¿Cómo se orientan los animales?

13 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
Los animales se orientan por referencias visuales, olfativas, el sol, las estrellas o el campo magnético. Esto es muy importante para que encuentren sus guaridas y fuentes de alimento.
 

¿Alguna vez te has preguntado cómo son capaces las abejas de encontrar los campos de flores y regresar a su casa? ¿cómo se guían las aves en su migración? ¿cómo se orientan los animales en la naturaleza? Los seres vivos cuentan con un sistemas de navegación para guiarse por su entorno sin perderse por el camino.

La naturaleza es fascinante y no deja de sorprendernos, pues los seres vivos tienen respuestas complejas ante cualquier proceso fisiológico y comportamental. Si quieres averiguar cómo se orientan los animales en el medio, te animamos a continuar leyendo.

¿Cómo se mueven los animales?

La navegación es un movimiento dirigido a un lugar (la madriguera, la zona de cría o un nuevo territorio) Los animales se mueven utilizando pistas o claves para determinar su posición en referencia a ese lugar.

Son varios los tipos de movimientos que puede realizar un animal a lo largo de su vida y en todos ellos utiliza un tipo de guía para orientarse en el medio natural. A continuación, te mostramos algunos de ellos:

  • Kinesis. La kinesis es un movimiento rápido hacia o en contra de un estímulo.
  • Búsqueda de recursos. Estas rutas son erráticas y rápidas y la vuelta suele ser directa.
  • Huida. No está predeterminada, en este momento el sistema autónomo del animal lo conduce a una respuesta rápida y eficaz.
  • Vuelta a casa o homing 
  • Migraciones. Las grandes migraciones tienen un objetivo concreto y ocurren en determinadas épocas del año, coincidiendo con los cambios en las horas de luz diarias.
 
¿Cómo se orientan los animales?

Niveles de habilidad navegadora

Existen distintos tipos de habilidad navegadora en el reino animal, de más simples a más complejos, que realizan desde los insectos hasta los grandes mamíferos.

Las hormigas no utilizan referencias externas para volver a casa

Los mecanismos de navegación más simples no requieren referencias del medio como pistas para orientarse, el animal se basa en los pasos que ya ha dado para guiarse en su camino:

  • Medir la distancia recorrida. Ciertos animales utilizan una especie de podómetro para recorrer distancias, contabilizando los pasos que dan para calcular cuánto han recorrido en sus viajes de ida y vuelta. Las hormigas suelen utilizar este tipo de navegación para salir y volver al hormiguero.
  • Compensar los giros. Consiste en girar cada vez que el animal encuentra un obstáculo y posteriormente compensar este giro para no salirse del camino. También las hormigas (y otros insectos) se basan en este método para hacer recorridos.

La mayoría de animales se guían por su entorno

Observar el entorno ayuda a los animales a situarse en el medio y poder llegar a su objetivo. También encontramos diferentes niveles de complejidad en este tipo de navegación:

 
  • Seguir un camino ya memorizado.
  • Utilizar puntos de referencia visuales, químicos, acústicos o eléctricos.
  • Orientación por memoria visual. El animal busca una imagen visual exactamente igual a la que recuerda.
  • Orientación por compás. Utilizando el sol, las estrellas, la luz polarizada o el campo magnético, los animales sincronizan su reloj biológico interno para integrar el camino y poder orientarse.
  • Navegación verdadera. Es la capacidad de encontrar el objetivo partiendo de un lugar desconocido, sin ayuda de pistas que vengan del lugar de destino y tampoco del viaje de ida. Estos animales crean un mapa cognitivo que presenta la información necesaria para llegar a un sitio concreto a base de las pistas del viaje, la experiencia y su reloj biológico.

El sol, las estrellas y el campo magnético orientan a los animales

La posición del sol y otros astros de noche, la luz polarizada cuando el día está nublado y las líneas de magnetismo terrestre son la referencia de los seres vivos durante sus viajes.

El compás solar: el sol, las estrellas y la luz polarizada como referencia

El compás solar es la orientación basada en la posición solar para determinar su lugar respecto a un objetivo y saber en qué dirección alcanzarlo. El sol está en continuo movimiento, se mueve aproximadamente 15 grados por hora, por lo que es necesario hacer correcciones en el trayecto.

Cuando el sol está en su punto más alto indica la dirección sur. Para viajar de noche es necesario aprender el movimiento de las estrellas en torno a una de referencia que indique el norte.

 

Además, existen cambios en su trayectoria según la latitud y estación del año. Esos cambios son predecibles para los seres vivos, ya que existe un reloj biológico interno que mide el paso del tiempo.

Las aves son capaces de compensar los ángulos respecto al sol cuando vuelan, gracias a su sistema sensorial y su reloj endógeno. Si  el cielo está nublado y no pueden ver el sol, se orientan por la luz polarizada que atraviesa las nubes. La luz sufre la máxima polarización en  un ángulo de 90º con el sol. Según dónde esté localizado el mismo, la dirección del vector de luz polarizada es distinta.

 Por ejemplo, las salamandras y las mariposas monarcas utilizan la luz polarizada como guía en sus movimientos.

Una salamandra sobre un tronco.

El campo magnético puede guiar bajo el mar

La Tierra se comporta como un gran imán, pues existen líneas magnéticas que rodean el planeta y lo dividen en coordenadas. Algunos animales son capaces de percibir e interpretar este mapa de líneas y guiarse por él como si se tratara de una brújula.

El  campo magnético es constante y estable siempre, a no ser que haya una alteración que lo desvíe, por tanto es un sistema de navegación muy útil en un medio donde no existen las referencia visuales, como ocurre bajo el mar. Las aves migratorias, tortugas, mamíferos y otros animales marinos se orientan con este mecanismo en sus migraciones.

 

Los seres vivos se mueven utilizando las pistas que les aporta su medio natural. Estos mecanismo pueden llegar a ser muy complejos y se dan en animales muy diferentes entre sí.

  • Drickamer,L. C,Vessey,S. H. y Jacobs, E. M."Animal Behavior: Mechanism, Ecology, Evolution", Ed. Mc Graw Hill(2002).
  • Breed, M.D and Moore,J.“Animal Behavior” Editorial Academic Press, Elsevier(2011)
  • Goodenough, J., McGuire, B., & Jakob, E. (2009). Perspectives on Animal Behavior. Wiley.
  • National Geographic. Great Migrations