¿Cómo afecta la polución a los pájaros?

22 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Las aves son los primeros animales en verse afectados por la polución ambiental. ¿Sabías que desarrollan enfermedades respiratorias mucho antes que los seres humanos?

Los distintos tipos de contaminación que producen los seres humanos no solo les afecta a ellos, también a los seres que viven alrededor. Algunos de los animales más afectados son las aves, y no solo aquellas que viven en núcleos urbanos. Muchas formas de polución están condicionando a los pájaros en su conducta, su salud, su forma de comunicarse e incluso su genética.

Estos animales son mucho más sensibles a los cambios en el ambiente que las personas, de ahí que se utilizaran en las minas para reconocer la falta de oxígeno en el aire. Por esta razón, los pájaros también son utilizados como bioindicadores para evaluar la salubridad del aire que respiramos, entre otros parámetros.

Polución ambiental: ¿cómo afecta a los pájaros?

Cuando se habla de la contaminación del aire y de sus efectos sobre la salud, el objeto de estudio siempre suele ser el ser humano. En estos casos, las aves y cómo les afecta a ellas siempre ha sido un tema ignorado.

Este hecho es muy importante, ya que hace poco años se descubrió que los pájaros sufren las consecuencias de la polución mucho antes que las personas. De esta forma, pueden ser usados como bioindicadores de la calidad del aire mucho antes de que los humanos comiencen a enfermar.

Una vez comenzaron a estudiarse los efectos de la polución en los pájaros, se evidenció que varias especies habían visto mermadas sus poblaciones en los alrededores de las fábricas metalúrgicas de muchas ciudades. Entre las principales consecuencias de la contaminación del aire sobre las aves se encuentran:

  • Enfermedades respiratorias.
  • Aumento de los niveles de estrés.
  • Sistema inmunológico deficiente.
  • Éxito reproductivo reducido.

Para entender las causas de tales evidencias, primero se debe atender a la respiración de las aves. Al contrario que el resto de animales vertebrados, los pájaros no necesitan inspirar y espirar para tomar el oxígeno y expulsar el dióxido de carbono y otros subproductos.

Unos patos nadando entre basura.

¿Cómo funciona la respiración en las aves?

Las aves tienen en su cavidad torácica unas estructuras que comparten con los ya extintos dinosaurios: los sacos aéreos. La mayoría de especies presentan nueve sacos, algunos anteriores y otros posteriores, que se llenan de aire al respirar. Cuando un ave inhala, el aire que entra llega primero a los sacos posteriores y después a los pulmones y sacos anteriores.

Una vez que el intercambio gaseoso se produce en los pulmones, los sacos anteriores expulsan el aire. Al mismo tiempo, los pulmones vuelven a llenarse con el aire almacenado en los sacos posteriores.

De esta manera, la eficiencia respiratoria en las aves es muy alta, algo totalmente necesario para el vuelo. Sin embargo, el aire viciado y contaminado pasa mucho más tiempo de lo normal dentro del cuerpo, lo cual acelera el desarrollo de enfermedades.

Cambios en la dieta de las aves debido a la polución

Aunque puede resultar evidente, las aves no son las únicas afectadas por la contaminación del aire y del agua. Muchas de las especies de pájaros que conviven con los humanos en las ciudades son insectívoras, algunas muy especializadas en ciertos tipos de insectos.

La biodiversidad de artrópodos en las urbes es cada vez menos rica. El uso de insecticidas y herbicidas hacen que estos pequeños animales tengan cada vez menos alimento y refugio.

Consecuentemente, las aves tienen menos alimento, sobre todo en las épocas reproductivas. Como resultado, la prole crece menos fuerte o directamente las crías fallecen por deficiencias nutricionales graves.

La polución puede afectar a la genética de los pájaros

Muchos contaminantes comunes, al igual que la radiación nuclear, son genotóxicos. Esto quiere decir que pueden afectar y modificar los genes de las especies. No obstante, existe poca información sobre cómo estos productos pueden tener consecuencias sobre la vida silvestre.

En el año 2006, investigadores de la Universidad de Turku (Finlandia) estudiaron cómo la contaminación por metales pesados ​​y la radiación nuclear de bajo nivel tienen efectos directos sobre el genoma de las especies. Para ello tomaron plumas de los polluelos de dos especies de pájaros, el carbonero común (Parus major) y el papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca). 

Los resultados mostraron que el código genético de ambas especies había cambiado en aquellos lugares donde había más contaminación. Esto sugiere que las tasas de mutación del ADN de las aves que viven en lugares con polución es significativamente mayor.

Polución en el agua y sus efectos sobre las aves

El hecho de consumir aguas contaminadas afecta negativamente a cualquier ave, pero las más vulnerables en estos casos son aquellas que viven su vida en los ecosistemas acuáticos como son los ríos, lagos o marismas.

En primer lugar, las plantas y otros animales de los que se alimentan las aves sufren a su vez las consecuencias de la contaminación en el agua. De esta forma, las distintas fuentes de alimento se reducen.

Por otro lado, muchas intoxicaciones químicas, como las producidas por el plomo que procede de la industria, acaban directamente con la vida de los pájaros. En el mejor de los casos, solo supondrán problemas reproductivos.

Una ave haciendo un nido con basura.

En resumen, la polución afecta a todas las especies además de a los pájaros. No obstante, ellos se ven perjudicados mucho más rápido. Este hecho debería servirnos como alerta de que si no cambiamos nuestra forma de conseguir energía y materiales, al final también nos veremos afectados nosotros.

  • Cabrera-Cruz, S. A., Smolinsky, J. A., & Buler, J. J. (2018). Light pollution is greatest within migration passage areas for nocturnally-migrating birds around the world. Scientific reports, 8(1), 3261.
  • Eeva, T., Belskii, E., & Kuranov, B. (2006). Environmental pollution affects genetic diversity in wild bird populations. Mutation Research/Genetic Toxicology and Environmental Mutagenesis, 608(1), 8-15.
  • Ortega, C. P. (2012). Chapter 2: Effects of noise pollution on birds: A brief review of our knowledge. Ornithological Monographs, 74(1), 6-22.
  • Rheindt, F. E. (2003). The impact of roads on birds: does song frequency play a role in determining susceptibility to noise pollution?. Journal für Ornithologie, 144(3), 295-306.