El belga azul y su apariencia musculosa

04 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas
El belga azul es una raza de bóvidos con una apariencia impactante que se debe a una mutación en un gen específico.
 

El belga azul destaca principalmente, entre otras razas de vaca, por su apariencia musculosa. Propia de Bélgica, esta variante surgió a finales del siglo XIX como resultado múltiples cruces entre diferentes especies.

Su musculatura le ha convertido en una de las razas de vaca más conocidas y ha dado lugar a numerosos rumores. A continuación, te mostramos todo lo que debes saber sobre este controvertido bóvido.

El belga azul

Los diferentes factores responsables de la aparición de esta raza de vaca son variados. Por este motivo, te los explicamos detalladamente en los siguientes apartados.

Origen

Bélgica es el lugar de origen del belga azul, que apareció a finales del siglo XIX debido a cruces entre razas locales y ganado británico. Así pues, fue el resultado de la herencia de un gen recesivo que remarca su rasgo característico.

Pese a haber aparecido en esa época, no fueron mostrados individuos de la especie hasta la década de los cincuenta. En un principio no se esperaba que esta especie sobreviviera, debido a su alta tasa de mortalidad en el parto.

Después, con la introducción de la cesárea, el número de crías y madres supervivientes se incrementó. Cuando los ganaderos belgas observaron la utilidad y el atractivo de esta especie, procedieron a seleccionar al ganado con el gen recesivo antes nombrado.

Un toro belga azul.
 

Todo por una mutación genética

La gran musculatura del belga azul proviene de una mutación en el gen que genera una proteína. Esta proteína recibe el nombre de la miostatina, que actúa como inhibidora del desarrollo muscular.

Asimismo, al tener la versión mutada del gen, no funciona correctamente. Debido a esto, provoca el crecimiento muscular acelerado característico de esta raza de ganado.

Otro efecto de esta mutación es que evita la deposición de grasa en el músculo. Esto da lugar a una carne muy magra, característica buscada en el mundo del consumo de ganado.

Características físicas

El belga azul es un animal de gran tamaño con una potente musculatura que define su forma corporal. Esta puede observarse desde los hombros hasta la grupa, pasando por la espalda y el lomo.

Además, aunque sus patas son finas, posee la fuerza suficiente para sostener el cuerpo y poder moverse con facilidad. En cuanto a su piel, se caracteriza por ser suave y fina, acompañada por una cola prominente que finaliza la estampa.

Por otra parte, puede observarse un ligero dimorfismo sexual, ya que los machos son de mayor tamaño. Ambos géneros superan al año los 370 kilogramos de peso. Los ejemplares adultos alcanzan los 900 kilogramos en hembras y los 1400 kilogramos en machos.

Otro rasgo que llama la atención del belga azul es el color de su cuerpo, ya que puede variar. Las tonalidades predominantes observadas en este animal son el color blanco, el azul o, incluso, el negro. 

 

Asimismo, pese a que su tamaño imponga respeto, se ha visto que es un animal muy tranquilo. No obstante, al igual que con otros animales domésticos o con animales salvajes, siempre es mejor tener cuidado durante su manipulación.

Alimentación

En cuanto a la alimentación de estos bóvidos, es necesario incluir en su dieta una mayor proporción de proteínas. Este requerimiento metabólico es necesario para sostener la gran musculatura con la que cuentan.

Por ello, su alimentación debe presentar un alto contenido de proteínas pero un bajo suministro de fibra. De esta manera, podrán mantener su estructura muscular y contar con energía para poder moverse y realizar sus funciones vitales.

Rendimiento económico

A nivel económico, la crianza de esta especie puede reportar beneficios, aunque debe enfrentarse a la legislación de cada continente. En Europa, por ejemplo, se necesita una acreditación específica que justifique su crianza.

Esto es debido a que se está valorando poco a poco el bienestar de los animales por encima del beneficio económico. Por ende, esta raza tiene la problemática de partos complicados y mantenimiento de selección genética.

Problemática de la especie

Como ya se ha comentado, el principal rasgo del belga azul es su potente musculatura. Esto causa problemas a las madres en el momento del parto, por lo que suele ser necesaria la realización de una cesárea.

La mayoría de los estudios sobre el tema recogen que sin cesárea esta especie muestra una tasa de mortalidad importante. Esto se debe, en parte a su musculatura, en parte a su comparación con especies de menor peso.

 
Dos vacas de raza belga azul acariciándose.

Para finalizar, el belga azul es una raza creada por el ser humano debido a la selección cruzada artificial.  Pese a que su gran valor económico y la calidad de la carne, su crianza encuentra algunas trabas legales.

Esto se debe a que algunos criadores prefieren obtener crías aunque no mantengan a las madres, y hoy en día, la legislación está comenzando a castigar los casos en los que no se respeta y se cría con cuidado a las razas con las que se comercia.