Cinco tipos de labradores y sus características

24 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
Los labradores son perros fuertes y ágiles, con un carácter muy dócil y afable. Aún así, dentro de la misma raza existen diversas variedades con sus características propias.

Los labradores son unos de los canes más populares entre los tutores de mascotas. Su carácter amable y juguetón hace de esta raza un perro ideal para las familias.

A estos perros se les denomina como cobradores de caza (retriever en inglés), porque recuperan las piezas abatidas y las entregan al cazador sin ningún daño. Tienen su origen en Gran Bretaña y existen varios tipos, aunque todos guardan rasgos muy semejantes. Si quieres saber más acerca de las diferencias entre los canes integrantes de esta raza, continúa leyendo.

1. Labrador retriever

Es un perro de constitución fuerte, de unos 56 centímetros de alto y unos 30 kilogramos de peso, con un pecho alto y profundo y unas extremidades anchas y fuertes.

Su cabeza es grande y el cuello robusto. El hocico no es afilado y termina en una trufa grande y redondeada. La mandíbula de los labradores está proporcionada y los dientes encajan bien, de hecho no es una raza propensa a los problemas dentales.

Sus ojos son almendrados y expresan inteligencia y buen temperamento. Las orejas no son largas ni gruesas y se encuentran pegadas a la cabeza. La cola, característica distintiva de la raza, es gruesa en la base y se estrecha hacia la punta. Está recubierta de pelo corto, grueso y denso, dándole un aspecto de «cola de nutria».

Los labradores tienen un carácter muy afable y son perros muy sociables, nada agresivos o tímidos. Suelen ser ágiles y fáciles de entrenar, lo que es perfecto para practicar deporte con ellos. Además, el ejercicio físico y una alimentación equilibrada es muy importante en esta raza, ya que son canes propensos a engordar.

Son perros amantes del agua, así que se puede ir con ellos a playas, lagos y ríos, que no dudarán en darse un chapuzón. Debajo de su pelo grueso y duro hay una capa de vello resistente al agua. Aunque los más comunes son los labradores amarillos, también existen canes de colores negros y chocolates.

Un labrador retriever.

2. Golden retriever

Los golden retriever son muy parecidos a los labradores, los distingue su precioso manto, de color oro o crema, largo y muy suave y liso. Es un perro musculoso y bien proporcionado, con un peso y altura parecidos al labrador. Es dócil, inteligente, amigable, confiado y con una habilidad innata para el trabajo.

Un labrador golden retriever.

3. Cobrador de pelo liso o Flat Coated Retriever

Es de apariencia más delgada que los anteriores, pero aún así conserva la constitución fuerte de los demás labradores, sin ser pesado. La diferencia principal la encontramos en su manto, de color negro o marrón, con el pelo lacio y fino, con flecos en las patas y la cola.

Un cobrador de pelo liso.

4. Cobrador de pelo rizado o Curly Coated Retriever

Lo más destacable es su pelaje rizado, de color negro o marrón. Los rizos son cortos y están pegados a la piel y tiene zonas de pelo liso. Son canes más altos que los labradores y golden retriever.

Las orejas son más pequeñas y su cabeza y hocicos son de la misma largura. Sus rasgos son un poco diferentes a los de otros labradores y así como su carácter, un poco más independiente y reservado, pero no deja de ser un perro amable, valiente y enérgico.

Uno de los labradores cobrador de pelo rizado.

5. Cobrador de Nueva Escocia

Este tipo de labrador se desarrolló en Nueva Escocia, como su nombre indica, a principios del siglo XIX para engañar, atraer y cobrar las aves acuáticas. Es un gran nadador y cazador.

Tiene un carácter muy juguetón y es el juego el refuerzo positivo que utilizan con ellos para cazar aves. Sus rasgos son diferentes al resto de labradores, por ejemplo su cabeza no es amplia y redondeada sino que tiene forma de cuña, con el hocico más suave y afilado.

Ya que esta raza fue creada para la caza acuática, se ha seleccionado un pelaje doble resistente al agua, suave y denso. El pelo es liso, menos en la parte posterior del cuerpo donde es ligeramente ondulado. Además, le cuelgan flecos del pelo en la garganta, detrás de las orejas y por las patas.

Los cobradores de Nueva Escocia son más pequeños que el resto de los labradores y su pelo es de color rojizo o anaranjado, con marcas blancas y flecos de color más claro.

Uno de los labradores cobrador de Nueva Escocia.

Estos son todos los tipos de labradores reconocidos por la Federación Cinológica Internacional (FCI). Los primeros son los más conocidos, pero todos comparten un aspecto y carácter bastante parecido. Sus preciosos rasgos físicos y amable temperamento los convierten en una compañía canina envidiable.

  • Federación cinológica Internacional. Perros cobradores de caza.
  • Miranda, A. P. (2010). Psicología y aprendizaje del adiestramiento del perro. Ediciones Díaz de Santos.