¿Cuáles son las causas de anemia en perros?

14 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el veterinario Juan Pedro Vazquez Espeso
Una patología de frecuente hallazgo en la clínica veterinaria es la anemia en perros. Existen diversos procesos frecuentes que pueden originar esta alteración.
 

Es probable que la analítica sanguínea sea la prueba diagnóstica más eficaz y habitualmente utilizada en la clínica diaria, tanto humana como veterinaria.

Rara es la persona o mascota que no se ha realizado esta prueba en algún momento de su vida, bien como prueba diagnóstica complementaria ante la sospecha de un proceso patológico existente o como herramienta durante una revisión rutinaria de salud.

Uno de los hallazgos más frecuentes en la lectura del análisis de sangre es la presencia de anemia. Esto es debido a que son muchas y variadas las causas que se esconden tras este signo clínico. ¿ Sabes cuáles son las causas de anemia en perros? A continuación, os hablaremos de las más habituales y significativas.

Definición de anemia

La anemia se puede definir como una disminución de la cantidad total de glóbulos rojos presentes en la sangre o bien de la concentración de hemoglobina presente en estos.

Sea lo primero o lo segundo, el resultado es una pérdida de la eficiencia a la hora de transportar el oxígeno por los tejidos orgánicos.

En función de la la cantidad de eritrocitos o hemoglobina perdida, la anemia puede provocar cuadros de mayor o menor gravedad. En muchas ocasiones, la anemia es un hallazgo casual y el perro no ha evidenciado ningún tipo de sintomatología asociada a ella.

Anemia en perros.
 

Clasificación de anemia en perros

De forma general, y del mismo modo que se realiza en la clínica veterinaria para orientar el diagnóstico, podemos dividir a la anemia en dos grandes grupos:

  • Anemia regenerativa: ocurre cuando los mecanismos de producción de sangre funcionan correctamente pero se produce una pérdida de la misma. Esta puede ser bien por hemorragia o por destrucción de glóbulos rojos, es decir, hemólisis.
  • Anemia no regenerativa: a diferencia de la clasificación anterior, en este tipo de anemias no existe un problema de pérdida sobre la propia sangre sino en sus mecanismos de producción.

Causas de anemia regenerativa

Entre las anemias regenerativas podemos encontrar varios procesos. Veámoslos en detalle.

Heridas o traumatismos causantes de hemorragias externas

Cualquier lesión que altere la integridad de los vasos sanguíneos va a producir una pérdida más o menos profusa de sangre en el animal.

En casos donde la lesión afecte a venas o arterias de gran calibre o bien en perros pequeños, además de suponer una urgencia veterinaria, el animal va a desarrollar una anemia como consecuencia de la cantidad de sangre perdida.

En situaciones así, puede ser necesaria una transfusión sanguínea para restablecer el equilibrio hemodinámico. Cuando existan hemorragias leves, no suele aplicarse tratamiento y la propia producción de sangre es suficiente para restablecer el volumen normal.

Presencia de hemorragias internas

Por ejemplo, procesos tumorales que puedan cursar con pérdidas de sangre o úlceras de tracto gastrointestinal.

 

Ocurren con más frecuencia en perros de edad avanzada. En ocasiones, las hemorragias se producen de forma crónica durante largos periodos de tiempo sin que el tutor perciba ningún cambio en el animal.

Anemia hemolítica inmunomediada

Es un proceso patológico relativamente frecuente en perros. Consiste en una destrucción de los glóbulos rojos por parte de los mecanismos inmunes del organismo.

Esto puede suceder de forma completamente anormal, cuando los glóbulos son normales y aun así son destruidos sin piedad, o bien cuando estas células están infectadas por algún agente patógeno y son destruidas como mecanismo de defensa. Puede ocurrir en enfermedades tales como estas:

  • Babesiosis
  • Leishmaniasis
  • Ehrlichiosis
  • Dirofilariosis

Causas de anemia no regenerativa

Como principales causas de anemias no regenerativas, vamos a incluir las dos más frecuentes.

Enfermedades endocrinas

La producción de sangre se encuentra regulada por un complejo y delicado sistema hormonal en el que están implicados varios órganos y glándulas.

Cualquier alteración en este equilibrio se puede traducir en una modificación en la calidad o cantidad de eritrocitos producidos. Como ejemplo, podemos citar:

  • Insuficiencia renal crónica
  • Hipotiroidismo
  • Hipoadrenocorticismo

Trastornos en la médula ósea

La mayor parte de los glóbulos rojos circulantes se elaboran en la médula ósea. No es de extrañar que cualquier alteración en estas estructuras puedan producir una disminución de la calidad o cantidad de eritrocitos. Entre los procesos causantes más frecuentes encontramos los siguientes:

 
gotas de sangre.

Estas son algunas de las enfermedades que con más frecuencia producen anemia en perros. Como antes comentábamos, en muchas ocasiones, la anemia no genera ningún tipo de síntoma y se encuentra de forma fortuita en las revisiones de rutina.

Por ese motivo, instamos a acudir a vuestro veterinario a realizar los chequeos convenientes, especialmente en perros geriátricos.

 
  • BSAVA Manual of Canine and Feline Endocrinology Third edition