Cuatro alimentos con probióticos para perros

23 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas
Los alimentos con probióticos han llegado para quedarse, pues incluso se contempla su introducción en la dieta para mascotas.

En la actualidad se han puesto de moda los alimentos con probióticos para perros. Esto se debe a que diversos estudios  han descubierto que estas comidas aportan numerosos beneficios, tanto en humanos como en otros animales. Un balance de la flora intestinal es esencial para el bienestar individual, y desde luego, esta regla se aplica también a las mascotas.

¿Conoces el papel de los probióticos en el organismo? A continuación, indagaremos un poco más sobre los alimentos con probióticos y cuáles pueden ser administrados a los perros.

Los prebióticos son distintos a los probióticos

En primer lugar, es imprescindible saber diferenciar los prebióticos de los probióticos. Ambos son beneficiosos para el organismo, pero su repercusión y composición son distintas.

Los probióticos son microorganismos vivos cuya presencia resulta beneficiosa para el balance de la flora intestinal del organismo. Normalmente, se incluyen en la alimentación a través de preparados.

Por otro lado, los prebióticos no son microorganismos, sino que se trata de azúcares complejos. Actúan como el combustible de las bacterias saludables del intestino y reducen el crecimiento de organismos patógenos.

Con los probióticos se ingieren directamente microorganismos beneficiosos, mientras que los prebióticos fomentan la proliferación de los ya presentes en el tracto gastrointestinal.

¿Cuál es su papel y cuándo se usan?

Por lo general, estos microorganismos forman parte de la microbiota del cuerpo. No obstante, factores como un tratamiento con antibióticos o el estrés pueden reducir su presencia en el organismo afectado.

Esto, a su vez, favorece la proliferación de bacterias u otros microorganismos nocivos. De esta manera, el organismo se vuelve más vulnerable a las infecciones de origen alimentario. El papel de los probióticos es mantener el correcto funcionamiento intestinal. Teniendo en cuenta su función, su presencia equilibrada es esencial en el organismo.

En cuanto a su consumo, se recomiendan ante desórdenes digestivos provocados por estrés. También suelen aconsejarse cuando se han administrado antibióticos, ya que estos medicamentos desequilibran la flora.

¿Qué géneros son los más empleados?

En cuanto a los géneros más empleados, pertenecen a diferentes bacterias: Lactobacillus, Lactococcus o Bifidobacterium.  No obstante, los  productos con probióticos pueden incluir otras especies de origen no bacteriano, como el hongo Saccharomyces spp.

Criterios para un buen probiótico

Al desempeñar una función tan indispensable en el organismo, los probióticos tienen que cumplir una serie de requisitos. Estas condiciones identifican a un buen probiótico, que puede ser ingerido sin consecuencias negativas:

  • Todas las cepas que sean usadas tienen que haber sido clasificadas como cepas no patógenas. De esta manera, el complemento administrado es seguro para el organismo.
  • Los microorganismos deben presentar resistencia para sobrevivir en el tracto digestivo y el ecosistema intestinal. El sistema digestivo tiene unas condiciones de vida muy complicadas.
  • Deben estimular el sistema inmune. Varios estudios relacionan la presencia de probióticos con la regulación del sistema inmune y la protección frente a algunas enfermedades.
  • Deben sobrevivir durante todo su proceso funcional y apoyar a la microbiota intestinal ya existente en el organismo.
El yogur de kéfir es un probiótico.

Cuatro alimentos con probióticos

A continuación, te enumeramos cuatro alimentos con probióticos que pueden ser beneficiosos para tu perro. Estos no son los únicos existentes, pero pueden suponer un buen punto de partida para acostumbrar al animal a estos microorganismos.

1. Pienso con probióticos

Con respecto a los piensos con probióticos, el mercado ofrece una amplia variedad de productos. Normalmente, los probióticos se encuentran integrados dentro de la fórmula alimenticia y se muestran en diferentes formatos.

No obstante, actualmente no existe una regularización clara sobre el tema. Además, tampoco hay estudios fehacientes que demuestren la efectividad de los alimentos con probióticos en canes domésticos.

2. Yogur

El yogur es de los pocos, por no decir el único alimento, que lleva integrados probióticos en su fórmula natural. En cuanto a la forma de administración de los probióticos en forma de yogur, esta puede variar según la preferencia del can.

Normalmente, el yogur suele mezclarse con el pienso o el paté y se tritura todo junto. Otra opción bastante utilizada es añadirlo directamente encima de la comida del perro.

3. Kéfir

El kéfir es un producto obtenido a partir de la fermentación láctica que puede contener probióticos. Además, parece ser que esta leche fermentada puede presentar mayor proporción de probióticos que los yogures.

4. Suplementos alimenticios

Actualmente, la forma más segura y eficaz de ingerir probióticos son los suplementos alimenticios. Estos medicamentos han sido probados y testados para asegurar su funcionalidad. Asimismo, pueden encontrarse en una gran variedad de formatos en el mercado. Los más comunes son pastillas, pero también se pueden administrar en forma de cápsulas, en polvo, etc.

Eso sí, es necesaria hacer una aclaración: nunca pueden administrarse probióticos de humanos a animales. Aunque el sistema digestivo es similar, solo deben utilizarse aquellos específicos para cada especie.

¿Los alimentos con probióticos son beneficiosos para tratar enfermedades?

Algunos estudios han demostrado el beneficio de los probióticos en el tratamiento de algunas enfermedades. Una de las patologías estudiadas es la enfermedad del intestino irritable. En esta enfermedad se ha observado una deficiencia tanto de bifidobacterias como de lactobacilos. Tras administrar suplementos con lactobacilos, se ha reducido la sintomatología del paciente.

Pese a la realización de estudios sobre la eficacia de los probióticos en gatos y perros, no hay resultados concluyentes. Debido a que las evidencias observadas varían de unas investigaciones a otras, aún es necesario seguir estudiando su papel.

Un perro pomeranian que come yogur.

En conclusión, los alimentos con probióticos para perros están adquiriendo una gran relevancia. No obstante, la oferta actual debe mejorar para que su administración se considere beneficiosa para el animal.

Esto es debido a que los probióticos son muy sensibles en ciertas condiciones ambientales. Por ello, en la actualidad el principal objetivo es desarrollar nuevos alimentos con probióticos efectivos específicos para perros.

 

  • Probióticos en los alimentos: Propiedades saludables y nutricionales y directrices para la evaluación. Estudio FAO Alimentación y Nutrición (ISSN 1014-2916). Recogido a 7 de septiembre en: http://www.fao.org/3/a-a0512s.pdf
  • Oral Administration of Compound Probiotics Improved Canine Feed Intake, Weight Gain, Immunity and Intestinal Microbiota. Front Immunol. 2019; 10: 666. Recogido a 7 de septiembre en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6454072/