelo, existen otras distinciones entre Bucerotinae y Bucorvinae. Por ejemplo, las especies de la subfamilia Bucorvinae poseen un mayor número de vértebras del cuello y no practican el comportamiento de sellar a la madre y las crías en los nidos.

Un ave hornbill cantando.

Los picos de cuerno, la marca de la familia

Sin duda, la característica más destacada, y de la cual los cálaos adquieren su nombre común, es el casquete en la parte superior del pico. En realidad, es asombrosa la bella variedad de estos casquetes. Te nombramos unos cuantos tipos:

  • Una mera cresta que presenta el cálao rojo (Tockus erythrorhynchus).
 
  • La tabla ondulada del cálao gorginegro​ o cálao ceñido (Rhyticeros undulatus).
  • El elaborado unicornio del cálao rinoceronte (Buceros rhinoceros).
  • La especie cálao de yelmo o de Borneo (Rhinoplax vigil) es la única que posee un casquete denso y no hueco, se le llama marfil de borneo. Su peso representa el 10 % de su cuerpo.

En la mayoría de las especies de cálaos, el casquillo es una estructura hueca o esponjosa hecha de una proteína, la queratina.

¿Los casquetes tienen una función definida?

Resulta interesante conocer que los casquetes pueden tardar hasta seis años en desarrollarse. En cuanto a su función, es un tema de intenso debate, pues se cree pueden tener una función acústica, ayudando a amplificar las vocalizaciones. Por otro lado, es posible que los casquetes puedan ser atractivos para el sexo opuesto.

En los cálaos de yelmo, se sabe que el ave utiliza su casquete en extrañas exhibiciones aéreas, donde individuos de ambos sexos chocan en el aire, yelmo contra yelmo. Las competencias de cabezazos siempre ocurren cerca de las higueras en fruto (Ficus spp.). Algunos expertos sugieren que este acto puede ocurrir en defensa de los recursos alimenticios.

¿Es fácil identificar a los hornbill?

Esta familia tiene un marcado dimorfismo sexual y además, el color del plumaje, el tamaño y la forma del casquete también cambian con la edad. Así, los cálaos recién nacidos tienen casquetes muy poco desarrollados.

Luego de cumplir el primer año de vida, dependiendo de la especie, pueden asemejarse o no a la apariencia adulta. Así, en especies donde los adultos macho y hembra difieren en color, los juveniles puede ser difíciles de sexar.

 

En los géneros de Aceros, Rhyticeros, Penelopides y Tockus, los jóvenes de cada sexo se parecen a sus padres durante el primer año de vida. Por otro lado, los juveniles de Bycanistes y Ceratogymna se parecen a la hembra adulta. Los polluelos del cálao filipino grande​ (Buceros hydrocorax) son radicalmente diferentes de ambos padres.

El secreto de los colores de los hornbill

Es muy interesante conocer que estas y otras aves poseen una glándula llamada uropígea, o, más informalmente, glándula del acicalamiento. Esta glándula, ubicada cerca de la cola, tiene una salida similar a un pezón y secreta un aceite que sirve para la limpieza e impermeabilización del plumaje.

Este aceite está compuesto principalmente de ceras de diester llamadas uropigioles. Varias especies de la familia de los hornbill producen una secreción coloreada, que distribuyen cuidadosamente en su plumaje y casquete, cambiando así su color.

La secreción oleosa varía de amarillo a rojo dependiendo de la especie, probablemente debido a la presencia de carotenoides. Estas ceras se oxidan rápidamente, lo que hace que los colores se desvanezcan. Es común que el ave la reaplique  para mantener la coloración. Solamente las aves adultas sexualmente maduras desarrollan la coloración.

Estas aves son raras de avistar pero fáciles de oír

En general, estas aves producen sonidos profundos y estruendosos a medida que comienza a buscar alimento. Pueden oírse rebuznos, ladridos, chillidos, fuelles y cacareo. Sus vocalizaciones son importantes para defender territorios y también ayudan a mantener el contacto.

