Conoce al canguro arborícola de Goodfellow

29 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
El canguro arborícola de Goodfellow, al igual a sus primos terrestres, usa sus patas para saltar. Sin embargo, se ha adaptado a la vida arbórea para acceder a la riqueza de alimentos de las selvas tropicales.

El canguro arborícola de Goodfellow (Dendrolagus goodfellowi) es un marsupial de la familia de los macropódidos. Este grupo de de herbívoros se caracteriza por tener las patas traseras muy largas y robustas, las extremidades anteriores cortas y la cola muy larga.

La familia de los macropódidos está conformada por 34 géneros, que engloban a más de 50 especies, muchas de ellas ya extintas. Aunque la mayoría de especies de la familia son terrestres, el género Dendrolagus agrupa a unas 13 especies, todas de vida arborícola.

En general, estas especies arbóreas son torpes en tierra y casi todas ellas se presentan como endemismos de Papúa Nueva Guinea. Cabe añadir que la clasificación taxonómica de este género es compleja y está sujeta a constante debate entre los especialistas.

¿Cómo luce el canguro arborícola de Goodfellow?

Los canguros arbóreos son animales de portes medianos a grandes y pueden alcanzar tallas de 55-77 centímetros de cuerpo, más una cola de 70-90 centímetros de largo. Los sujetos adultos pueden alcanzar de 4–13 kilogramos de peso. Además, poseen un pelaje corto, generalmente de color marrón castaño o marrón rojizo a carmesí, con un vientre más pálido.

El rasgo que más destaca en estos animales es la presencia de dos franjas doradas que corren paralelas por la espalda. Tales franjas forman diversos patrones hacia la cola. La cara es de color marrón grisáceo y el cuello y las mejillas son a menudo de tonalidad amarilla, al igual que los pies.

Los patrones pueden servir para identificar individuos, pues no hay dos animales que tengan las franjas doradas iguales.

Un canguro de Goodfellow a cuerpo entero.

Hábitat y distribución geográfica

Los densos bosques tropicales desde el nivel del mar hasta casi 3000 metros de altitud son el hogar del canguro arborícola. Estos animales viven principalmente en árboles o áreas forestales cerradas sobre rangos montañosos, pues están restringidos a la selva tropical.

Es importante señalar que la especie es endémica de Papúa Nueva Guinea, donde se encuentra en las zonas de media montaña de la Cordillera Central. Aunque en la década de los ochenta podía habitar en áreas de tierras bajas, la especie fue desplazada a las montañas.

¿Cómo es la reproducción del canguro arborícola de Goodfellow?

En cuanto al marsupio, las canguros hembras tienen una bolsa bien desarrollada que se abre hacia adelante y contiene cuatro tetinas. El período de gestación es de 21 a 38 días, al cabo del cual —como regla general—  nace una sola cría.

Unas pocas horas antes del parto, la madre comienza a limpiar la bolsa lamiéndola completamente. El recién nacido se mete en el marsupio sin ayuda de su madre, donde crece durante los próximos diez a doce meses. Es interesante conocer que el joven canguro continúa amamantándose durante varios meses después de dejar la bolsa.

Comportamiento del canguro arborícola

La mayoría de los canguros arborícolas parecen ser solitarios. Durante el día estos animales se refugian en pequeños grupos en las copas de los árboles y por la noche emergen para alimentarse. Es interesante conocer que tienen una marcada predilección por las hojas de la planta Flindersia pimenteliana.

Este marsupial es muy ágil entre las copas de los árboles, pues viaja rápidamente de un árbol a otro cubriendo distancias de hasta nueve metros en cada salto. Sin embargo, en tierra no presenta una locomoción destacable.

En cuanto a la territorialidad, las hembras mantienen una zona de unos pocos acres, mientras que los machos tienen territorios más grandes que se superponen a los de varias hembras.

Estado de conservación

Esta especie está principalmente amenazada por la caza de carne, la destrucción del hábitat, la minería, la explotación petrolera y la agricultura. Está catalogada como especie en peligro de extinción, clasificación basada en la disminución continua de la población de al menos el 50 % en las últimas tres generaciones, es este caso, 30 años.

Como causa primordial de su desaparición está la extensa tala de la selva tropical de tierras bajas, que limita notablemente la distribución de la especie. Actualmente, su supervivencia solo ha sido asegurada por los Parques Nacionales y las reservas.

En estos territorios altamente antropizados, la ausencia casi completa de grandes depredadores o competidores trepadores de árboles favorecen su recuperación.

La cara de un canguro.

Como nota final hay que remarcar que el territorio de Papúa Nueva Guinea sostiene una de las pocas fortalezas de bosque tropical en la Tierra. Estos territorios tienen un endemismo de especies excepcionalmente alto, muchas de ellas aún no descritas científicamente. Por tanto, la preservación de estos territorios representa un desafío que no podemos evadir.

  •  Leary, T., Seri, L., Wright, D., Hamilton, S., Helgen, K., Singadan, R., Menzies, J., Allison, A., James, R., Dickman, C., Aplin, K., Flannery, T., Martin, R. & Salas, L. 2016. Dendrolagus goodfellowi. The IUCN Red List of Threatened Species 2016: e.T6429A21957524. https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2016-2.RLTS.T6429A21957524.en. Downloaded on 13 June 2020.
  • Alamgir, M., Sloan, S., Campbell, M. J., Engert, J., Kiele, R., Porolak, G., ... & Laurance, W. F. (2019). Infrastructure expansion challenges sustainable development in Papua New Guinea. PloS one, 14(7).
  • Endangered animals of the world (2005). Animal Info - Goodfellow's Tree Kangaroo. http://www.animalinfo.org/species/dendgood.htm
  • Groves, C. P. (1982). The systematics of tree kangaroos (Dendrolagus; Marsupialia, Macropodidae). Australian Mammalogy, 5, 157-186.