Los efectos de los plásticos sobre el océano

31 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Hacer un repaso por todos los efectos que tienen los plásticos sobre la vida podría ser interminable. Es más, aún se desconocen muchos de ellos.

No importa que hablemos de una playa urbana o de las arenas de una isla paradisíaca: el plástico ha conquistado todos los océanos y sus costas. Da igual dónde te encuentres y el grado de civismo de tus congéneres, pues en este punto, los efectos de los plásticos sobre los océanos pueden ser apreciados en cualquier lugar del planeta. Sin embargo, hay mucho que no podemos ver, porque gran parte de la contaminación se basa en los microplásticos.

Según la iniciativa de National Geographic “Planeta o plástico”, cada año se arrojan más de nueve millones de toneladas de plástico a los océanos. Con este proyecto plurianual, pretenden crear conciencia y reducir el consumo de plástico de un solo uso al mínimo, incluso hacerlo desaparecer. Te invitamos a continuar leyendo para saber más sobre el daño que causan estos contaminantes en la vida marina.

El ciclo del plástico

Una de las cuestiones que más debe preocupar sobre el plástico desechado a la naturaleza es que aún se desconoce su ciclo. No se sabe hasta dónde pueden llegar la micropartículas, ni tampoco hasta qué punto los animales pueden digerirlas y atravesar así las barreras biológicas de las células.

Algunos hechos muy preocupantes sobre el destino del plástico te sorprenderán. Te los mostramos a continuación.

Microplásticos en el agua de lluvia

El Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) es un organismo gubernamental que se dedica a ofrecer información científica sobre todos los peligros que pueden afectar a algún recurso esencial para la vida, por ejemplo el agua.

En el año 2017, científicos de esta unidad tomaron muestras de agua de lluvia en diferentes estados del país. Para su sorpresa, el 90 % de las muestras de agua de lluvia estaban contaminadas con microplásticos.

Una foca enredada en una red de plástico.

Efectos de los plásticos sobre la comida

Como puntualizamos, el ciclo de este compuesto es hasta hoy muy desconocido. Poco a poco, van surgiendo informes sobre detección de plásticos o microplásticos en muchos recursos indispensables para la vida y el bienestar, en este caso la comida.

  • Según las investigaciones llevadas a cabo, la sal de mesa que se consume a diario tiene una concentración de plástico de 60 a 280 micropartículas por kilogramo de sal.
  • Los moluscos bivalvos como los mejillones, las almejas o las coquinas se alimentan filtrando el agua y captando dentro de su cuerpo las partículas alimenticias. No obstante, parece que además del alimento, estos animales capturan los microplásticos.
  • Los crustáceos que forman parte de la alimentación humana también presentan microplásticos en su interior. 
  • Según un informe de Greenpeace del año 2016, muchos peces consumidos por la población humana presentan polímeros plásticos en su interior.
  • El plástico también ha llegado al agua de bebida. Aunque aún se desconoce el origen del mismo (los propios envases o el ambiente), un 83 % de las muestras analizadas de agua potable en diez países contenían fibras plásticas.

Plástico en heces humanas

Como consecuencia de la presencia de los plásticos en la comida, los seres humanos también está ingiriendo estas fibras. Así lo demuestra un estudio que ha encontrado restos de microplásticos en las heces humanas. 

En muchas ocasiones, la falta de conciencia y la ignorancia en las personas pueden llevar a pensar que este consumo excesivo de plásticos, su falta de gestión y otras muchas barbaridades que comete el ser humano no tendrán consecuencias directas para nosotros. Lo cierto es que todos los seres vivos están conectados dentro de un equilibrio muy frágil, así que nosotros no nos libramos tampoco.

Efectos de los plásticos sobre la vida marina

No es necesario ahondar mucho en este tema para detectar que los principales afectados por el consumo de plástico humano son los animales marinos. Los informes aportados por multitud de organizaciones, tanto gubernamentales como libres, muestran que al menos 700 especies distintas de animales marinos han consumido plásticos o se han quedado atrapadas en él.

Como vimos, el ciclo del plástico es desconocido y no se sabe hasta qué punto los animales pueden digerirlo. Estudios realizados con kril, base de la cadena trófica marina, muestran que estos seres son capaces de digerir los microplásticos y reducirlos a nanoplásticos, partículas infinitamente más pequeñas. Los plásticos de este tamaño pueden atravesar barreras biológicas y almacenarse en tejidos vivos.

