Efectos de la sequía en animales acuáticos

11 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Las sequías son un fenómeno natural que acontece en muchas partes del mundo. El problema llega cuando este proceso dura más de lo habitual y los animales comienzan a morir.
 

Cuando pensamos en el agua de la naturaleza, suele venirnos a la mente el lecho de un río, el agua clara y fresca que discurre desde lo alto de la montaña. Hoy en día, en muchos lugares del planeta, estos lechos tienen periodos extensos de falta de lluvia, incluso los hay que hace años que no reciben agua. Los efectos de la sequía sobre el ecosistema en general, los animales acuáticos que dependen directamente de este agua para vivir y sobre el ser humano son muy duros.

En muchos lugares del planeta, como ocurre por ejemplo en Senegal o en algunos estados de Estados Unidos, muchos ríos suelen tener periodos de sequía estacional. Aunque los efectos de la sequía sobre los animales acuáticos en estas regiones son los mismos, al ocurrir de forma periódica y natural desde hace algunos miles de años, los animales han tenido tiempo de adaptarse.

Muchos de estos animales mueren durante los periodos de sequía, pero muchos otros sobreviven gracias a diversas estrategias. Pero, ¿qué ocurre con la fauna en aquellos lugares donde la sequía se prolonga demasiado o no suele ser habitual? ¿Tiene el ser humano la culpa de las sequías? Sigue leyendo para descubrir las respuestas a estas y otras preguntas.

Causas de las sequías

Las sequías son, al fin y al cabo, fenómenos naturales ligados a los procesos meteorológicos típicos del planeta que habitamos. Por esta razón, la gran mayoría de las sequías forman parte de un ciclo natural. El problema reside en que, debido a la aceleración del cambio climático, el aumento de las temperaturas y los cambios meteorológicos que se suceden, las sequías duran más de lo normal.

 

Como consecuencia, diversos animales y plantas están desapareciendo. Además, muchos seres humanos se ven obligados a abandonar el lugar en donde han vivido, debido a la falta total de agua, tanto para consumo como para continuar con los cultivos. Te mostramos las principales causas de las sequías, naturales como antrópicas:

  • Aumento de la temperatura del aire y del suelo.
  • Patrones climáticos clave suelen traer sequías.
  • Disminución de la humedad del suelo debido a la extracción descontrolada de agua de los acuíferos.
  • Incorrecta gestión de los recursos hídricos de los países.
Un pez muerto por efectos de la sequía.

La sequía afecta a los animales y sus hábitats

El agua dulce es uno de los mayores recursos naturales, no solo para los humanos, sino para todos los seres vivos. En porcentaje, todos los organismos, incluidas las personas, están compuestos en gran medida por agua. Esta agua contenida en el cuerpo necesita ser reciclada constantemente, de ahí que necesitemos adquirirla con asiduidad. Una falta total de agua en el medio podría suponer la muerte de todos.

Si pensamos en un pez de agua dulce, puede resultar evidente que sin agua, se mueren con total seguridad. Por sorpresa, muchas especies de peces están totalmente adaptadas a estos periodos secos y son capaces de sobrevivir si solo queda un poco de barro que mantenga su humedad. Este es el caso de los peces pulmonados o dipnoos, aunque no son los únicos. Las pirañas y los peces eléctricos de agua dulce en sudamérica también soportan la sequía. 

 

Como en el caso de los peces, muchos animales terrestres también están adaptados a las estaciones secas. Una de las principales estrategias de ciertos animales para sobrevivir es la migración. Moverse y recorrer miles de kilómetros en masa a otras regiones donde no existe la sequía.

El mayor problema de este fenómeno es que nunca se sabe cuánto va a durar. Si se prolonga en el tiempo de forma exagerada, los efectos de la sequía sobre la fauna silvestre pueden ser terribles. Ni migrar ni aguantar con un poco de barro servirían para nada. Además, la sequía no solo afecta al río, lago o laguna en sí, también a todo el área de alrededor. El ecosistema se seca y las probabilidades de incendios aumentan.

Estas grandes sequías también afectan a ser humano, la propagación de enfermedades infecciosas muy graves, guerras por el agua o la movilización de millones de personas podrían ser algunas de las consecuencias más graves.

Los efectos de la sequía.

Efectos de la sequía en los ecosistemas marinos

Podríamos pensar que los efectos de la sequía solo afectan a los ecosistemas terrestres, pero investigadores de la Universidad de Baylor, en Texas, han descubierto hallazgos importantes. Las fuertes sequías causadas por la aceleración del cambio climático afectan de forma negativa a la calidad del agua salada. Esto se debe a que provocan que los pesticidas y demás químicos vertidos en la superficie terrestre se vuelvan más tóxicos en los océanos.

 

Una de las razones por lo que ocurre esto es que varían fuertemente el pH natural del agua marina. Ciertos compuestos, como el amoniaco, son más tóxicos dependiendo del valor de pH que contenga el agua.

Un cambio en el pH, por sí mismo, ya tiene repercusiones graves sobre los animales acuáticos. Por ejemplo, aquellos animales con un exoesqueleto de carbonato cálcico, como son los corales. Esta variación puede provocar que el material que compone los exoesqueletos se disuelvan en el agua y, como consecuencia, los animales mueran.

Una reflexión necesaria

El agua debería ser el recurso más preciado para todos nosotros, pues sin ella no existiría el clima, los procesos meteorológicos, las corrientes marinas y un sin fin más mecanismos.

Como vimos, la sequía forma parte de los procesos naturales que acontecen en el planeta y que muchos animales acuáticos están totalmente adaptados. Pero cuando la sequía se alarga en el tiempo, la pérdida de biodiversidad y los cambios en el hábitat podrían ser irreversibles.

 

 

  • Bond, N. R., Lake, P. S., & Arthington, A. H. (2008). The impacts of drought on freshwater ecosystems: an Australian perspective. Hydrobiologia, 600(1), 3-16.
  • Gibbons, J. W., Greene, J. L., & Congdon, J. D. (1983). Drought-related responses of aquatic turtle populations. Journal of Herpetology, 242-246.
  • Kinney, E. L., Quigg, A., & Armitage, A. R. (2014). Acute effects of drought on emergent and aquatic communities in a brackish marsh. Estuaries and coasts, 37(3), 636-645.
  • Lake, P. S. (2011). Drought and aquatic ecosystems: effects and responses. John Wiley & Sons.
  • SCIENCE NEWS (2011). Droughts could have affect on marine life. UNITED PRESS INTERNATIONAL.