Cuatro juegos para estimular el olfato en perros

31 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Los trabajos de olfato deberían ser tan importantes para nosotros como lo es sacar a pasear al perro. Aquí te mostramos algunos juegos que estimulan este sentido tan importante en los canes.
 

Del mismo modo que buscamos la mejor alimentación para el perro y lo sacamos a pasear varias veces, también necesitamos buscar juegos para estimular su olfato. Con estos juegos, no se pretende que el animal desarrolle aún más su olfato, ni entrenarlo como se hace con los perros de trabajo, simplemente se busca su entretenimiento. 

Con respecto al momento del paseo, muchos perros se muestran reactivos cuando ven, a lo lejos, otros perros. También, algunos canes han desarrollado ciertos miedos al pasear, lo que podría poner en grave riesgo sus vidas si intentan huir. Con los juegos para estimular el olfato del perro se busca trabajar la autoestima, el autocontrol y además, la confianza que tiene la mascota en su tutor.

Beneficios de los juegos para estimular el olfato en perros

Al igual que los tutores de canes consideran esencial las visitas veterinarias, los paseos, las caricias o la alimentación de sus mascotas, los juegos de olfato deberían formar parte de la rutina diaria de cualquier perro.

Uno de los lugares donde los perros deberían usar más la nariz es en sus rutas de paseo. Por esta razón, es importante que los lugares por donde habitualmente transite el perro vayan variando, así siempre existe la posibilidad de encontrar algún olor nuevo. Si siempre se pasea al perro por el mismo lugar, al final perderá interés.

Los juegos para estimular el olfato en perros persiguen que el animal se canse mentalmente, el cual es el mejor tipo de cansancio, ya que no eleva demasiado el estrés positivo.

 

Con esto no queremos decir que un perro no necesite ejercicio físico, todo lo contrario, pero jugar con otros perros o con una pelota eleva mucho el estrés del animal y, si no maneja correctamente esta situación, se pueden provocar problemas de comportamiento en el can.

Algunas ventajas de los juegos de olfato son:

  • Pueden ayudar a que el perro tire menos de la correa durante el paseo.
  • Son parte del trabajo que debe realizarse con los perros reactivos que pueden atacar a otros perros.
  • Aumenta enormemente el nivel de relajación del perro.
  • Determinados tipos de juegos hace que aumente el vínculo entre el perro y el tutor.

A continuación, te mostramos algunos juegos que estimulan olfativamente a los canes.

Un perro oliendo el suelo de su casa.

Buscar premios en una caja

Para poner en práctica este juego, necesitarás ciertos materiales:

  • Una caja de plástico o cartón, lo suficientemente alta como para que el perro llegue con facilidad al fondo.
  • Mantas, ropa, toallas o trapos viejos.
  • Premios apetitosos o pienso habitual.

El método a seguir es el siguiente:

Coge la caja y ve introduciendo en ellas las toallas, trapos o lo que tengas por casa, mientras escondes los premios entre ellas. Es muy importante que el perro esté sentado y tranquilo mientras lo preparas. Para ello, has debido trabajar previamente trucos como “sienta” o “échate”. Tras esto, pídele al can que busque o que ya puede acudir a su comida. 

Con este juego para estimular el olfato en perros, mantendrás a tu mascota entretenida un buen rato. No olvides que debe ser el perro el que determine cuándo dejar de buscar, de forma que trabaje su autocontrol.

 

Trabajar el olfato y el miedo al agua en perros

En esta sección, ofrecemos dos juegos que estimularán el olfato de tu mascota y, además, mejorará su relación con el agua. Esto puede ayudar a que la hora del baño sea menos traumática o que disfrute del mar o río en momentos de viaje.

Juego uno

Material necesario:

  • Almohadilla para lamer de silicona (disponibles en todas las tiendas de complementos para mascotas).
  • Bañera o lugar habitual del baño.
  • Comida húmeda o paté.

Método:

Coloca comida húmeda bien extendida sobre la almohadilla para lamer. Esta suele traer unas ventosas para que puedas pegarla en la pared a la altura de la cara del perro. Invita a tu mascota a entrar en el baño (sin agua, pues la intención no es lavarlo el primer día). Permite que disfrute de su premio durante el tiempo que quiera.

El estímulo del olor de la comida y de poder comerla en un lugar que suele ser negativo, con el tiempo, positivizará el lugar y momento del baño, siempre y cuando se le siga ofreciendo su almohadilla de lamer.

Juego dos

Material necesario:

  • Un barreño o cubo.
  • Agua.
  • Premios apetitosos.

Método:

Llena el barreño con agua, no necesitas mucha, unos cinco centímetros o menos. Podrás aumentar la cantidad de agua conforme el perro se acostumbre a ella. Añade sus premios favoritos y pídele que busque.

El perro tendrá que buscar la comida con la nariz, de forma que la acercará al agua. Deberá, además, meter las patas para sacar el alimento o, incluso, tener que introducir el hocico. Con el resultado positivo de obtener un premio, poco a poco, perderá miedo al agua. Por otro lado, aumentará su autoestima al verse capaz de superar un miedo por sí mismo. 

 

No olvides que el perro es un animal muy complejo con emociones, que si no se tratan correctamente, pueden derivar en problemas de conducta. Estos juegos requieren de paciencia y entendimiento por parte del tutor. No te desanimes.

Juego para estimular el olfato en perros y el vínculo con el tutor

Otra de las cosas que favorecen los juegos de olfato es la confianza que deposita el perro en su tutor. Los canes, como mascotas, necesitan saber que su compañero humano siempre va a estar ahí como un apoyo emocional. El laberinto casero es el juego de olfato ideal para ello.

Material necesario:

  • En este caso, se puede utilizar cualquier cosa que tengas por casa, incluso los propios muebles.
  • Comida apetitosa.

Método:

Crea un laberinto o ruta por toda la casa o parte de ella. Puedes colocar sillas, toallas por el suelo, mesas, cajas…En definitiva, cualquier cosa que se te ocurra.

Ahora, ve situando premios formando un recorrido. Puedes ponerlos bajo las sillas, por las escaleras, dentro de alguno de sus juguetes, etc. Cuando lo tengas listo, anímale a buscar. Recuerda que al principio el recorrido deberá ser más sencillo.

Cuando el perro tenga miedo de pasar por algún sitio, lo puedes ayudar con palabras amables, comida o incluso dándole pistas para que pueda conseguirla. Poco a poco, y tras cada sesión, tu mascota confiará más en ti.

Un perro dándose un baño.
 

Realiza juegos para estimular el olfato en perros antes de pasear

Como hemos dicho, los trabajos de olfato son una forma ideal para desestresar y cansar al perro. Por ello, es muy interesante llevar a cabo las sesiones justo antes de salir a pasear, siempre y cuando consideres que tu mascota tiene ciertos problemas en el paseo.

Asimismo, utilizar sus horas de comidas como momentos de trabajo es una buena opción, en lugar de utilizar premios. De esta forma, conseguirás que la comida sea más motivante y que conseguirla suponga un reto.

 
  • Cal. R. (2019). Pensando en ellos. Ebook Habla con ellos: Educación canina
  • Sampaio, R. A. G., Martins, Y. N. D. F., Barbosa, F. M. S., Franco, C. I. Q., Kobayashi, M. D., & Talieri, I. C. (2019). Behavioral assessment of shelter dogs submitted to different methods of environmental enrichment. Ciência Rural, 49(1).