Beneficios de la comida húmeda para los gatos

27 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas
La comida húmeda cuenta con una gran variedad de formatos para poder administrar una correcta nutrición a los gatos.

A diferencia del pienso común, la comida húmeda para los gatos es aquella que contiene una mayor cantidad de agua. Por lo tanto, contribuye –en mayor medida– con su hidratación. Generalmente viene enlatada, aunque es posible encontrar otras presentaciones, como patés, gelatinas, trocitos en salsa, mousse, etc.

Al momento de hacer la compra, notaremos que existen diferentes ofertas y, cuando no manejamos apenas información del tema, resulta difícil escoger la más adecuada.

Así como hay que prestar atención al pienso que elegimos para nuestro gato, debemos conocer algunos aspectos en torno a la comida húmeda. De esta manera, le brindaremos la mejor alimentación a nuestra mascota.

Beneficios de la comida húmeda para los gatos

Ya sea gama alta, media o baja, dentro de los beneficios que aporta el hecho de brindarle con regularidad la comida húmeda para los gatos, podemos mencionar los siguientes.

1. Contribuye con la hidratación

Plato con comida húmeda para los gatos.

Los gatos descienden del gato salvaje africano, procedente de un clima desértico. En este tipo de clima, el agua es un recurso limitante, con muy poca disponibilidad. Por esta razón, los gatos están acostumbrados a beber poca agua.

La comida húmeda les proporciona, además de alimento, una buena alternativa para que ingieran la cantidad de agua diaria necesaria.

El consumo excesivo de agua conduce el exceso de micción, y puede estar relacionado con diversas enfermedades, como problemas renales e incluso hipertiroidismo.

Por tanto, si vemos que el gato bebe demasiada agua, esto puede ser un indicativo de que tiene problemas de salud.

2. Aporta saciedad

Se han realizado estudios que compararon la cantidad de alimento que ingerían gatos alimentados con pienso y gatos alimentados con comida húmeda. La idea de esto era demostrar si, en efecto, la comida húmeda ejercía un efecto más saciante que el pienso.

Se concluyó que los gatos que se habían alimentado de comida húmeda ingirieron menos calorías que aquellos que se alimentaron de pienso exclusivamente. Por ende, la comida húmeda sí que ejerce un efecto saciante, ya que estos gatos ingerían un 25 % menos de calorías.

La comida húmeda para gatos puede contener más de un 60 % de humedad, respecto al pienso.

3. No solo hidrata, también nutre

Tanto la comida húmeda como la comida en seco (o pienso) de alta calidad, son formatos ricos en nutrientes. Además, se han adaptado ambos tipos de alimentos a las características propias de cada gato.

De esta manera, podemos encontrar diferentes patés o piensos como los orgánicos o aquellos que son ricos en proteínas. También podemos optar por aquellos que mantienen el peso del animal o bien los que permiten evitar problemas renales o urinarios.

4. Ayuda a prevenir el sobrepeso

Con la comida húmeda para los gatos podemos controlar la cantidad de alimento que toma nuestra mascota, sobre todo, cuando está esterilizada. Y al controlar la cantidad de comida, se puede mantener un peso saludable y evitar problemas de salud, como el sobrepeso.

Debido a la esterilización, la falta de hormonas sexuales no inhiben el apetito y además, disminuyen las necesidades energéticas del animal. Por ello, la comida húmeda es beneficiosa para los gatos que han sido esterilizados, pues les ayuda a mantener un peso estable. 

Existen diferentes tipos de patés, con distintos sabores que permiten variar la dieta de nuestra mascota y, al mismo tiempo, ofrecerle el mejor alimento posible.

5. Ayuda a mantener una buena salud gastrointestinal

Teniendo en cuenta las diferentes enfermedades que pueden afectar al animal a nivel digestivo, la ingesta de comida húmeda puede ser positiva a la hora de cuidar la salud gastrointestinal. Al ingerir un mayor porcentaje de agua con la comida húmeda, es posible reducir los problemas urinarios.

Esto es debido a que al obtener una orina más diluida, se reduce el riesgo de urolitiasis. Además, la necesidad de micción será más frecuente por lo que se reducirá la posible mineralización de los cálculos renales.

Un estudio comparó la salud dental de dos grupos de gatos: uno que se había alimentado con pienso y otro con comida húmeda. Curiosamente, apenas se encontraron diferencias, aunque esto no significa que no debamos tener en cuenta que no todos los formatos de pienso favorecen la salud dental

La comida húmeda para gatos puede tener más de un 60 % de humedad.

La comida húmeda para los gatos puede brindar beneficios, pero debemos tener en cuenta que esto siempre ha de complementarse con un buen pienso, ejercicio diario y otros cuidados.

No debemos alimentar a nuestros gatos solamente con comida húmeda, ya que esto puede ocasionar trastornos en su organismo, como un aumento en la frecuencia de micción y, por consiguiente, patologías renales o urinarias.

Cuando un gato se alimenta con pienso o comida seca, ingieren una menor cantidad de agua. Por ello, es importante asegurarnos de que consumen suficiente cantidad de agua.

En definitiva, un gato bien hidratado es menos propenso a sufrir problemas renales y alteraciones urinarias, que un gato que apenas consume a diario la cantidad de agua necesaria.

Nota importante

Todo lo expuesto en este artículo es orientativo. Si deseamos cambiar la dieta del gato, lo más es conveniente que consultemos con el veterinario. Solo este profesional podrá pautar el tipo de dieta que se adecue a las características particulares del animal.