¿Cuándo se debe hacer una orquiectomía en perros?

10 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Muchos tutores tienen dudas a la hora de esterilizar a su mascota. Hoy hablamos sobre cuándo deben castrarse a los perros.
 

Una de las cirugías más comunes realizadas en las clínicas veterinarias es la orquiectomía en perros. Esta consiste en la extracción total de los testículos o gónadas masculinas, lo que impide que el animal pueda reproducirse. Más comúnmente, en lugar de este término, suele utilizarse el de castración o esterilización y se deja orquiectomía para el uso veterinario o científico. 

Las razones por las que los tutores deciden esterilizar a sus mascotas pueden ser muy variadas. Incluso, muchas personas jamás permitirían que su perro fuera castrado. Sin embargo, existen circunstancias en las que la orquiectomía en perros es crucial para el bienestar del animal.

¿Has esterilizado o esterilizarías a tu mascota? ¿crees que existen edades en la que la orquiectomía en los perros es más segura que en otras? Si quieres saber las respuestas a estas preguntas y más información sobre este tema tan particular, te animamos a seguir leyendo.

Orquiectomía en perros: un método de control poblacional

Hoy en día, la principal razón por la que las personas esterilizan a sus mascotas tiene una connotación cultural. Cada vez más, los perros son vistos y entendidos como miembros de la familia y como seres sintientes. Por esta razón (y algunas otras), dejar vagar libremente a la mascota no está bien visto, mucho menos que pueda reproducirse libremente y queden, en algunos casos, las crías abandonadas a su suerte.

El hecho de que en muchos lugares del mundo no existan poblaciones de perros callejeros es gracias al control poblacional a través de la castración y la adopción responsable.

 

De este modo, las protectoras animales suelen esterilizar a sus perros de forma sistemática para evitar la reproducción, ya sea dentro de la misma protectora o cuando el animal se vaya con sus nuevos tutores.

Cuando llega el momento de adoptar un perro, ya sea en una asociación, recogerlo en la perrera o incluso cuando es comprado a criadores reconocidos, en ocasiones el animal está intacto.

Esto suele ocurrir mucho con los cachorros, los animales de perrera y, por supuesto, cuando se compran. En este caso, los tutores deben decidir si esterilizar o no al perro o si es mejor esperar a que crezca.

Orquiectomía en perros.

Edad ideal para realizar una orquiectomía en perros

¿Te preguntas cuándo es el mejor momento para esterilizar a tu mascota o si la orquiectomía en perros es la mejor opción? En principio, castrar o no a un perro debe ser una decisión personal, aunque siempre bien documentada y avalada por un profesional veterinario. La castración puede ser muy beneficiosa en muchos casos pero, a veces, también puede ser negativa para el perro.

Si estás decidido a esterilizar a tu mascota debes saber que cualquier edad es apropiada. Se sabe que los perros castrados en torno a los dos meses de edad, más tarde continúan con su crecimiento normal sin afectar en ningún caso a los huesos o músculos. 

 

Además, la orquiectomía en perros muy jóvenes facilita la técnica quirúrgica por la cómoda accesibilidad a los testículos, las cicatrices curan mucho más rápido y, en general, el perro vuelve antes a su vida normal.

Por otro lado, si has adoptado a un perro mayor pero este se encuentra en perfecto estado de salud para someterse a una pequeña cirugía, no existiría ningún inconveniente. De hecho, muchos tutores deciden esterilizar a sus perros machos cuando son adultos para corregir problemas de conducta.

No obstante, la castración no soluciona los problemas de este tipo, ya que suelen derivar de desórdenes psicológicos como el estrés crónico o la mala gestión del autocontrol. En resumen, la orquiectomía en perros es una opción fantástica siempre y cuando un veterinario considere que el animal está en perfectas condiciones de salud.

Tumor de testículos en perros

A pesar de que en la mayoría de los casos la orquiectomía en perros es una decisión personal, en ocasiones deja de serlo. En esos momentos, castrar al can supone un recurso veterinario crucial para salvaguardar la salud del animal. Uno de estos casos es el cáncer testicular en perros.

Aunque el cáncer de testículos no es el más común de los tumores en perros, si aparece y no se toma ninguna medida, puede acabar con la vida del animal. La mejor opción ante esta situación es la extirpación total de ambos testículos. No obstante, también puede usarse la quimioterapia que, según los estudios, solo reduce el tumor en un 50 % y es un proceso muy costoso.

 
Un perro con un tumor testicular.

Criptorquidia en cánidos

Otra razón para realizar una orquiectomía en perros es la presencia de criptorquidia. Esta condición en los canes es de origen hereditario y se da cuando uno o los dos testículos no descienden al saco escrotal y quedan dentro del abdomen.

La alta temperatura dentro del cuerpo provoca que los testículos no se formen correctamente y al final terminen atrofiados y con una alta probabilidad de volverse cancerosos.

Ante esta situación, los veterinarios suelen recomendar la castración completa del perro, aunque uno de los testículos se encuentre en el lugar correcto. Esto se debe a que, al ser una condición hereditaria, si el perro se reproduce toda su descendencia masculina sufrirá criptorquidia.

Como hemos visto, un can puede ser castrado en cualquier momento, siempre y cuando no se vea afectada su salud. Las enfermedades que comprometen a los órganos sexuales suelen tener como solución la orquiectomía en perros. De cualquier manera, siempre es mejor pedir información al veterinario de confianza antes de decantarse por cualquier procedimiento quirúrgico.

 
  • Bryan, J. N., Keeler, M. R., Henry, C. J., Bryan, M. E., Hahn, A. W., & Caldwell, C. W. (2007). A population study of neutering status as a risk factor for canine prostate cancer. The prostate, 67(11), 1174-1181.
  • Eslava, P., & Torres, G. (2008). Neoplasias testiculares en caninos: un caso de tumor de células de sertoli. Revista MVZ Córdoba, 13(1), 1215-1225.
  • LeRoy, B. E., & Northrup, N. (2009). Prostate cancer in dogs: comparative and clinical aspects. The Veterinary Journal, 180(2), 149-162.
  • Mattos, M. R. F., Simões-Mattos, L., & Domingues, S. F. S. (2000). Cryptorchidism in dog. Ciência Animal, 10(1), 61-70.
  • Stubbs, W. P., & Bloomberg, M. S. (1995, February). Implications of early neutering in the dog and cat. In Seminars in Veterinary Medicine and Surgery (small animal) (Vol. 10, No. 1, pp. 8-12).