El cuidado de los cachorros recién nacidos

10 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la veterinaria Érica Terrón González
¿Hay algo más tierno que un cachorro recién nacido? Probablemente no. Por eso, debemos involucrarnos en su cuidado cuando está más vulnerable. En este artículo te mostramos algunas pautas importantes.
 

Siempre se ha dicho que los animales domesticados viven cuatro periodos traumáticos. Esto incluye el nacimiento, el destete, el transporte y el sacrificio. En el caso de las mascotas, los tres primeros son más habituales. Quizá el primero sea el más importante.

El cuidado de los cachorros recién nacidos requiere de gran atención por parte del propietario para asegurar su supervivencia. En caso de que se presenten dificultades, habrá que considerar acudir a un veterinario.

Consejos para los nacimientos en casa

Los cuidados que se proporcionan a los cachorros serán distintos según el momento de su vida. A continuación, te mostramos una serie de consejos generales.

Cuidados a proporcionar nada más nacer

A medidas que los cachorros van naciendo, es importante:

  • Cortar el cordón umbilical a tres centímetros del abdomen.
  • Limpiar las fosas nasales y la faringe de líquido amniótico, por ejemplo con un bastoncillo.
  • Secar vigorosamente su cuerpo, estimulando así el impulso respiratorio.

Una vez hecho esto, los cachorros deben ser examinados de forma exhaustiva, apuntando también su peso corporal. Los neonatos suelen aumentar de peso entre un 5-10 % cada día. El hecho de no alcanzar este índice puede indicar su mala salud.

Los cuidados de los cachorros son múltiples.
 

Cuidados inmediatamente posteriores

Otros aspectos a tener en cuenta serán:

  • La respiración, que debe ser regular y sin ruidos extraños. La frecuencia respiratoria normal en cachorros al nacer es de 15 – 40 respiraciones por minuto.
  • El recién nacido deberá ser examinado en busca de enfermedades congénitas.
  • Su temperatura rectal debería ser de 32 – 34°C en la primera semana de vida. De hecho, la hipotermia es una de las principales causas de mortalidad neonatal.
  • Los cachorros no podrán tenerse en pie nada más nacer, pero deberían estar activos y usar sus patas para arrastrarse.
  • Estos nacen con los ojos cerrados y la separación de los párpados no se produce hasta los 10 – 14 días de vida. La córnea en esta etapa puede parecer ligeramente turbia.

La perra se encargará de todos los cuidados de su camada recién nacida, siempre que le proporcionemos un entorno limpio y seco.

Por ejemplo, lamerá la región perineal de cada cachorro durante las primeras dos – tres semanas para estimular la micción y la defecación. Por eso, durante este primer periodo habrá que cambiar el material de cama con mayor asiduidad.

Alimentación artificial: el verdadero cuidado de los cachorros neonatos

La alimentación artificial ha demostrado ser útil para la supervivencia perinatal. Cuando se contempla esta opción, es esencial formular un sustituto lácteo adecuado. Aunque se han defendido los preparados con leche de vaca, los expertos prefieren utilizar un sustituto disponible en el mercado.

 

Pese a esto, la camada debe permanecer en contacto con la perra (siempre que sea posible) para asegurar un desarrollo social normal. De la misma manera, es esencial que todos reciban el calostro de la madre durante las primeras horas tras el nacimiento. En este calostro se encuentran los primeros anticuerpos que activarán el sistema inmune del animal.

Si no se dispone de calostro, puede ser posible conferir cierta inmunidad mediante la administración oral de plasma preparado (Levy et al., 2001).

Normalmente, los neonatos se alimentan cada 2 – 4 horas durante los primeros cinco días de vida. Es mejor imitar esto también con la alimentación artificial. Después de cada alimentación, es conveniente estimular el área perineal como lo haría la hembra con una toalla húmeda.

La mortalidad perinatal ¿se debe a un mal cuidado de los cachorros recién nacidos?

La asfixia es la causa más común de mortalidad perinatal. Esto se relaciona con el hecho de que la oxigenación del cachorro es más pobre durante el parto porque:

  • Hay una reducción del flujo sanguíneo al útero y, consecuentemente, al cordón umbilical.
  • La placenta fetal se separa de la pared uterina un tiempo antes del parto.

En otros casos, la muerte neonatal se produce por anomalías congénitas, enfermedades nutricionales, traumatismos e, incluso, enfermedades infecciosas.

El síndrome de la muerte súbita

Además de las pérdidas descritas, muchas muertes perinatales se producen sin causa aparente. Este es el caso de la muerte súbita. Si que es cierto que se ha demostrado que los cachorros que se “desvanecen” al nacer tienen menor concentración de surfactante pulmonar.

 
Tres cachorros juntos.

La muerte sí puede deberse a un mal cuidado de los cachorros recién nacidos

Numerosos trastornos reproductivos que afectan a las hembras favorecen la mortalidad perinatal de los cachorros recién nacidos. De manera similar, hay muchos factores de manejo responsables de esta mortalidad perinatal. Todos ellos son responsabilidad nuestra como tutores.

Hoy día de hoy, se han dado avances sustanciales en el estudio y abordaje de estos trastornos. Esto, combinado con un diagnóstico e intervención rápidos, puede mejorar mucho la supervivencia de las camadas.

 
  • King L, Boag A. BSAVA manual of canine and feline emergency and critical care. 2nd ed.