El día de la sobrecapacidad de la Tierra

29 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
El planeta Tierra no es capaz de regenerar los recursos al ritmo que los consumimos. Necesitaríamos más de un planeta para satisfacer nuestras demandas actuales.
 

Seguro que has oído hablar del «día de la Tierra» o del «día de la biodiversidad». Estas fechas son necesarias para recordarnos que vivimos en un único planeta y sus recursos son finitos.  El «día de la sobrecapacidad de la Tierra» o Earth overshoot day es otro de los ejemplos para concienciarnos del impacto que provocamos como especie en el planeta.

El día de la sobrecapacidad de la Tierra no tiene una fecha concreta, pues desde 1970 se ha ido adelantando debido a nuestro modelo de consumo. Pero ¿qué representa este día? Descúbrelo aquí.

¿Qué es el día de Sobrecapacidad de la Tierra?

Se le llama día de la sobrecapacidad de la Tierra a la fecha concreta anual en la que que se consumen el equivalente a los recursos que regenera la Tierra en un año.

Esto quiere decir que consumimos los recursos que nos da el planeta a una velocidad mayor de la que la Tierra es capaz de regenerarlos. Este concepto se puede medir a nivel global, de continente, país o ciudad, por lo que la fecha del acontecimiento puede variar por región.

Desde que nació este día el 23 de diciembre de 1970, la fecha no ha dejado de adelantarse. En 1997, consumimos los recursos naturales que la Tierra regenera en un año a finales de septiembre. En 2016 el Overshoot Day se adelantó al 8 de agosto, siguió en este mes en 2018 y el año pasado volvió a adelantarse a finales de julio.

Este año hemos conseguido volver a atrasar la fecha al 22 de agosto de 2020, un pequeño avance, pero que sigue sobrepasando la capacidad del planeta en menos de doce meses.

 

Estos datos quieren decir que necesitamos más de un planeta con las mismas características de la Tierra para abastecer la demanda de recursos para todos los habitantes del mundo.

Calentamiento global y polución.

La sobrecapacidad es distinta por cada país

El consumo no se reparte equitativamente por cada región del mundo. La huella ecológica es la medida del impacto de las actividades humanas sobre la naturaleza y está representada por la superficie necesaria para absorber los impactos de esta actividad y producir recursos.

La huella ecológica mide en hectáreas globales el área de tierra o agua en forma de cultivos, pastos, bosques, ecosistemas acuáticos y aéreos utilizados por el ser humanos para generar recursos y asimilar los residuos producidos por cada población.

Esta huella varía con el modo de vida, pues actualmente los países con más huella ecológica total son China, EE.UU e India. En Qatar las emisiones de carbono per cápita son las más altas del mundo, tres veces más que las de Estados Unidos. Tanto es así, que si cada ser humano emitiese las mismas cantidades que la población de Qatar, la Tierra debería multiplicar por seis sus recursos naturales.

 

Actualmente, los datos globales indican que la población mundial necesitaría 1,6 planetas Tierra para satisfacer la demanda de recursos y la capacidad para regenerarlos. Esto quiere decir que seguimos consumiendo a un ritmo acelerado, acabando con los recursos anuales en menos de un año.

El coronavirus y la huella ecológica de 2020

Los esfuerzos para responder al COVID-19 han demostrado que es posible cambiar las tendencias de consumo de los recursos ecológicos en un corto período de tiempo:

  • Los gobiernos son capaces de actuar con rapidez ante una crisis, tanto en términos de regulaciones como gastos, cuando anteponen la seguridad sanitaria a todo lo demás.
  • Las empresas pueden colaborar de manera efectiva en la búsqueda de un objetivo común cuando la vida de las personas están en riesgo.
  • La población está aprendiendo que las decisiones de uno en todos los niveles tienen consecuencias para todos.

Si llevamos las lecciones que hemos aprendido para luchar contra el coronavirus a la protección de nuestro planeta Tierra, podríamos conseguir grandes resultados y retrasar el Earth overshoot day, evitando la degradación del planeta. Si retrasásemos el día de la sobrecapacidad de la Tierra 4,5 días cada año, en 2050 volveríamos a vivir dentro de los límites del planeta.

A fin de cuentas, la destrucción de la biocapacidad del planeta podría tener consecuencias tan devastadoras (o más) que una pandemia mundial a medio o largo plazo.

Hacia un modelo de desarrollo sostenible

 

Para contrarrestar la sobrecapacidad de la Tierra, hay que mejorar la manera en que producimos, escogemos y consumimos los recursos, sobre todo en las áreas de alimentación y energía.

Casi el 80 % de los terrenos agrícolas se destinan al ganado para producir carne y lácteos; y sin embargo, estos productos animales suministran apenas el 33 % de las proteínas que consumen los seres humanos. La agricultura ocupa el 34 % del área de tierra del Planeta y es responsable del 69 % de las extracciones de agua dulce.

Todo el sistema alimentario genera casi la tercera parte de las emisiones de gases de efecto invernadero y, aún así, lo más contradictorio es que aún hay millones de personas que sufren desnutrición en el mundo.

Contaminación de la Tierra.

Además de la alimentación, es necesario cambiar el modelo de energía basado en los combustibles fósiles e incentivar las energías renovables como la solar, eólica e hidráulica. El petróleo y el carbón son recursos limitados y generan una cantidad de residuos y emisiones insostenibles para el planeta.

 

 

  • Global Footprint Network. Earth Overshoot Day is August 22, more than three weeks later than last year.
  • WWF. Llamamos así al día que el planeta entra en números rojos.
  • WWF. Huella ecológica.