Dos usos habituales de la cetrería que quizás no conocías

19 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la veterinaria Érica Terrón González
La cetrería es una práctica de cría de aves que aún hoy en día se somete a debate. Muchos de los aspectos relacionados con ella no gustan a los naturalistas. Sin embargo, no se puede negar que nos resulta útil y, encima, es amiga de la biodiversidad.
 

Los usos habituales de la cetrería se asocian con el ocio y los espectáculos, pero hay toda una historia relacionada con esta práctica ancestral. Esta consiste en cazar o capturar especies voladoras o terrestres mediante el uso de aves rapaces. Para ello, previamente hay un proceso de fidelización del ave con el hombre, mediante reflejos condicionados.

Con el paso del tiempo, el arte de la cetrería se ha ido profesionalizando. En los últimos años, se han descubierto nuevos usos hacia los que dirigir las habilidades de estas aves excepcionales. Dos de estos uso son el control de plagas y el despeje del espacio aéreo.

Control natural de plagas

Debido al impacto que el hombre ejerce sobre la naturaleza modificando su entorno, los animales se ven obligados a readaptarse. Esto supone acostumbrarse a numerosos cambios en su hábitat, y la consecuencia inmediata es la desaparición de muchas especies de las zonas urbanizadas.

¿Cuál es el problema? Que muchas de esas especies desplazadas actuaban como depredadores naturales de otras, que en su ausencia proliferan. Y ahí es donde nacen las ‘plagas’, por ejemplo, de roedores y aves.

Muchas aves, por su comportamiento gregario y alterado, acaban suponiendo un problema en zonas urbanizadas. Pero al parecer animales inofensivos, e incluso simpáticos, no despiertan la misma antipatía que insectos o roedores, aunque supongan, igualmente, una plaga.

¿Qué problema genera la aparición de estas plagas?

 

Los daños producidos en el mobiliario urbano, edificios, monumentos, tierras de labranza, etc., son cuantiosos. Pero la principal razón para su control es el peligro que suponen para la salud pública, ya que pueden trasmitir numerosas enfermedades.

Las palomas, una típica plaga urbana, son portadoras de un gran número de patologías infecciosas y de parásitos externos, además del peligro que supone la inhalación del excremento en forma de polvo microscópico que las aves dejan a su paso.

Entre las enfermedades transmisibles de aves a humanos, se tienen informes de más de 40 patologías.

Algunos ejemplos de plagas abordadas en España mediante la cetrería

En primer lugar tenemos la localidad de Segovia, que utiliza la cetrería como elemento disuasorio y de eliminación de la plaga de estorninos. Se habían intentado ahuyentar utilizando ruidos fuertes, pero todo había sido en vano. Al menos hasta que se recurrió a las aves rapaces.

En segundo lugar, la colocación de nidos para rapaces nocturnas en los campos de cereales. Gracias a esto se consiguen controlar, en cierta medida, las plagas de topillos.

Usos habituales de la cetrería: control de una plaga de topillos
 

Especies escogidas para estos usos habituales de la cetrería

Halcones, águilas y lechuzas son algunas de las especies utilizadas con mayor frecuencia. Son elegidas en función del tipo de ave a controlar y las características de las instalaciones o del terreno.

Ventajas de este método de control de plagas frente a otros

Los métodos más empleados en control de plagas usan venenos, que luego pasan a la cadena alimentaria o afectan a otras especies. El uso de la cetrería en el control de plagas es un sistema no invasivo y respetuoso con el medio ambiente.

La técnica en la que se basa este método de control es la depredación natural. Las aves rapaces vuelan en el entorno afectado, creando un cinturón invisible a los ojos de los hombres, pero que la plaga detecta como señal de peligro.

El uso de la cetrería nocturna evita que la plaga aprenda a prevenir la amenaza saliendo solo por la noche.

El despeje del espacio aéreo

¿Por qué hay aves de presa trabajando en los aeropuertos? Porque la cetrería se usa hoy en día como una alternativa sostenible de control de avifauna en aeropuertos de todo el mundo. Los halcones peregrinos son la especie más empleada para evitar lo que se conoce como bird strike. Este concepto hace referencia a que otras aves sobrevuelen las pistas y choquen contra los aviones.

El uso de aves de caza en aeropuertos.
 

La sola presencia de las rapaces pone a las demás especies en alerta para que abandonen ese sitio al reconocer un posible peligro inminente.

Primera aplicación de esta técnica en España

El fallecido naturalista Félix Rodríguez de la Fuente fue quien propuso la aplicación de esta práctica en el control de avifauna en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz. La idea fue tan efectiva que terminó adoptándose como sistema habitual en muchos otros aeropuertos, no solo de España, sino de todo el mundo.

Una práctica esencial

La cetrería es una actividad cuestionada en muchos ambientes, como lo son otras prácticas de cría de animales salvajes en cautividad, pero también tiene muchos defensores.

Quienes practican esta actividad hacen hincapié en que contribuye a rescatar ejemplares, rehabilitarlos, reintroducirlos en sus hábitats naturales y preservar  la biodiversidad. Además de haber demostrado ser una alternativa ecológica de control efectivo de fauna.