Enfermedades en perros transmitidas por insectos

15 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el veterinario Juan Pedro Vazquez Espeso
Las enfermedades transmitidas por insectos no afectan solo a los seres humanos, pues los perros también pueden sufrirlas. Aquí te mostramos algunos ejemplos de ello.

Si bien es cierto que los insectos son completamente necesarios para el mantenimiento de los ecosistemas, no podemos evitar tenerles algo de inquina, sobre todo a los que pican, como los mosquitos, pulgas y garrapatas. Pocas cosas hay más molestas que disfrutar de un atardecer veraniego mientras te pica una horda de mosquitos hambrientos.

¿Sabes que muchos de estos insectos pueden picar a tu perro, a pesar de tener tanto pelo? Ademas de picar, pueden transmitir varias patologías, algunas de ellas de gravedad. Sigue leyendo si te interesa descubrir algunas de las enfermedades caninas más habituales transmitidas por insectos.

Leishmaniosis

Quizás la enfermedad vectorial mas conocida entre los tutores de perros, por lo que no podía quedarse en el tintero a la hora de hablar de patologías transmitidas por insectos.

Esta enfermedad, causada por un protozoo parásito del género Leishmania, es transmitida por mosquitos del género Phlebotomus a través de su picadura. Afecta fundamentalmente a los perros, pero también se han reportado casos en gatos, hurones y otros animales.

Históricamente ligada a zonas climáticas concretas, debido al calentamiento global y los cambios en los ecosistemas, es una enfermedad en expansión que ha comenzado a suponer un riesgo importante para las poblaciones humanas, ya que cuenta con un potencial zoonótico (de transmitirse a personas).

Actualmente, existe una vacuna eficaz para perros frente a esta enfermedad. Ademas, un adecuado tratamiento antiparasitario externo sobre el can brindará una protección eficaz para prevenir la infección.

Enfermedades en perros transmitidas por insectos.

Thelaziosis

Es una enfermedad ocular causada por unos nematodos pequeños y blanquecinos del género Thelazia. No obstante, los insectos cuentan con un papel fundamental en su transmisión, ya que las larvas de estos nematodos son transportadas por un tipo de mosca, la Phortica variegata.

Cuando esta mosca se alimenta de los fluidos oculares del perro, deposita en los sacos conjuntivales las larvas del nematodo.

A pesar de lo escandaloso que suele ser observar los gusanos reptando por la superficie ocular de los animales, no suele causar un proceso patológico grave. En la mayoría de las ocasiones, la sintomatología clínica no va mas allá de una simple conjuntivitis.

Suele afectar a perros con hábitos de vida exterior, aunque también pueden infectarse otros animales, como humanos y gatos, pero en estos últimos resulta mas difícil ya que los felinos se suelen comer las moscas antes de que estas hagan sus maldades.

Filariosis

También denominada enfermedad del corazón. Está originada por nematodos filarias, los cuales son transportados a través de mosquitos y moscas.

Es en estos donde el gusano evoluciona para posteriormente ser inyectado en el torrente sanguíneo del perro cuando estos insectos se están alimentando. Ademas de a los perros, también puede infectar a otros animales, humanos incluidos, sobre los cuales produce la denominada elefantiasis.

En los perros suele producir efectos sobre el corazón, ya que es la parte en la que los nematodos adultos se alojan. En este sentido, los síntomas de esta enfermedad son los siguientes:

  • Tos cronica.
  • Apatía o intolerancia al ejercicio.
  • Dificultad respiratoria.
  • Anorexia.

En casos donde la parasitosis resulta masiva y el numero de gusanos alojados en el corazón sea elevado, puede estar comprometida la vida del animal.

La prevención resulta fundamental y los tratamientos antiparasitarios externos son indispensables en zonas donde haya una alta prevalencia de esta enfermedad.

Babesiosis

No es necesario volar para transmitir enfermedades, y prueba de ello son las garrapatas, vectores transmisores de esta patología. Esta infección, causada por protozoos del genero Babesia, puede afectar a varios animales, incluidos perros y hombres. Es transmitida por distintas garrapatas de la familia Ixodidae.

Es una enfermedad que se puede desarrollar de forma aguda y tener consecuencias graves en los perros, pues puede llegar a provocar su muerte si no se trata a tiempo. La sintomatología es variada, pero en general cursa con fiebre, letargo, orina rojiza o vómitos.

La mejor manera de prevenirla es proporcionar a los animales un adecuando tratamiento antiparasitario externo. Actualmente, existen en el mercado tratamientos muy eficaces en forma de pastilla, pipeta o collar para hacer frente a las picaduras de las garrapatas.

Una mosca picando a un perro.

Consideraciones sobre la prevención frente a insectos

En conclusión, estas son algunas de las muchas enfermedades que pueden ser transmitidas por insectos. Teniendo en cuenta la gravedad que muchas de ellas entrañan, la prevención frente a los invertebrados que las transmiten debería de ser prioritaria.

Por este motivo, no dudéis en acudir a vuestro veterinario para recibir asesoramiento sobre que productos aplicar con el fin repeler los insectos.

Muchos de estos vectores transmisores de enfermedad tienen hábitats concretos, por lo que en función de la ubicación geográfica y los hábitos de vida del perro, será necesario reforzar la protección de forma especifica.