Avispa mamut y avispa asiática: diferencias y similitudes

31 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Saber diferenciar a estas dos avispas es importante. Aunque el aspecto de la avispa mamut pueda producir más miedo, la avispa asiática es más peligrosa.
 

Desde su introducción en Europa hace unos diez años, la avispa asiática (Vespa velutina) ha sembrado el terror allá por donde ha pasado. Estos insectos han destruidos miles de colmenas de abejas e incluso, han podido acabar con la vida de varias personas.

Como consecuencia, el hecho de poder diferenciarlas de otras especies de avispas que habitan el mismo continente se ha vuelto fundamental. Una de las mayores confusiones aparece cuando queremos diferenciar una avispa mamut y una avispa asiática.

A pesar de ser muy distintas en aspectos físicos y reproductivos claves, el tamaño de la avispa mamut (Megascolia bidens) puede hacer pensar a muchas personas que es un avispón asiático. ¿Sabrías tú diferenciar ambas avispas? Te invitamos a seguir leyendo para que lo descubras.

¿Cómo diferenciar a la avispa mamut y la avispa asiática?

Como quizá ya sepas, el cuerpo de los insectos están divididos en tres segmentos principales: cabeza, tórax y abdomen. Cada uno de estos segmentos está subdividido, de esta manera se facilita la clasificación y diferenciación de los distintos insectos.

Diferencias notables 

En concreto, para diferenciar ambas especies, no es necesario conocer todos los segmentos que existen junto a sus nombres. Las principales diferencias entre la avispa mamut y la avispa asiática se observan en el abdomen. Cada segmento del abdomen puede ser numerado del uno al diez (aunque no todas las especies de insectos tienen tantos). El primer segmento es el más cercano al tórax.

 

Ambas avispas tienen el primer segmento del abdomen de color negro. No obstante, esta parece ser la única similitud. En el segundo y cuarto segmento, la avispa mamut presenta dos puntos amarillos muy llamativos que contrastan con su abdomen totalmente negro.

Por el contrario, el abdomen de la avispa asiática presenta un color amarronado y el cuarto segmento abdominal es totalmente amarillo, aunque en una tonalidad algo oscura.

Otra diferencia la encontramos en las patas. La avispa mamut tiene las patas completamente negras y también son cortas y gruesas. Las asiáticas se caracterizan por tener las patas de dos colores. La región cerca del cuerpo, llamada fémur, es de un tono marrón como el cuerpo. La parte más lejanas de las patas que corresponden con la tibia y los tarsos son de color amarillo.

Por último, otra característica en la que ambas especies se diferencian es el tamaño. La avispa mamut puede alcanzar una longitud de hasta cinco centímetros, mientras que la asiática mide unos tres centímetros, a veces algo más.

Un ejemplar de Vespa velutina.
Un ejemplar de avispa asiática.

¿En qué se parecen?

Con respecto a las similitudes, existen dos rasgos que podrían hacer que confundieras a ambas avispas. Las dos presentan todos los segmentos del tórax completamente negros. También, las dos tienen una parte de la cabeza amarilla, en el caso de la avispa mamut más bien anaranjada. Lo que ocurre es que la avispa asiática lo presenta en la probóscide (boca) y la avispa mamut detrás de los ojos.

 

Avispas asiáticas: terror en las colmenas

Desde la primera aparición de estas avispas en Europa occidental, concretamente en Francia, el número de individuos y su expansión se han descontrolado. La avispa asiática es originaria del país chino y del subcontinente indio.

Allá de donde provienen las avispas asiáticas se alimentan de abejas, las cuales poseen mecanismos para defenderse de los ataques de las temibles avispas. En países europeo como España, Francia o Italia, las abejas no poseen ninguna estrategia para alejar a las avispas de la colmena. Por esta razón, las abejas en esta región del planeta están siendo masacradas.

Uno de los problemas que esto plantea es que los apicultores están teniendo dificultades para recoger la miel. Además, los agricultores notan la falta de abejas que polinicen sus cultivos y así se produzcan los frutos.

En la actualidad, se están llevando a cabo muchos experimentos de campo para intentar proteger a las abejas. Uno de los que parece estar teniendo más éxito son las mallas electrificadas que permiten el paso de las pequeñas abejas hacia sus colmenas, pero no el de la avispa asiática.

Parásitos especialistas: la avispa mamut

La avispa mamut, a diferencia de la avispa asiática, es una vieja habitante del continente europeo. Gigante, solitaria y esquiva, la avispa mamut cada vez es más difícil de observar, aunque no existen datos sobre su estado de conservación.

Una de las principales características del comportamiento de esta avispa es que son animales parásitos. Para completar su ciclo reproductivo, la hembra de avispa mamut necesita parasitar una larva de coleóptero, en concreto de la familia Dynastinae. Una de las especies con la que parece que ha creado una fuerte relación de parasitismos son las larvas del escarabajo rinoceronte europeo (Oryctes nasicornis).

 

Estos animales no son agresivos a menos que se les moleste insistentemente. Además, la picadura de la avispa mamut no es peligrosa, como lo es la de la avispa asiática. Por el contrario, tienen fuertes y grandes mandíbulas que pueden provocar heridas dolorosas.

Un ejemplar de avispa mamut.
Un ejemplar de avispa mamut.

Como hemos visto, diferenciar la avispa mamut y la avispa asiática no tiene mayor dificultad. La coloración y tamaño de sus cuerpos son muy diferentes. Asimismo, el estilo de vida también lo es. La avispa asiática, como animal social que es, ataca en grupo y la avispa mamut es solitaria y parásita de otras especies.

 
  • Espinosa, L., Franco, S., & Chauzat, M. P. (2019). Could Vespa velutina nigrithorax be included in the World Organisation for Animal Health list of diseases, infections and infestations?. Rev. Sci. Tech. Off. Int. Epiz, 38(3), 2.
  • Monceau, K., Bonnard, O., & Thiéry, D. (2014). Vespa velutina: a new invasive predator of honeybees in Europe. Journal of Pest Science, 87(1), 1-16.
  • Vereecken, N., & Carrière, J. (2003). Contribution à l’étude éthologique de la grande Scolie à front jaune Megascolia maculata flavifrons (F., 1775)(Hymenoptera, Scoliidae) en France méditerranéenne. Notes Fauniques Gembloux, 53, 71-80.