El papel de la ardilla gris en los bosques

09 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Estos pequeños mamíferos son el paso clave para la regeneración de los bosques estadounidenses. Mantener sanas las poblaciones de ardillas es crucial para el futuro de los ecosistemas.

Durante largo tiempo se ha considerado a la ardilla gris como uno de los animales más importantes con respecto a la regeneración de los bosques. De hecho, el mundo científico ha demostrado que estos animales son los líderes en lo que a la dispersión de semillas se refiere.

Las ardillas grises habitan en bosques a los largo de Estados Unidos, donde encontramos a tres especies: la ardilla gris del este (Sciurus carolinensis), la ardilla gris de Arizona (Sciurus arizonensis) y la ardilla gris de California (Sciurus griseus).

Si bien son especies diferentes, su comportamiento recolector es prácticamente igual, de ahí que todas regeneren los bosques, pero ¿cómo lo hacen? Aquí te lo mostramos.

Factores que hacen de la ardilla gris la mejor regeneradora de bosques

Los factores que hacen que las ardillas grises reciban la medalla de oro a las mejores regeneradoras de los bosques son varios. Todos ellos están relacionados con su capacidad recolectora de semillas y lo que hacen con ellas.

La ardilla gris entierra las semillas

El principal factor que otorga a la ardilla gris su éxito es la enorme cantidad de semillas de los árboles que son capaces de recolectar. Los estudios realizados con estos animales muestran que las ardillas entierran un 96,9 % de las semillas que recolectan y el 3,1 % restante se lo comen en el mismo momento.

De esta gran cantidad de semillas que entierran las ardillas grises, un 30 % jamás serán recuperadas. Estos pequeños mamíferos entierran las semillas con la idea de recuperarlas cuando el alimento escasee durante el invierno.

Estas semillas enterradas y no recuperadas son, en su mayoría, el comienzo de la regeneración de un bosque. Las semillas perdidas germinarán y darán lugar a un nuevo árbol.

Una ardilla sobre un fondo blanco.

Selección de las semillas más sanas

El segundo factor más importante que muestra la alta eficiencia de la ardilla gris a la hora de regenerar el bosque es el tipo de semilla que recolecta. Las investigaciones muestran que las ardillas prefieren comerse directamente las semillas que están dañadas o tienen algún parásito y enterrar las más sanas.

El resultado de esta acción es el mantenimiento de la diversidad genética de los árboles, de forma que prevalecen las semillas más fuertes. Así, tienen una mayor probabilidad de germinar —si son olvidadas por las ardillas— y de crecer rápidamente.

Son controladores biológicos de plagas

Si con la información aportada hasta el momento ya se aprecia el gran trabajo de la ardilla gris, aún puedes sorprenderte con lo que llega a continuación. ¡La ardilla gris mantiene a raya las posibles plagas del bosque!

Las ardillas grises, además de alimentarse de semillas, son buenas depredadoras de insectos y larvas. Estos artrópodos son cruciales en la dieta de estos mamíferos, pues aportan una buena cantidad de proteínas y ácidos grasos esenciales.

Lo normal es que las ardillas ataquen a los insectos y larvas que producen daños a las semillas y los árboles. De esta manera, hacen que el bosque se mantenga más sano gracias al control de estos insectos.

La regeneración de los bosques y el papel de la ardilla gris

Está claro que el papel de la ardilla gris con respecto a la regeneración de los bosques es muy importante debido al manejo de las semillas. No obstante, no todas las especies de ardillas proceden de la misma manera.

La ardilla roja (Tamiasciurus hudsonicus), por ejemplo, también recolecta una gran cantidad de semillas. La diferencia está en que la ardilla roja almacena las semillas en oquedades de los árboles y solo entierra un 11 % de ellas.

Las semillas almacenadas en árboles no servirán para regenerar el bosque, ya que no germinarán. 

Por otro lado, los científicos apuntan a que estas ardillas no seleccionan las semillas sanas. Como conclusión, la ardilla roja es un depredador de semillas y no un regenerador forestal como lo es la ardilla gris.

Una ardilla gris sobre un árbol

Estado de conservación de la ardilla gris

Afortunadamente, la ardilla gris no es una especie amenazada. Los últimos datos que arroja la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (IUCN) muestran que la especie está aumentando en número.

Asimismo, sus poblaciones no están fragmentadas y muchas de ellas viven en áreas protegidas. Los ambientalistas y científicos conservacionistas muestran que, donde hay ardillas, el bosque se regenera mejor y más rápido.

  • Cassola, F. 2016. Sciurus carolinensis. The IUCN Red List of Threatened Species 2016: e.T42462A22245728
  • Goheen, J. R., & Swihart, R. K. (2003). Food-hoarding behavior of gray squirrels and North American red squirrels in the central hardwoods region: implications for forest regeneration. Canadian Journal of Zoology, 81(9), 1636-1639.
  • Rosenblatt, D. L., Heske, E. J., Nelson, S. L., Barber, D. M., Miller, M. A., & MacALLISTER, B. R. U. C. E. (1999). Forest fragments in east-central Illinois: islands or habitat patches for mammals?. The American midland naturalist, 141(1), 115-123.
  • Steele, M. A., Wauters, L. A., & Larsen, K. W. (2005). Selection, predation and dispersal of seeds by tree squirrels in temperate and boreal forests: are tree squirrels keystone granivores. Seed fate: predation, dispersal and seedling establishment, 205-221.
  • Zollner, P. A. (2000). Comparing the landscape level perceptual abilities of forest sciurids in fragmented agricultural landscapes. Landscape ecology, 15(6), 523-533.