Diferencia entre quimioterapia y radioterapia en los tratamientos para perros con cáncer

25 Septiembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
La quimioterapia y la radioterapia en perros consigue eliminar tumores malignos y retrasar el avance de la enfermedad

La esperanza de vida de las mascotas ha aumentado considerablemente en comparación con décadas atrás, los animales alcanzan cada vez edades más avanzadas y  por ello, son bastante comunes los casos de perros con cáncer. Todavía no se conocen las causas exactas que producen los tumores caninos, pero hay varios factores que juegan un papel importante.

Estos factores pueden ser hereditarios, ambientales y nutricionales. La quimioterapia y la radioterapia son las terapias más utilizadas para tratar el cáncer en perros.

Es vital tener un diagnóstico lo más temprano posible para poder actuar de una manera rápida y eficaz. Por ello, son tan importantes los controles periódicos en el veterinario, sobre todo cuando el animal alcanza cierta edad.

¿Qué es la quimioterapia?

La quimioterapia es el uso de fármacos como tratamiento del cáncer. Estos tratamientos no prometen erradicar al 100% el cáncer, sin embargo aumentan considerablemente la calidad de vida del animal.

La quimioterapia en perros puede utilizarse como tratamiento único o en combinación con otros tratamientos como cirugía o radioterapia. La quimioterapia se usará en las siguientes situaciones:

  • Tumores imposibles de operar debido a su tamaño o localización, por ejemplo si se encuentran cerca de vasos sanguíneos importantes.
  • Tumores con riesgo de metástasis que pueden extenderse por todo el organismo.
  • Previo a cirugía de un tumor para reducir su tamaño y poder extirparlo mediante técnicas quirúrgicas.
  • Tras la extirpación de un tumor. El tumor ya se ha extirpado y con esta quimioterapia aseguramos que no queden en la zona células cancerosas que vuelvan a reproducir el cáncer.
Uno de los perros con cáncer en el veterinario

El tipo de quimioterapia y la forma de administrarlo debe ser estudiado por un veterinario y muy posiblemente debamos acudir a la clínica cada cierto tiempo.

Todos los tratamientos quimioterápicos funcionan atacando a las células que se dividen rápidamente como lo hacen las cancerígenas. Es por ello que no solo se ven afectadas las células de cáncer maligno, sino también las demás células que se encuentran en división en todo el organismo.

La aplicación de quimioterapia en animales suele ser menos lesiva y con menos efectos secundarios que para las personas, ya que el tratamiento es menos agresivo al utilizar dosis más bajas.

Los efectos secundarios ocurren con poca frecuencia y, en caso de aparecer, suelen ser leves y transitorios.

La radioterapia en perros con cáncer

El uso de la radioterapia en animales es bastante más antiguo de lo que creemos, y es que es una técnica que sigue avanzando desde el siglo XIX. Consiste en un tratamiento del cáncer basado en la radiación.

Las radiaciones ionizantes interaccionan con el material genético, y son capaces de dañar a las células, sobre todo aquellas que están en proliferación. Esto quiere decir que, al igual que en la quimioterapia, puede afectar tanto a células cancerígenas como sanas.

El objetivo del tratamiento con radioterapia es destruir el mayor número de células tumorales al tiempo que se minimiza el impacto sobre los tejidos sanos.

La radiación puede ser administrada mediante una fuente externa de radiación o a través de isótopos radiactivos. Debido al uso de equipos de radioterapia también es probable que este tratamiento solo esté disponible en clínicas especializadas.

Extracción de sangre a un perro en el veterinario

La radioterapia en perros está indicada en todos aquellos tumores en los que no es posible operar o los residuales tras una enfermedad. Algunos ejemplos son:

  • Tumores orales.
  • Tumores de la cavidad nasal.
  • Tumores localizados en el sistema nervioso central, como los tumores cerebrales.
  • Mastocitomas, que es el tumor maligno de piel y tejido subcutáneo más frecuentemente diagnosticado en el perro.

Si vamos a comenzar a aplicar quimioterapia o radioterapia a nuestro perro es muy importante que sigamos estrictamente las pautas que nos indique el veterinario para obtener los mejores resultados posibles y ver mejoría en la calidad de vida de la mascota.

  • Conceptos básicos de radioterapia. Portal Veterinaria. CIOVET. Centro Integral de Oncología Veterinaria.
  • Tratamiento de quimioterapia y radioterapia en perros y gatos. Albacora clínica veterinaria.
  • Imveterinaria. La radioterapia veterinaria plantea tratamientos que eran impensables para los animales.