¿Cómo tratar las picaduras en perros?

16 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas
El calor y el buen tiempo atraen a los insectos y estos llaman la atención a los perros, lo cual puede ser una combinación peligrosa. Las picaduras son sucesos comunes, por lo que aquí te mostramos cómo abordarlas.
 

A medida que se acercan la primavera y el verano, surge el temor en los tutores a que los insectos provoquen picaduras en los perros. Esto es debido a que durante estas estaciones del año, diversos invertebrados están más activos que nunca.

Hay que admitir que el riesgo de que los perros u otros animales sufran picaduras es posible. Por ello, conviene saber cómo enfrentarse a este acontecimiento cuando suceda.

¿Cómo actuar ante picaduras en perros?

Los perros son extremadamente curiosos, lo cual hace que en ocasiones se enfrenten a situaciones imprevistas. Una de estas situaciones puede ser un encuentro con algún insecto.

Los insectos no van a entender la curiosidad del perro y si se sienten amenazados, atacarán. Esto acabará provocando que el can aparezca con la zona de la picadura hinchada y rascándose sin parar.

Cuando esto ocurra, ante todo, hay que mantener la calma pero estar alerta. Normalmente, este tipo de experiencias se quedan en un susto, pero siempre es conveniente vigilar al can por si hubiera complicaciones.

¿cómo actuar ante una picadura de perro?

¿Qué insectos pueden provocar la picadura?

Puede que los primeros invertebrados que nos vengan a la mente sean las avispas y las abejas. No obstante, no son los únicos insectos a los que se pueden enfrentar los perros. Otros insectos causantes de picaduras en perros pueden ser las moscas y los mosquitos. Por otra parte, también pueden encontrarse ante arañas.

 

Existen candidatos más peligrosos, como las pulgas o las garrapatas. Las picaduras de estos dos insectos son peligrosas porque pueden complicar los síntomas.

La picadura de las pulgas se caracteriza por causar una leve hinchazón de la zona y picor. Si el can es alérgico a su picadura, el picor puede ser tan intenso que cause complicaciones, como la aparición de infecciones en la piel.

Por otro lado, las garrapatas son vectores transmisores de diferentes enfermedades como la enfermedad de Lyme. No es la hinchazón de la picadura lo que debe preocupar, sino la posible transmisión de enfermedades.

Cómo tratar las picaduras en perros

En el momento en el que se observe que el perro ha recibido una picadura (y esta no sea grave), pueden seguirse los siguientes consejos.

Hielo para combatir la hinchazón

No será sencillo aplicar hielo envuelto en un pañuelo al can que ha recibido la picadura. Sin embargo, esta técnica es de las más empleadas para combatir la picazón.

Esto es debido a que gracias a la aplicación de frío, se descongestionará la zona. De esta manera, se logrará controlar el picor y que el perro se tranquilice.

Lavar con agua y jabón

Uno de los riesgos de las picaduras es que la zona se infecte. Por ello, conviene lavar la zona con agua y jabón. Hay que aplicar abundante agua y jabón en la región de la picadura. También es esencial tener el cuidado de retirar todo el jabón de la zona.

Vigilar al perro

Hay que estar atento al perro, por si pudiera manifestar diferentes síntomas que indiquen complicaciones. Si el can empeora, una visita al veterinario se hace obligatoria.

 

Aunque normalmente una picadura de insecto simplemente provoca una leve hinchazón y picor, no siempre es así. En algunos casos, el picor puede empeorar y durar semanas.

En el peor de los casos, el animal puede sufrir un shock anafiláctico, es decir, una reacción muy severa a la picadura. Ante la anafilaxia, la atención debe ser inmediata para aplicar un tratamiento eficaz.

Los síntomas de anafilaxia en perros que pueden poner en sobreaviso son desde vómitos o diarrea, pasando por urticaria y un picor excesivo hasta dificultades para respirar. Otros síntomas pueden ser la inconsciencia o letargo así como el efecto contrario, hiperactividad acompañada de taquicardia.

¿Cómo identificar la gravedad de las picaduras en perros?

Las picaduras no suelen generar complicaciones en los perros, pero siempre hay cierto riesgo. Entre los factores de riesgo se encuentra el lugar de la picadura, pues no es lo mismo que sea en una pata que la garganta o dentro de la boca.

Si el insecto ha picado al animal en la garganta o dentro de la boca, es una situación seria. Solo un veterinario sabe cómo actuar correctamente ante estos casos, ya que si el insecto ha inyectado veneno puede provocar reacciones alérgicas.

Además, si el can es alérgico a la picadura de algún insecto concreto, es necesario tener un botiquín de urgencias. En él, habrá una inyección para combatir la reacción alérgica, pero aún así, hay que llevar el perro al veterinario para que valore la situación.

 

Otro riesgo importante es el número de picaduras que puede recibir el perro. Cuanto mayor sea este número, más complicada será la sintomatología y el tratamiento.

Un perro con garrapatas en la piel.

En definitiva, hay que estar atento si el perro recibe una picadura, vigilando los síntomas que este manifieste. Además, nunca hay que recurrir a remedios caseros que puedan complicar la situación.

El consejo y atención de un veterinario en estos casos es indispensable para evitar complicaciones. Por ello, siempre acuda ante un experto que sepa cómo afrontar la situación, ya que cada animal puede reaccionar de manera diferente.