Los dinosaurios carnívoros que habitaron la tierra

27 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Miguel Mata Gallego
Los dinosaurios carnívoros son unos reptiles ancestrales de letales características. Aquí te presentamos a los más representativos.

Los dinosaurios carnívoros, aquellos “lagartos terribles” que moraron la tierra desde el Triásico hasta su desaparición a finales del Cretácico, siguen causando fascinación entre nosotros. Estos enormes saurios que dominaron los ecosistemas terrestres durante millones de años tenían hábitats y formas de vida muy diversos.

Si en otras ocasiones te hablamos de la diversidad de los dinosaurios herbívoros, aquí te descubriremos las fascinantes y temibles especies de dinosaurios carnívoros.

Los feroces amos de la cadena trófica

En el imaginario colectivo, cuando pensamos en dinosaurios carnívoros, acudimos de forma automática a las imágenes que nos han ofrecido películas como Jurassic Park. Esto es, enormes dinosaurios de dientes afilados y muy veloces. Quizá nos sorprenda averiguar que estos atributos no tienen por qué ser así.

Los dinosaurios carnívoros tenían una serie de características que los diferenciaban y les hacían los salvajes y feroces amos de los ecosistemas del Cretácico. La mayoría de estos se clasifican como terópodos, un grupo de dinosaurios muy importante debido a  que son considerados antepasados directos de las aves. Este grupo es de los más tempranos en aparecer y el único con representantes vivos.

Características de los dinosaurios carnívoros

Así, según describen algunas publicaciones, las características que compartirían los dinosaurios carnívoros serían las siguientes:

  • Gran inteligencia: los dinosaurios carnívoros eran los depredadores perfectos. Su enorme cráneo atestigua su gran capacidad de acechar a sus presas y de buscar estrategias de caza. Muchos de ellos cazaban en grupo, lo que aumentaba sus posibilidades de éxito.
  • Bipedismo y tren inferior muy desarrollado: los dinosaurios canívoros eran todos bípedos, lo cual les permitía alcanzar grandes velocidades a la vez que liberaban las garras superiores para la caza. La potencia de sus patas inferiores radicaba en su cadera, mucho más desarrollada que los huesos de las patas superiores.
  • Mandíbulas potentes y  mordida fatal: la potentísima mandíbula de los dinosaurios carnívoros era una de las claves de su dominio de la cadena trófica. Esta tenía una mordida potente, de hasta seis toneladas, equivalente al peso de un elefante.
  • Ojos en posición frontal: esta característica les permitía tener una visión binocular muy desarrollada. Con ella calculaban distancias con exactitud, lo cual era muy útil en el momento de abalanzarse sobre su presa.

En resumen, estos atributos permitían a los dinosaurios carnívoros ser unos excelentes depredadores y estar en la cima de la cadena trófica del Mesozoico. A continuación, detallaremos algunas de las especies más destacadas.

Tarbosaurus bataar

Con 12 metros de largo y un peso de más de una tonelada , este enorme saurio aterrorizó las llanuras asiáticas hace 70 millones de años. Con un gran parentesco con el archiconocido tiranosaurio, destacan sus pequeñas garras superiores con apenas dos dedos. Fue descubierto en el desierto del Gobi, a principios del siglo XX, y algunos paleontólogos consideran que es la “versión asiática” del Tyrannosaurus rex.

Un modelo de tarbosaurus.

Tyrannosaurus rex

Considerado el rey del continente americano, este dinosaurio es probablemente el más conocido del mundo. Durante mucho tiempo, fue considerado el depredador terrestre más poderoso. Con sus 12 metros de largo y sus poderosas fauces, se ha ganado la fama de ser uno de los depredadores más temibles de todos los tiempos.

Era el principal depredador del continente americano justo en el momento en el que desaparecieron los dinosaurios debido al impacto de un enorme meteorito hace 65 millones de años.

Al contrario de lo que se suele pensar,según han descubierto muchos investigadores, el temible Tyranosaurus rex  no era un animal especialmente veloz,  ya que como mucho podía alcanzar unos 40 km/h.

Los T-rex eran dinosaurios carnívoros.

Velocirraptor

El velocirraptor era un dinosaurio de pequeño tamaño y apetito voraz. Con una altura de dos metros, cazaba en pequeños grupos aprovechándose de su gran inteligencia y sus afiladas garras para atrapar a sus presas. Una de las características más sorprendentes de los velocirraptores, que no suele aparecer en películas, era que estaban cubiertos por plumas. Esto ha sido comprobado por algunos estudios.

Renderización 3D de dos velocirraptores.

Spinosaurus aegyptiacus

El Spinosaurus agyptiacus es  el depredador terrestre más grande que haya existido. Este gigantesco dinosaurio campaba a sus anchas en el Cretácico hace unos 100 millones de años.

Esta especie se descubrió en unas excavaciones en Egipto  y su tamaño era de  casi 18 metros. Destacaba su enorme espina o cresta dorsal, con función de termorregulación.

Un modelo de spinosaurus en pose de ataque.

Los dinosaurios carnívoros: un grupo variado

Hemos dado un paseo por los diversos tipos de dinosaurios carnívoros que existen. Como podemos observar, a pesar de compartir algunas características comunes, tienen tamaños y modos de vida muy diversos.

Es necesario remarcar, asimismo, que la clasificación de dinosaurios en “carnívoros” es meramente descriptiva, ya que pertenecen a familias diversas. Aunque todos son terópodos, no todos los terópodos son carnívoros.

Turner, A. H., Makovicky, P. J., & Norell, M. A. (2007). Feather quill knobs in the dinosaur Velociraptor. Science317(5845), 1721-1721. https://es.wikipedia.org/wiki/Tarbosaurus_bataar