 

Además, numerosos autores han descrito el ruido producido de las aves en vuelo como el de un tren que se aproxima. Por supuesto, este increíble “silbido” lo producen en diferentes tonos dependiendo del tamaño de la especie.

Cabe señalar que el famoso silbido es el resultado de la estructura del ala. Es característico en esta familia de aves que carezcan de las plumas pequeñas que normalmente cubren los ejes de las plumas de vuelo principal y secundarias. Así, en cada golpe de ala, el aire pasa y hace vibrar las plumas.

La cabeza de un ave hornbill.

La dieta de los cálaos

Aunque los cálaos son predominantemente comedores de frutas, también cazan activamente animales pequeños. Como parte del comportamiento de caza, estas aves arrancan la corteza de árboles y buscan insectos allí.

Así, se alimentan de escarabajos, avispas, saltamontes, grillos, cucarachas y orugas. También comen pequeños vertebrados, como lagartos, ranas, geckos, serpientes, murciélagos y ardillas. Existen reportes que pueden comer aves más pequeñas y sus huevos y pichones, incluidos búhos y aves  paseriformes de la selva.

Importancia ecológica

 

La gran dependencia de las frutas requiere que los hornbill necesiten amplios rangos de hogar, y si esta condición no se cumple, puede afectar las tasas de reproducción.

Es necesario destacar que las dietas de frutas combinadas con los grandes rangos de hogar tienen consecuencias importantes para la ecología forestal. A medida que viajan las aves, dispersan las semillas de las frutas ingeridas, desempeñando un papel muy importante en la regeneración de los bosques en los que viven.

Estado de conservación

La amenaza subyacente para las poblaciones de cálao es la alteración del hábitat que resulta en la pérdida y fragmentación del bosque. A medida que los bosques se hacen más pequeños y más aislados, las poblaciones de cálao disminuyen, lo que resulta en una mayor vulnerabilidad a la extinción por desastres naturales como las enfermedades.

La caza de las aves como alimento, medicinas, mascotas y para el comercio ilegal de partes del cuerpo también es un problema grave. Aunque es ilegal, continúa el comercio de marfil de cálao de yelmo. Es común encontrar casquetes de cálao como recuerdos en los mercados de Tailandia y Laos.

Además, existen tradiciones que requieren plumas o calaveras de cálaos y ocasionan estragos en las poblaciones de aves. Las bailarinas Kenyalang de Malasia llevan hasta 10 plumas de la cola de cálao en cada mano, por lo que suministrar un complemento completo de 20 bailarines puede costar hasta 80 cálaos.

 

En la actualidad, la IUCN reconoce a dos especies En peligro de extinción, dos especies En peligro crítico, cinco especies Vulnerable y 12 especies como Casi amenazado.

  • Kemp, A. C., & Woodcock, M. (1995). The hornbills: bucerotiformes (Vol. 1). Oxford University Press, USA.
  • Delhey, K., Peters, A., Biedermann, P. H., & Kempenaers, B. (2008). Optical properties of the uropygial gland secretion: no evidence for UV cosmetics in birds. Naturwissenschaften, 95(10), 939-946. https://link.springer.com/content/pdf/10.1007/s00114-008-0406-8.pdf
  • Ottley, W. (1879). 1. A Description of the Vessels of the Neck and Read in the Ground‐Hornbill (Bucorvus abyssinicus). In Proceedings of the Zoological Society of London (Vol. 47, No. 1, pp. 461-467). Oxford, UK: Blackwell Publishing Ltd. https://zslpublications.onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/j.1096-3642.1879.tb02681.x
  • Campen, R., & Starck, M. (2012). Cardiovascular circuits and digestive function of intermittent-feeding sauropsids. In Comparative Physiology of Fasting, Starvation, and Food Limitation (pp. 133-154). Springer, Berlin, Heidelberg.