Las enfermedades parasitarias en los camélidos

12 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la veterinaria Érica Terrón González
Los animales, tanto silvestres como en cautividad, son bastante susceptibles a sufrir el ataque de los parásitos. Los camélidos son mamíferos que no se libran de esta interacción negativa.
 

Las enfermedades parasitarias en camélidos han resultado ser un problema bastante habitual, sobre todo en las especies domésticas, aunque también en las especies silvestres mantenidas en cautividad o manejadas en sistemas de semicautiverio.

De hecho, muchos de los parásitos presentes en estos animales son comunes a los encontrados en el ganado doméstico, sobre todo en aquellas regiones donde ambas especies comparten espacio en los pastos. ¿Quieres saber más acerca de las enfermedades parasitarias en camélidos? Continúa leyendo.

Las enfermedades parasitarias en los camélidos: parásitos internos

A continuación, hablaremos de algunos de los parásitos internos que más a menudo causan problemas de salud en los camellos y sus parientes.

Protozoos parásitos

Las coccidiosis son una de las parasitosis más habituales en animales en cautividad, más aún cuando las condiciones de higiene y humedad ambiental no son las adecuadas. Algunas de las más comunes son las siguientes:

  • Las producidas por el parásito Eimeria spp. Casi todas las especies de este protozoo son capaces de infectar a los camélidos mantenidos en cautividad.
  • Las producidas por Sarcocystis spp. En este caso, para parasitar a los camélidos, este coccidio tiene que pasar primero por un hospedador intermedio (un perro o un zorro).

El problema de la sarcocistiosis es que es una zoonosis (se transmite a humanos). El consumo de carne o leche infectadas o insuficientemente cocinadas produce gastroenteritis, náuseas y cólicos en humanos. Esta sintomatología deriva de una toxina contenida en los quistes que produce el parásito.

 

Las enfermedades producidas por estos protozoos se transmiten por el contacto con heces o alimentos contaminados. Los síntomas suelen ser digestivos, con diarrea sangrientas en los casos más severos, pero la mayoría de los animales infectados por coccidios son asintomáticos.

Un grupo de camellos recorriendo el desierto.

Trematodos

Dentro de los parásitos conocidos como platelmintos («gusanos planos») , los trematodos son los más arcaicos. Comparten el grupo con los cestodos, también conocidos como tenias, un poco más evolucionados.

Uno de los trematodos más conocidos es Fasciola hepatica, que ha sido descrita en todo tipo de mamíferos domésticos, y que ahora se ha incorporado al clan de parásitos que afecta a los camélidos, tanto domésticos como silvestres.

La fasciolosis es una zoonosis de alta prevalencia en zonas ganaderas con malas condiciones de sanidad en los rebaños. Los animales eliminan al parásito con las heces y este infesta los vegetales que luego pasan a formar parte de la dieta humana.

Cestodos

Numerosas especies de estos gusanos planos han sido descritas en parasitosis de los camélidos. Es el caso de Moniezia expansa o Echinococcus granulosus, que utilizan a cualquier animal herbívoro como hospedador intermediario.

 

En Argentina, por ejemplo, existe un programa de control de la hidatidosis (enfermedad provocada por las larvas de Echinococcus spp.). Este programa resulta imprescindible en un país con gran cantidad de camélidos y con prevalencias elevadas de la enfermedad. Además, la hidatidosis es una enfermedad zoonótica.

Nematodos

Los nematodos son gusanos redondos que actúan como parásitos de numerosas especies animales. Hay pocos que sean específicos de los camélidos, pero sí se han descrito algunos. Por ejemplo, en los camélidos sudamericanos se habla de Camelostrongylus mentulatus, o Nematodirus lamae. Como se puede apreciar, los propios nombres llevan implícito que parasitan fundamentalmente a los camélidos.

La mayoría de los parásitos nematodos que infectan a estos animales son compartidos con los rumiantes domésticos. Es el caso de Trichuris, Cooperia o Strongyloides.

Las enfermedades parasitarias en los camélidos: parásitos externos

A continuación, hablaremos de algunos de los parásitos externos que más a menudo causan problemas de salud en los camellos y sus parientes.

Piojos

La infestación del pelaje de los animales por piojos se conoce como pediculosis. En camélidos se han descrito numerosas especies de este pequeño y molesto artrópodo, destacando:

  • Los piojos picadores como Microthoracius spp.
  • Los piojos masticadores como Bovicola breviceps.

Los síntomas característicos incluyen la picazón superficial y la aparición de eccemas o irritación por culpa del rascado continuo. Los animales pueden llegar incluso a autolesionarse tratando de aliviar el picor.

 

Ácaros

En este caso, la enfermedad que producen los ácaros al infestar la piel de los animales es la sarna. Hay tres tipos de sarna en los camélidos, al igual que sucede en otros mamíferos, en función del ácaro causante:

  • Sarcóptica.
  • Psoróptica.
  • Chorióptica.

La más habitual en estos animales quizás sea la sarna sarcóptica, producida por Sarcoptes scabiei.

Garrapatas

Solo dos especies de garrapatas se han descrito como parásitos de los camélidos: Amblyomma parvisatum y Otobius megnini. La primera es hematófaga, es decir, se alimenta de sangre, pero la segunda se fija en el conducto auditivo externo para alimentarse del cerumen y la suciedad, lo cual predispone a las otitis.

Algunos estudios afirman que las llamas pueden ser parasitadas por la garrapata común de las vacas Riphicephalus microplus (Aguirre et al., 2000).

Enfermedades parasitarias en camélidos.

La importancia de las enfermedades parasitarias en camélidos

Los parásitos, en general, no suelen provocar la muerte de sus hospedadores ya que, como indica su propia naturaleza, los necesitan para sobrevivir. Sin embargo, empeoran su estado de salud y su bienestar, lo cual les deja sin defensas y favorece la llegada de infecciones más graves.

 

En algunas regiones del globo terráqueo, los camélidos se utilizan como ganado o como fuente de ingresos de cualquier otro tipo. Es decir, hay personas cuya forma de vida se basa en el aprovechamiento de estos animales y necesitan mantenerlos con buena salud.

Prestar atención a la presencia de posibles parásitos resulta fundamental para mantener este estilo de vida, más aún teniendo en cuenta que la mayoría de las enfermedades mencionadas son transmisibles al hombre o a otros animales.

  • Coccidiosis [Internet]. Es.wikipedia.org. [cited 31 July 2020]. Available from: https://es.wikipedia.org/wiki/Coccidiosis#:~:text=En%20el%20hombre%2C%20la%20Clasificaci%C3%B3n,Isospora%20belli%2C%20enfermedad%20denominada%20isosporiasis.&text=La%20enfermedad%20se%20transmite%20por,por%20ingesti%C3%B3n%20de%20tejidos%20infectados.
  • Pediculosis [Internet]. Es.wikipedia.org. [cited 31 July 2020]. Available from: https://es.wikipedia.org/wiki/Pediculosis#:~:text=La%20pediculosis%20es%20una%20ectoparasitosis,por%20piojos%20(orden%20Phthiraptera).
  • De Lamo D. Camélidos sudamericanos: Historia, usos y sanidad animal [Internet]. 1st ed. Buenos Aires, Argentina: Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca. Presidencia de la Nación; 2011 [cited 28 July 2020]. Available from: http://produccion-animal.com.ar/produccion_de_camelidos/camelidos_general/03-manualnuevo6.pdf