Cuatro tipos de alacranes

16 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
Los alacranes o escorpiones son arácnidos que destacan por sus grandes pinzas y un aguijón capaz de inyectar veneno.

Los alacranes o escorpiones son un orden de artrópodos fáciles de identificar por sus grandes pinzas y su cola acabada en un aguijón, que puede ser venenoso para el ser humano.

Hay mucha variedad dentro del grupo de los alacranes, pues existen más de 2000 especies diferentes y van de una escala de menos de 10 milímetros a más de 20 centímetros de longitud. Descubre con nosotros la variedad dentro de este exótico orden en las siguientes líneas.

¿Cómo identificar a un alacrán?

En primer lugar, es necesario acotar que los alacranes no son insectos, ya que pertenecen a la familia de los arácnidos. Se tratan de una serie de invertebrados alargados que están recubiertos por un fuerte esqueleto de quitina.

Su cuerpo se reparte en dos grandes segmentos, el prosoma y opistosoma. A su vez, el prosoma se divide en seis segmentos. El primero incluye a la cabeza, los quelíceros o piezas bucales, pedipalpos o pinzas y patas. Por otro lado, el opistosoma se divide en trece segmentos unidos entre sí. En esta región se encuentran los órganos y terminan en el aguijón.

Un alacrán sobre un fondo blanco.

Las pinzas o pedipalpos son lo más característico de estos animales, junto su aguijón final:

  • Los pedipalpos, como el resto de zonas corporales, también están segmentados. Las pinzas en sí están formadas por los dos últimos segmentos y tienen función tanto prensil como sensorial.
  • El último segmento de la cola (telson) contiene una glándula venenosa y el aguijón, con el que el escorpión inocula el veneno de su glándula.

¿Dónde habitan los alacranes y cuántos tipos existen?

Los alacranes habitan por todo el planeta, pero en cada zona nos encontramos especies diferentes. Suelen habitar los terrenos arenosos o rocosos, aunque existe una minoría arborícolas y carvernícolas.

Los escorpiones se dividen en unas 20 familias distintas, pero la más numerosa es Buthidae, con más de 800 especies. Estos son algunos de los tipos más conocidos.

1. El escorpión rojo indio (Hottentotta tamulus)

Es un pequeño alacrán que habita las zonas de la India, Pakistán y Nepal. No llegan a superar el centímetro de longitud, son de color naranja oscuro con zonas grises. Por su veneno y los casos de mortalidad anuales, se considera la especie de escorpión más venenosa del mundo.

Uno de los tipos de alacranes.

2. El escorpión emperador (Pandinus imperatur)

Habitan en desiertos y selvas tropicales de África Occidental. Es uno de los alacranes más grandes del mundo, mide aproximadamente 21 centímetros y es de color negro brillante.

La especie es tan popular en el comercio de las mascotas, que las capturas de los ejemplares salvajes ha provocado su inclusión en el convenio CITES. Su picadura no es tan venenosa como el anterior, pues sus efectos son semejantes a la picadura de una abeja.

Un Pandinus imperator en su refugio.

3. Escorpión dorado o escorpión de uñas grandes (Scorpio maurus)

Como indica su nombre, es un escorpión de color amarillo claro, pequeño tamaño —unos 75 milímetros— y que vive en zonas desérticas, donde es capaz de excavar túneles de más de un metro de profundidad, razón por la cual prefiere un ambiente húmedo y oscuro. Su picadura es muy dolorosa, pero no es letal para personas sanas.

Otro de los tipos de alacranes.

4. Escorpión de cola gruesa (Androctonus australis)

Se le llama así por el grueso de su cola, aunque el resto de su cuerpo también tiene una apariencia abultada. Es un alacrán de mediano tamaño, de unos 10 centímetros y color amarillo. Se oculta bajo las piedras de las zonas desérticas del norte de África e incluso entre ladrillos de edificios. Su picadura es peligrosa, por lo que conviene evitarlos.

Un escorpión de cola gruesa.

Características más destacables de los alacranes

Los alacranes o escorpiones también tienen otras características destacables, presentan unos órganos exclusivos llamados peines o pectenes con los que exploran el terreno y reconocen al otro sexo. Gracias a los peines se pueden identificar especies diferentes de alacranes.

Los tricobios, presentes también en otras especies de arácnidos, también son órganos sensoriales con los que estos animales pueden localizar a sus presas.

Otra de las singularidades de los escorpiones es la fluorescencia bajo luz ultravioleta, característica resultado de una forma de protección solar, pues los antecesores de los escorpiones eran marinos.

Son animales solitarios, nocturnos  y producen veneno, que utilizan como mecanismo de defensa y predación.

La inmensa mayoría de los venenos de alacrán es inocua para el ser humano, aunque existen algunas especies mortalmente peligrosas. El veneno de escorpión contiene diferentes sustancias químicas, que varían por especies y cuyos efectos son muy diversos, pues su toxicidad no tiene relación con el tamaño del animal.

Aguijones de alacranes.

El veneno de muchas especies es investigado en medicina por su potencial para el tratamiento de enfermedades como el cáncer, por lo que diversos fuentes se abren con el estudio de estos artrópodos.

  • Revista IDE@ - SEA, nº 18 (30-06-2015): 1–17.
  • Escorpionpedia.