Causas de la conjuntivitis en gatos

19 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez
Las conjuntivitis felinas se pueden producir por alergias, infecciones bacterianas, víricas, parasíticas y muchos otros eventos más.

En muchos casos, los seres humanos y los animales domésticos sufrimos patologías muy similares. Un ejemplo de esto es la conjuntivitis en gatos, que cursa con un cuadro clínico igual al observable en nuestra especie.

Hay que andarse con cuidado con las patologías oculares pues, si no se abordan con presteza, el animal podría terminar quedándose ciego. También es esencial destacar que, aunque es poco probable, la conjuntivitis felina podría llegar a afectar al tutor. Por estas razones, conocer las causas de la enfermedad se hace esencial.

¿Qué es la conjuntivitis en gatos?

Según portales médicos, la conjuntivitis se define como una inflamación de la conjuntiva, una membrana delgada y translúcida que recubre la parte blanca del ojo y el interior de los párpados. Cabe destacar que, aunque la patología sea similar en humanos y en gatos, estos últimos cuentan con un «tercer párpado»: la membrana nictitante.

En un felino sano, la conjuntiva palpebral —que cubre la superficie posterior de los párpados— es prácticamente invisible al ojo humano y presenta un color rosado. Los gatos con conjuntivitis, por su parte, tienen esta membrana enrojecida e hinchada. Esta condición puede mostrarse en uno de los dos ojos o en los dos a la vez.

Algunos de los signos más comunes de la conjuntivitis en gatos son los siguientes:

  • Enrojecimiento ocular.
  • Edema ocular, es decir, acumulación de líquido al rededor del ojo.
  • Secreción ocular mucosa.
  • Lagrimeo continuo y dolor, el cual se manifiesta mediante el cierre del ojo del felino de forma involuntaria.
Un gato tratado de conjuntivitis.

Causas

En primer lugar, es esencial destacar que la conjuntivitis felina puede suceder por dos grandes motivos: infecciosos y no infecciosos. Te contamos cada uno de ellos.

Conjuntivitis infecciosa

Diversos estudios han investigado las causas de la conjuntivitis en gatos en poblaciones felinas de todo el mundo. Mediante el análisis de muestras en gatos domésticos afectados en el norte de Italia, se obtuvieron los siguientes resultados:

  • La bacteria Chlamydia felis estuvo presente en el 20 % de los gatos enfermos. Además de conjuntivitis, este agente patógeno causa rinitis y problemas respiratorios.
  • El herpesvirus felino (FHV-1) estuvo presente en el 33 % de los casos. También se muestra con cuadros clínicos respiratorios y oculares. El herpesvirus felino suele causar, además, depresión, anorexia, hipertermia y otros signos en el animal.
  • Ninguno de los gatos control —sin conjuntivitis— dio positivo para C. felis, mientras que el 20 % de ellos presentaron el herpesvirus felino sin mostrar síntoma alguno.
  • El 7 % de los gatos muestreados presentaron infecciones mixtas por ambos patógenos.

Como hemos podido ver, las principales causas de la conjuntivitis felina son virus y bacterias, los cuales son altamente transmisibles entre miembros de la misma especie. Es por esto que los gatos enfermos deben guardar un periodo estricto de cuarentena al ser diagnosticados.

Por último, cabe destacar que algunas conjuntivitis infecciosas pueden tener su origen en parásitos más complejos. Un ejemplo de ello es Thelazia sp., un nemátodo que puede infectar los ojos de diversos animales, entre los que se encuentra el gato. La thelaziosis ocular también produce conjuntivitis.

Causas no infecciosas

Al igual que los seres humanos, los gatos también son sensibles ante ciertos compuestos químicos y sustancias presentes en el aire. Algo tan anecdótico como una mota de polvo que se infiltre en el ojo de tu mascota puede generar un cuadro de conjuntivitis esporádico.

Cualquier cosa que pueda entrar en contacto con los ojos del gato es un posible riesgo: champús, esporas o microarosoles de ambientadores pueden son ejemplos de ello. Otros eventos que pueden propiciar una conjuntivitis no infecciosa son los siguientes:

  • Traumatismos físicos, como un golpe en el ojo contra la esquina de un mueble.
  • Conjuntivitis alérgica, producida por el roce con alguna planta o sustancia que genere una reacción en el sistema inmune del animal.
  • Como síntoma de un tumor ocular.
Un gato con conjuntivitis tratado con gotas.

Ante la duda, toca ir al veterinario

Como hemos podido ver, las causas más comunes de las conjuntivitis en gatos son los episodios infecciosos, sobre todo aquellos causados por bacterias y virus. Estas enfermedades son muy contagiosas, por lo que aislar al animal afectado y acudir al veterinario con presteza será esencial.

Por otro lado, las causas de la conjuntivitis también pueden ser alérgicas o por estrés mecánico. Estas son más difíciles diagnosticar, ya que el agente etiológico no está tan claro. A pesar de ello, el profesional veterinario te ayudará a descubrir qué está causando el malestar ocular en tu gato.

  • Conjuntivitis, medlineplus.gov. Recogido a 11 de noviembre en https://medlineplus.gov/spanish/pinkeye.html
  • Rampazzo, A. N. T. O. N. E. L. L. A., Appino, S., Pregel, P., Tarducci, A., Zini, E. R. I. C., & Biolatti, B. (2003). Prevalence of Chlamydophila felis and feline herpesvirus 1 in cats with conjunctivitis in northern Italy. Journal of veterinary internal medicine17(6), 799-807.
  • Cat conjunctivitis, Purina. Recogido a 11 de noviembre en https://www.purina.co.uk/cats/health-and-nutrition/symptoms-to-watch-out-for/cat-conjunctivitis