Escarabajos como mascotas: todo lo que debes saber

25 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas
Los escarabajos son insectos con un papel imprescindible en la naturaleza, y además, pueden ser interesantísimas mascotas bajo las condiciones adecuadas.

Los coleópteros, más conocidos como escarabajos, son animales que no se asociarían fácilmente como mascotas. Sin embargo, en los últimos años se han convertido en animales de compañía y exposición, debido a su fácil mantenimiento y llamativos colores.

En la naturaleza tienen un papel muy importante, ya que son animales saprófitos (que se alimentan de detritos).  A continuación te mencionamos algunas especies de escarabajos domésticos y consejos para cuidarlos.

¿Cuáles son las especies más comunes de escarabajos como mascotas?

En el mundo existen más de 400.000 especies de escarabajos que viven en condiciones muy diferentes. Un aspecto llamativo es que la mayoría de los escarabajos son nocturnos, exceptuando algunas especies diurnas.

No obstante, no todas las especies son aptas para ser adoptadas y tratadas como mascotas. Normalmente, solo los más vistosos o llamativos son los preferidos por las personas.

Seguidamente te enseñamos los géneros más comunes elegidos como mascotas:

Géneros Dynastes y Megasoma

Dentro de estos dos géneros encontramos a escarabajos tremendamente vistosos. Por ejemplo, el escarabajo rinoceronte (Dynastes hercules lichyi) o escarabajo elefante (Megasoma elephas elephas).

El largo cuerno presente en la cabeza de los machos da nombre al escarabajo rinoceronte. Se le considera uno de los de mayor tamaño, alcanzando los 17 cm de longitud. Por otro lado, el escarabajo elefante recibe su curioso nombre por su ligera semejanza con este simpático mamífero.

Género Mecynorrhina

Dentro de este género se encuentran numerosas especies muy vistosas:

  • Mecynorrhina polyphemus confluens
  • Mecynorrhina torquata immaculicollis

Géneros Phalacrognathus y Protaetia

Este género engloba a especies de escarabajos muy diversos:

  • Phalacrognathus muelleri
  • Protaetia aeruginosa 
Un escarabajo llamativo sobre un tronco.

Los escarabajos como mascotas: cuidados y consejos

Cabe mencionar que cada especie de estos insectos tiene sus propios requisitos. Por ello, hay que informarse adecuadamente sobre las necesidades del animal antes de adquirirlo.

Sin embargo, al igual que con todas las mascotas, han de tenerse en cuenta una serie de cuidados y consejos generales:

Terrario para larvas de escarabajo

Según la especie a la que pertenezcan las larvas, el terrario deberá cumplir unas condiciones u otras. Por ello, lo mejor es investigar individualmente a cada especie.

Por ejemplo, las larvas que viven en el suelo requieren una capa gruesa de tierra que esté ligeramente húmeda. Para ello, habrá que acondicionar una caja.

En la caja se extenderá una capa de tierra de entre 10 y 20 centímetros de grosor. En cuanto a su tamaño, dependerá de factores como el número de larvas o el tamaño de la especie. También ha de tenerse en cuenta si las larvas son caníbales. En ese caso, conviene tener a cada una en su propia caja.

Cómo alimentar a larvas de escarabajo

En concreto, las larvas de suelo se alimentan de materiales vegetales en descomposición. Su dieta integra desde desechos de hojas hasta madera que se esté descomponiendo. Esta dieta puede encontrarse fácilmente en cualquier bosque o zona campestre. Sin embargo, nunca será una buena opción materia vegetal fresca. Las tiendas de animales exóticos también ofrecen mezclas alimenticias idóneas para larvas según su especie.

Ambiente adecuado

El tipo de escarabajo dicta cuál es la temperatura y la humedad a la que debe encontrarse el suelo. Normalmente, para mantener la tierra húmeda se rocía o vierte agua y se mezcla bien una o dos veces al día.

Asimismo, debemos revisar que las larvas disponen de suficiente alimento. Debe de hacerse bastante a menudo, ya que comen bastante. Los expertos también recomiendan remover bien la tierra periódicamente, ya que de esta manera se comprueba si hay alimento, que este sea accesible, y se airea el sustrato.

Con respecto a los escarabajos adultos, hay que tener presentes algunas recomendaciones diferentes:

Recinto para nuestro escarabajo

El ambiente y los cuidados los dictará la propia especie de escarabajo. Lo que si es conveniente conocer es que el recinto cambia entre larvas e individuos adultos.

Se recomienda que los individuos adultos se encuentren en un terrario de vidrio o plástico. El tamaño del mismo ha de ser cinco veces superior a la longitud y el ancho del animal.

De esta manera, nos aseguramos de que tenga suficiente espacio para desplazarse. Además, tiene que contar con una capa bastante gruesa de tierra y  algunas ramitas que pueda utilizar para escalar. Es importante en especies poco domesticadas aportar abundante enriquecimiento ambiental, y que su recinto se asemeje lo más posible al ambiente natural.

Adecuada humedad y temperatura

La tierra puede humedecerse rociándola con agua y removiéndola. Asimismo, el terrario puede calentarse utilizando una bombilla que emita calor.

De este modo, el escarabajo podrá calentarse bajo la bombilla o enfriarse buscando rincones con sombra. Generalmente, los escarabajos presentes en este hobby son originarios de ambientes tropicales y húmedos, por lo que una temperatura alta (26-28 grados) y una humedad relativa mayor al 60 % suelen ser condiciones ideales. Aún así, cada especie tiene sus requerimientos.

Escarabajos en terrario

Una buena ventilación es esencial en las instalaciones de los escarabajos. Así se evita la aparición de mohos y bacterias no deseadas.

Alimentos recomendados para nuestro escarabajo

La alimentación puede variar entre especies, incluyendo frutas, granos, madera o plantas. Por otro lado, hay escarabajos carnívoros que se alimentan de insectos y anfibios, aunque estos no suelen ser comercializados.

Si el escarabajo es frugívoro, conviene suministrarle fruta fresca. Entre la fruta más habitual se encuentran el platáno, la manzana, la naranja o las uvas, entre otras. También existen múltiples mezclas de gelatinas que otorgan todos los beneficios al animal: son muy baratas y es fácil encontrarlas online y en tiendas especializadas.

Un mundo bajo una coraza

En resumen, los escarabajos pueden ser unas buenas mascotas, ya que su cuidado es fácil. Eso sí, siempre que tienen que tenerse presentes los consejos comentados anteriormente o que recomiende un veterinario.

No obstante, es importante recordar que las especies de escarabajos se localizan en regiones concretas del planeta. Si decides hacerte con alguno, es esencial cerciorarse de que han sido criados en cautiverio. De lo contrario, el contrabando de escarabajos obtenidos en su medio natural pone en riesgo su papel tan importante en la naturaleza.