El ciclo de vida de la mosca doméstica

30 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
La mosca doméstica es una compañera cotidiana en nuestras vidas, pero ¿sabes en qué consiste su ciclo vital? Aquí te lo desvelamos.
 

La mosca doméstica (Musca domestica) es uno de los insectos más comúnmente reconocidos y difundidos en todo el mundo. Debido a que la basura y las heces humanas son su fuente preferida para el desarrollo de larvas, las moscas domésticas están más asociadas con las áreas urbanas. Los sitios predilectos para el desarrollo de larvas son los contenedores de basura, estiércol y mataderos de mamíferos.

Las moscas domésticas se encuentran principalmente en regiones templadas. Son más abundantes durante las estaciones calurosas, pero algunos adultos pueden sobrevivir durante la temporada de invierno en los lugares más cálidos.

Una metamorfosis completa

El ciclo de vida de la mosca doméstica posee cuatro etapas: huevo, larva o gusano, pupa y adulta. Las moscas domésticas tienen una capacidad increíble para reproducirse, sin embargo, su vida útil suele ser corta.

Las moscas domésticas se reproducen a un ritmo extremadamente alto en relación con otras especies de moscas. De hecho, pueden completar su ciclo de vida en tan solo 10 días, por lo que pueden darse hasta 12 generaciones en un verano.

Vosotras, las familiares, inevitables golosas, vosotras, moscas vulgares, me evocáis todas las cosas… 

Antonio Machado, las moscas

Todo comienza con el huevo

Las hembras ponen huevos ovales y blancos sobre heces de animales húmedas, excrementos y basura, preferiblemente expuestos a la luz. Aproximadamente, una hembra pone 500 huevos a lo largo de su vida.

 

La hembra depositará estos huevos en 5 a 6 lotes de 75 a 150 huevos en el transcurso de tres a cuatro días. Los huevos tardan entre ocho y 20 horas en eclosionar.

Especies de moscas: ejemplos

El estado larval

Una vez que los huevos eclosionan, las larvas escarban en las heces con sus dos ganchos bucales y absorben los nutrientes del material. Allí, progresan en la primera de las tres etapas larvarias. Durante esta parte del ciclo de vida de la mosca, las larvas también se conocen como gusanos o imagos.

Los gusanos crecen rápidamente y deben mudar antes de cada etapa larval. Cada una de ellas dura desde tres días (en temperaturas templadas) hasta ocho semanas (en climas más fríos). Las larvas completamente desarrolladas tienen de 1,2 a 1,3 centímetros de largo y son de color blanco amarillento. Sus cuerpos son lisos y brillantes.

La pupa de la mosca doméstica

La etapa larval es seguida por la pupa. Después de su tercera muda, las larvas se enterrarán profundamente en la sustancia de la que se han estado alimentando. Las larvas prefieren las heces de cerdo, caballo y humano en lugar de las de vaca.

Seguidamente, en la etapa de pupa sus pieles se oscurecerán y endurecerán. Dentro de este caparazón protector, el insecto desarrollará completamente los segmentos del cuerpo y los apéndices de una mosca doméstica adulta.

 

La única adición visible a la mosca doméstica emergente es un bulto hinchado en su cabeza, que se utiliza para romper el caparazón. Dado que la mosca doméstica no tiene dientes o mandíbulas para masticar, utiliza esta bolsa llena de líquido para atravesar el caparazón de las pupas. Una vez que emerge por completo, el bulto desaparece.

La etapa adulta  de la mosca doméstica

Luego de este proceso, la nueva mosca doméstica adulta emerge, y tiene como máximo tres meses para reproducirse antes de morir. Con tantos depredadores, la vida útil promedio de una mosca doméstica suele ser aún más corta: 21 días.

Mosca en el ojo de una vaca.

La mosca doméstica y la investigación forense

Es interesante conocer que la mosca doméstica tiene importancia legal, médica y veterinaria. De hecho, suelen ser las primeras en colonizar un cadáver, a menudo en cuestión de minutos de exposición, si se les permite el acceso a un cuerpo. Los adultos se alimentan de secreciones corporales, incluyendo sangre, y las hembras grávidas ponen rápidamente sus huevos en el cadáver.

Se conoce que los huevos eclosionan en un tiempo que depende de la temperatura. Así, aprovechando estos cursos temporales, la policía o los entomólogos forenses pueden recoger estos especímenes, y usarlos para calcular el intervalo postmortem (PMI) de un cuerpo.

 

Un mundo de utilidad

Aunque la mosca doméstica nos pueda parecer repugnante, es importante recordar su papel crucial en el ecosistema. Son trabajadoras incansables en la descomposición y el reciclaje de material orgánico. Es por esta razón que las moscas domésticas están indefectiblemente ligadas a los humanos, a las áreas urbanas y a las altas densidades de desechos que generamos.

  • Bharti, M. (2009). Studies on life cycles of forensically important flies, Calliphora vicina and Musca domestica nebulo at different temperatures. Journal of Entomological Research, 33(3), 273-275.
  • Malik, A., Singh, N., & Satya, S. (2007). House fly (Musca domestica): a review of control strategies for a challenging pest. Journal of environmental science and health part B, 42(4), 453-469.
  • Doctor, J. 2013. "Musca domestica" (On-line), Animal Diversity Web. Accessed May 11, 2020 at https://animaldiversity.org/accounts/Musca_domestica/