Seis consejos para el cuidado del corazón en perros

09 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Natalia Laguna
La salud del corazón de tu perro es muy importante para que esté feliz y contento. A continuación te detallamos algunos consejos con respecto al tema.
 

Al igual que los humanos, nuestros amigos los perros presentan problemas cardíacos. Seguir estos seis consejos para el cuidado del corazón en perros será esencial para que nuestra mascota viva muchos años con nosotros.

Los problemas de corazón son más habituales en perros mayores, obesos y en ciertas razas. Aún así, esto no quiere decir que los más pequeños estén exentos de problemas. El origen de estas cardiopatías suele ser congénito o por la edad, resultando más complejas las primeras.

Por ejemplo, en razas pequeñas como el bullterrier o el cocker la afección cardíaca más común es la enfermedad valvular crónica, mientras en razas grandes como el boxer y el Gran Danés la cardiopatía más frecuente suele ser la enfermedad de miocardio.

En la mayoría de los casos no somos capaces de apreciar síntomas evidentes cuando nuestro perro tiene alguna insuficiencia cardíaca, por lo que no son fáciles de detectar y hay que estar atentos.

Teniendo en cuenta lo mencionado, será importante cuidar a nuestra mascota para mejorar su calidad de vida y prevenir estos problemas no deseados. Aquí te mostramos algunos consejos en lo referente a la salud cardíaca en perros.

6 consejos para el cuidado del corazón en perros

1. Alimentación

La alimentación es un aspecto muy importante para la buena salud de cualquier perro, y es imprescindible para que presente un corazón fuerte y sano.

Existe gran variedad de piensos en el mercado para cubrir la necesidad alimenticia del animal. Algunos de ellos están preparados específicamente para cardiopatías propias de la especie. Estos alimentos específicos optimizados para el gasto cardíaco contienen proteínas de origen animal (como son la taurina y la carnitina) y bajo contenido en sal.

 

Las recetas caseras con la supervisión de un veterinario también son una buena opción en estos casos. Esta alternativa exige un esfuerzo y constancia de los tutores para ajustarse a los ingredientes y cantidades que la mascota necesita, y es una buena opción para aquellos canes que se muestran inapetentes frente al plato de comida.

2. Obesidad

La obesidad puede desencadenar o empeorar los problemas de corazón de nuestro perro. La clave vuelve a ser (como en el caso anterior) emplear un pienso específico.

En esta situación sería conveniente optar por un pienso bajo en calorías y medir las raciones para adecuarlas a las necesidades de la mascota. En ocasiones los perros se encuentran inapetentes como consecuencia de sus molestias, pero podemos encontrar alimentos sabrosos que ayudarán a que nuestro peludo coma con normalidad.

Cuando alimentemos a la mascota de la casa con ingredientes caseros, deberemos evitar el azúcar a toda costa. Será mejor no darle frutas como la sandía, alimentos altos en carbohidratos o excederse con los premios hechos a base de harinas.

Pienso a rebosar para un perro
A parte de la calidad de los alimentos, la cantidad siempre se tendrá que tener en cuenta.

3. Ejercicio

Que un perro tenga problemas de corazón no quiere decir que no pueda hacer ejercicio, sino que tendrá que hacerlo con moderación y evitando que se canse. Cuando lo veamos jadear será la señal para volver a casa y que así pueda recuperarse.

 

El ejercicio no debe descartarse en absoluto, porque además ayudará a disminuir su peso en los casos de obesidad.

Caminar es un ejercicio físico simple, y es el único que beneficia al cuerpo sin forzar el corazón. Además, también ayuda a revitalizar y limpiar el sistema circulatorio.

4. Visitas al veterinario

Un diagnóstico a tiempo de nuestro veterinario sobre el problema cardíaco de nuestro can siempre será una de las mejores soluciones para este problema.

Los controles periódicos del estado de salud general de nuestro perro pueden ayudar a una diagnosis precoz. Como hemos comentado anteriormente, no son muchos los signos que muestra nuestra mascota frente a estos problemas. Algunos de ellos pueden ser la fatiga, decaimiento, tos nocturna, dificultades respiratorias o hinchazón en el abdomen.

5. Medicamentos

En ocasiones, estas enfermedades del corazón no solo requieren de buenos alimentos y ejercicio para ser sobrellevadas, y deben ser complementadas por medicamentos, que siempre nos recetará nuestro veterinario.

Cuando el problema cardíaco ha llegado a nuestras mascotas suele ser difícil que desaparezca por completo. En estas situaciones, los tratamientos específicos le ayudarán a que haga vida normal.

Perro intenta ingerir medicamentos
 

6. Amor incondicional

Los perros siempre necesitan y piden atención de quienes les rodean. Está probado que los perros que pasan mucho tiempo solos o no reciben suficiente atención presentan signos de ansiedad y/o nerviosismo. Esta situación puede afectar negativamente a la salud del corazón del perro.

Pero ellos no solo piden mimos y atención, aprovechan cualquier ocasión para ofrecernos su cariño. Para que sean animales felices y sanos, es ideal responder con ese mismo amor incondicional que ellos nos dan.

 
Insuficiencia cardíaca, MedlinePlus. Recogido a 2 de Mayo en https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000364.htm Taurina, NCBI. Recogido a 2 de Mayo en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10098250