Como resultado, se prevé que muchísimas especies de animales marinos acaben acumulando microplásticos en sus tejidos cuyas consecuencias son actualmente desconocidas.

Por otro lado, muchas especies, sobre todo aves marinas y los grandes filtradores del océano, acumularán fragmentos de plástico en sus estómagos. Al final, estos animales mueren debido a fuertes infecciones estomacales y a la incapacidad de ingerir el alimento.

Residuos en los huevos de aves marinas, más efectos de los plásticos

Un perturbador estudio realizado por el Servicio Canadiense de Vida Silvestre descubrió residuos químicos en huevos de aves marinas. Esta investigación, llevada a cabo con fulmares boreales (Fulmarus glacialis) en el ártico, halló restos de químicos muy tóxicos en el interior de sus huevos.

Pero, ¿cómo llegan los residuos hasta ahí? La respuesta es sencilla. Cuando restos grandes de plásticos, como tapones de botellas o colillas de cigarrillos, llegan al estómago del ave, comienzan a digerirse muy lentamente sin llegar a continuar nunca por el tracto digestivo. El plástico va liberando toxinas que finalmente llegan al huevo en formación.

Los efectos de los plásticos sobre la vida marina son incontables.

La lucha contra el plástico

Aunque parezca que la contaminación por plástico es algo novedoso que lleva realizándose una década, la realidad no es así. Los vertidos de plástico y la mala gestión de este recurso es un grave problema desde antes de los años cincuenta, cuando nació el plástico de un solo uso.

Por desgracia, aunque cientos de asociaciones no lucrativas e incluso los gobiernos de países occidentales están comenzando un trabajo para paliar el daño cometido a los mares, en otros lugares es diferente. En países menos desarrollados como India, los vertidos diarios de plásticos a los ríos y océanos se cuentan por toneladas.

Los efectos del plástico sobre el océano y sobre toda la vida de este planeta son aterradores. Existe un problema real respecto a estos residuos y si no se crea conciencia, acabaremos malviviendo en un mundo de plástico.

  • Andrades, R., dos Santos, R. A., Martins, A. S., Teles, D., & Santos, R. G. (2019). Scavenging as a pathway for plastic ingestion by marine animals. Environmental Pollution, 248, 159-165.
  • Crespo, C. (octubre 2018). 5 alimentos contaminados por plástico que consumes a diario. National Geographic. Disponible en: https://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/2018/10/5-alimentos-contaminados-por-plastico-que-consumes-diario
  • Crespo, C. (junio 2019). Mil millones de objetos plásticos en el océano para 2020. National Geographic. Disponible en: https://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/2019/06/mil-millones-de-objetos-plasticos-en-el-oceano-para-2020
  • Crespo, C. (febrero 2019). Descubren plástico en el interior de huevos de aves en el remoto océano Ártico. National Geographic. Disponible en: https://www.nationalgeographic.es/animales/2019/02/descubren-plastico-en-el-interior-de-huevos-de-aves-en-el-remoto-oceano-artico
  • Dawson, A. L., Kawaguchi, S., King, C. K., Townsend, K. A., King, R., Huston, W. M., & Nash, S. M. B. (2018). Turning microplastics into nanoplastics through digestive fragmentation by Antarctic krill. Nature communications, 9(1), 1001.
  • Lutz, P. L. (1990). Studies on the ingestion of plastic and latex by sea turtles. In Proceedings of the Workshop on the Fate and Impact of Marine Debris, Honolulu (pp. 719-735).
  • Rummel, C. D., Löder, M. G., Fricke, N. F., Lang, T., Griebeler, E. M., Janke, M., & Gerdts, G. (2016). Plastic ingestion by pelagic and demersal fish from the North Sea and Baltic Sea. Marine pollution bulletin, 102(1), 134-141.
  • Taylor, M. L., Gwinnett, C., Robinson, L. F., & Woodall, L. C. (2016). Plastic microfibre ingestion by deep-sea organisms. Scientific reports, 6(1), 1-9.
  • Wetherbee, G., Baldwin, A., Ranville, J., 2019, It is raining plastic.: U.S. Geological Survey Open-File Report 2019–1048, 1 sheet