Descuidos y accidentes que terminan en urgencias por intoxicación

02 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la veterinaria Érica Terrón González
Vivimos en la era digital donde la información está por todas partes. Por eso no podemos permitir que un descuido o la falta de conocimiento se cobren la buena salud de las mascotas.

Muchas de las interacciones habituales entre propietarios y mascotas acaban, desgraciadamente, en urgencias por intoxicación. Se tratan en su mayoría de descuidos y accidentes, errores de cálculo o situaciones que derivan, simplemente, de la falta de información.

Quien más y quien menos, todo propietario sabe qué cosas pueden llegar a hacerle daño a su mascota. El problema es que no existe una verdadera concienciación de cuál es el daño y cómo de grave pueden ser sus consecuencias. Por eso a veces ciertos tutores pecan de descuidados.

Descuidos y accidentes que terminan en urgencias por intoxicación: las mascotas no deben comer chocolate

Las metilxantinas son un grupo de sustancias estimulantes del sistema nervioso central. Destacan la teofilina en el té, la teobromina en el cacao y la cafeína en el café.

En mascotas cobra especial importancia la teobromina, razón por la cual se prohíbe que coman chocolate. Las metilxantinas provocan un aumento patológico de las contracciones musculares, de manera que los síntomas incluyen:

  • Hiperactividad y nerviosismo.
  • Temblores y espasmos musculares.
  • Taquicardia e hipertensión.
  • Vómitos y diarrea.
  • Aumento de la temperatura corporal.
  • Convulsiones, coma y muerte.
Un perro triste ante una tableta de chocolate.

En caso de intoxicación, ¿Cuál sería el tratamiento?

El primer paso sería inducir el vómito para tratar de sacar del organismo del animal todo el chocolate posible, pero solo si el paciente no muestra una disminución de la consciencia. También se puede realizar un lavado de estómago, utilizar carbón activado o laxantes.

Una de las particularidades de las metilxantinas es que, si las consume una hembra preñada, pueden atravesar la placenta. Esto podría causar síntomas de intoxicación también en el feto. De igual manera, pueden excretarse en la leche, por lo tanto el riesgo es doble.

Intoxicación por basura

Se habla de intoxicación por basura cuando existe un consumo periódico de alimentos en mal estado por parte del animal. Estas sustancias tienen una mayor concentración de bacterias descomponedoras que, al entrar en el organismo, liberan sus endotoxinas. Así se produce la intoxicación.

Los síntomas pueden ser muy variados, dependiendo de las bacterias implicadas:

  • Habrán toxinas que alteren la motilidad intestinal, lo que provoca gastroenteritis y malabsorción, es decir, incapacidad para absorber ciertos nutrientes.
  • Otras afectarán directamente al sistema nervioso central, lo que se conoce como neurotoxicidad.
  • Algunas tendrán preferencia por el aparto respiratorio, lo que hará que causen una dificultad respiratoria más o menos grave en el animal.
  • Cualquiera de ellas podrá pasar a sangre y desencadenar un shock séptico muy probablemente mortal.

El Penitrem A, por ejemplo, es una micotoxina presente en los frutos secos enmohecidos. Al ser ingerida actúa como neurotoxina provocando espasmos de la musculatura del cuello y cabeza, incoordinación, convulsiones y muerte.

La toxina botulínica también puede estar presente en alimentos o agua en mal estado. Su pronóstico, si no se trata a tiempo, es bastante grave. De esta manera, dar a las mascotas alimentos podridos puede suponer firmar su sentencia de muerte.

En caso de intoxicación, ¿Cuál sería el tratamiento?

Será un tratamiento paliativo, mediante el abordaje de los síntomas más complejos para estabilizar al animal y asegurar su supervivencia. Entre las prioridades destacan tratar el shock y las convulsiones.

Una vez superado esto, se procederá al lavado de estómago y/o al carbón activado, todo ello acompañado de una terapia antibiótica para contrarrestar el efecto de las bacterias causantes del problema.

Si se sospecha de botulismo, habrá que administrar, además de todo lo anterior, un antídoto específico contra la toxina botulínica.

Cuidado con el uso de plantas medicinales sin prescripción veterinaria

Muchas hierbas se utilizan en medicina por tener una amplia gama de componentes biológicamente activos. Por eso, cuando aparecen efectos indeseados en un animal, es importante preguntar sobre el remedio concreto y sus usos.

Los síntomas asociados a intoxicaciones vinculadas al uso de medicina vegetal pueden ser:

  • Hematológicos y/o cardiacos.
  • Gastrointestinales.
  • Neurológicos.
  • Hepáticos.
  • Renales.

El origen de la planta medicinal también es relevante. Muchas se importan desde países donde la producción agrícola está adulterada con metales pesados o pesticidas, e incluso pueden encontrarse en ellas restos de medicamentos utilizados en el ganado que pace los campos.

El riesgo de intoxicación depende de la dosis, la duración del uso y la presencia de enfermedades preexistentes. Además, existe la posibilidad de que aparezcan reacciones adversas cuando la medicina herbal se combina con productos farmacéuticos tradicionales.

¿Cómo evitar estas urgencias por intoxicación?

Tal y como sucede en la mayoría de urgencias por intoxicación, la clave es la prevención. Para tener una mascota, un animal a nuestro cargo, es necesario ser responsables.

Esto, naturalmente, incluye manejar la información suficiente como para saber qué cosas podrían afectar a su salud. Una vez se disponga de esta información, se puede comenzar a prevenir.

Todos hemos oído alguna vez la frase de «los perros no deben comer chocolate». Lo más seguro es que sean pocos los propietarios que no conozcan esta información y por eso las intoxicaciones son poco frecuentes, pero existen los descuidos y los accidentes.

Lo mismo sucede con la comida en mal estado. Ningún propietario alimentará intencionadamente a su mascota con «basura», pero ¿Cómo sabemos que en la calle no ha comido algo que no debería?

Perros que comen basura.

La respuesta es «vigilando», previniendo, estando atentos y retirando del alcance de los animales cualquier producto que potencialmente pueda suponer un problema.

En cuanto al uso de plantas medicinales, lo mejor es consultar siempre a un profesional, sobre todo si el animal padece una patología grave que ya está siendo tratada con medicina tradicional.

  • Metilxantina [Internet]. Es.wikipedia.org. [cited 18 August 2020]. Available from: https://es.wikipedia.org/wiki/Metilxantina
  • Carbón activado [Internet]. Es.wikipedia.org. [cited 19 August 2020]. Available from: https://es.wikipedia.org/wiki/Carb%C3%B3n_activado
  • Penitrem A [Internet]. Es.wikipedia.org. [cited 19 August 2020]. Available from: https://en.wikipedia.org/wiki/Penitrem_A
  • Daza M, Ayuso E. Intoxicaciones más frecuentes en pequeños animales [Internet]. Madrid: Rev. AVEPA, 24(4); 2004 [cited 14 August 2020]. Available from: https://ddd.uab.cat/pub/clivetpeqani/11307064v24n4/11307064v24n4p231.pdf
  • Amanda Boag., Lesley King. BSAVA Manual of Canine and Feline Emergency and Critical Care, 3rd Edition. British Small Animal Veterinary Association (BSAVA); 2018.
  • Botulismo [Internet]. Who.int. 2018 [cited 19 August 2020]. Available from: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/botulism