¿Cuáles son las enfermedades que aparecen en perros mayores?

16 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el veterinario Juan Pedro Vazquez Espeso
Todos los perros necesitan cuidados, pero los canes mayores requieren de aún más. Por desgracia, diversas patologías pueden dificultar los últimos años de un perro en edad geriátrica.

El inexorable paso del tiempo, en mayor o menor medida, siempre hace estragos sobre los organismos. En el caso de los perros mayores, al tener una esperanza de vida inferior a la nuestra, la vejez y las enfermedades se hacen evidentes demasiado pronto.

Los canes mayores tienen cierta predisposición a sufrir algunas enfermedades, las cuales en animales más jóvenes no son habituales. A continuación, os vamos a explicar cuáles son estas patologías propias de perros en edad geriátrica.

¿A qué edad son los perros mayores?

Es importante que cada tutor conozca los intervalos de edad en los cuales su perro puede considerarse de edad geriátrica. Debido a la enorme diversidad racial con la que cuentan los canes, la clasificación es muy variada. De forma general, podemos catalogar a esta especie según su peso de la siguiente forma:

  • Hasta 10 kilos: pueden considerarse perros mayores a partir de los 11 años.
  • Peso entre 10 y 30 kilos: este grupo alcanza la vejez en torno a los nueve años.
  • Animales de más de 30 kilos: los perros grandes se consideran geriátricos a muy poca edad, en torno a los siete años solamente.

Estas cifras son orientativas, por lo que será el veterinario el que dicte a qué edad el animal será considerado geriátrico. Desde luego, factores intrínsecos al perro —como enfermedades genéticas— pueden trastocar estos límites generales. Una vez esclarecido este tema, es hora de listar las enfermedades más comunes en este grupo.

Un beagle en edad geriátrica.

Enfermedades cardiovasculares

El corazón es el reloj del cuerpo, que marca el ritmo de nuestra vida con su latido. A lo largo de los años, funciona incansablemente durante millones de contracciones. Por ello, no parece extraño pensar que pueda ser uno de los órganos que más afectados se vean en los perros mayores.

Asimismo, las arterias y venas por las que circula el torrente sanguíneo también sufren perjuicios por el paso de los años. Las paredes pierden elasticidad y se producen depósitos de sustancias grasas, entre otros muchos más eventos que envejecen al sistema circulatorio.

Todo esto conlleva que la aparición de este tipo de enfermedades sea más frecuente en pacientes geriátricos. Entre las patologías cardiovasculares más frecuentes asociadas a la edad, encontramos las siguientes:

  • Trastornos en las válvulas, especialmente en la válvula mitral. El conocido soplo cardiaco.
  • Tromboembolismo, o lo que es lo mismo, coágulos que taponan venas o arterias.
  • Hipertensión.
  • Miocardiopatía dilatada —el musculo cardíaco se vuelve débil—. Más frecuente en perros de talla grande.

Trastornos osteoarticulares en perros mayores

El aparato locomotor es la maquinaria que mueve todo el cuerpo y también sufre los achaques del paso del tiempo. Por esta razón, las enfermedades a este nivel son más frecuentes en los perros mayores, especialmente en los de razas grandes. Esto es debido a que su gran tamaño produce un mayor desgaste óseo.

Entre los procesos más habituales, podemos citar los siguientes:

  • Artrosis, sin duda la más frecuente. Afecta a un gran número de perros de edad avanzada.
  • Mayor riesgo de sufrir fracturas o fisuras.
  • Hernias o protrusiones discales. Pueden afectar a perros jóvenes, pero en mayores son más habituales.
  • Perdida de dentición y enfermedades dentales.

Problemas neurológicos

El sistema nervioso es uno de los más afectados en los animales de edad avanzada, pues las neuronas tienen una alta demanda energética. Esto las hace más susceptibles de sufrir degeneración debido al daño oxidativo, fruto de este metabolismo tan acelerado.

Las enfermedades neurológicas más frecuentes en perros mayores son las siguientes:

  • Síndrome de disfunción cognitiva. Consiste en una especie de Alzheimer canino.
  • Síndrome vestibular geriátrico.
  • Epilepsia. También afecta a perros jóvenes, pero en los geriátricos es más frecuente.

Enfermedades hormonales

La homeostasis orgánica vive en un equilibrio muy delicado en el que están implicados multitud de factores. La vejez predispone a padecer de ciertos procesos patológicos que son infrecuentes en animales jóvenes.

Las enfermedades relacionadas con las hormonas a menudo aparecen lentamente y de forma insidiosa. Estamos hablando de patologías como las siguientes:

  • Hipotiroidismo.
  • Diabetes.
  • Insuficiencia renal. Afecta a un gran número de perros mayores.

Del mismo modo, existen otra serie de patologías que pueden complicar los últimos años de algunos perros mayores. Por ejemplo, la bajada de defensas propias de la edad los hace más vulnerables a padecer enfermedades infectocontagiosas.

Asimismo, son frecuentes los problemas en los órganos de los sentidos. Trastornos oculares, como las cataratas o los glaucomas, así como pérdida de la capacidad auditiva, suceden con frecuencia en perros de edad avanzadas.

Un perro viejo tirado en el suelo.

Como habéis podido leer, son muchas y variadas las enfermedades que pueden afectar a los animales mayores. Por esta razón, resulta fundamental reforzar los chequeos veterinarios en los perros en edad geriátrica. De este modo, estas enfermedades se podrán detectar de forma precoz y ser tratadas adecuadamente.