¿Qué es una especie en peligro crítico de extinción?

15 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez
Una especie en peligro crítico de extinción es aquella que está a punto de desaparecer de su entorno natural. Existen diversos criterios a tener en cuenta para esta catalogación.
 

A día de hoy, más de 32 000 especies se encuentran en peligro de extinción, de las cuales casi 7000 están al borde de la desaparición. Debido a esta preocupante cifra, es esencial que términos tales como «especie en peligro crítico» sean conocidos por la población general.

Sin conocimiento de causa no hay acción, y por ello, por desagradable que pueda parecer, sumergirnos en el mundo de la destrucción de hábitat y biodiversidad es obligatorio. Aquí te mostramos criterios y ejemplos de especies que están a punto de desaparecer.

¿Qué es una especie en peligro crítico de extinción?

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), una especie en peligro crítico es aquella que sufre un riesgo extremo de extinción en su entorno natural. Recalcamos la palabra «natural», pues esta terminología puede causar confusión. Pongamos un ejemplo.

Según la revista National geographicel ajolote (Ambystoma mexicanum) es un anfibio que se encuentra en peligro crítico. Esto puede resultar paradigmático, pues es una especie ampliamente extendida en el mundo de la acuarofilia y muchas personas poseen ejemplares.

Es por ello que se hace especial énfasis en la condición del animal en sí en la naturaleza. Que existan poblaciones en cautiverio con miles de individuos no es incompatible con que una especie se encuentre en peligro crítico (CR).

Aún así, existen muchas más consideraciones a tener en cuenta para catalogar a una especie en peligro crítico de extinción. Te las presentamos a continuación.

 
Especie en peligro crítico de extinción.

Reducción en el tamaño de la población

Este es uno de los parámetros más evidentes, pues la falta de individuos de una especie en una población salvaje puede derivar en diversos efectos deletéreos para la misma. Uno de los más claros es la endogamia y la reducción de diversidad genética.

Aún así, para que una población salvaje se considere peligrosamente baja, deben cumplirse una serie de requerimientos:

  1. La reducción de las poblaciones ha debido registrarse durante 10 años o tres generaciones animales.
  2. La causa del declive debe ser conocida y haberse contrastado científicamente.
  3. Si la razón de la desaparición de individuos ya ha cesado y puede revertirse el estado, para este punto la población ha tenido que perder al 90 % de los individuos. Si el agente problemático continúa en funcionamiento, este porcentaje baja a un 80 %.

Reducción del rango geográfico

También esta claro que cuanto menor sea el área de extensión de una especie, más probabilidades existirán de que esta termine desapareciendo. Al habitar en una zona de recursos limitados, cualquier cambio ambiental deletéreo puede dificultar enormemente la supervivencia de la población.

 

Es necesario acotar que la reducción debe ocurrir sobre una superficie de 100 kilómetros cuadrados para que se considere un estado crítico. Además, de nuevo nos encontramos con ciertos requerimientos. Estos son los siguientes:

  1. Severa fragmentación de hábitat del área de ocupación de la especie o que esta exista en un solo lugar.
  2. Fluctuaciones extremas en el área de ocupación, número de localizaciones/subpoblaciones o en la cantidad de individuos sexualmente maduros.
  3. El declive en otros parámetros biogeográficos referentes a la especie.

Otros parámetros

Si bien la reducción del número de individuos que conforman la población o el declive de su área de acción son los parámetros más obvios, no son los únicos a tener en cuenta a la hora de evaluar el estado de una especie en su medio salvaje.

Existen otros parámetros de consideración necesaria, tales como el declive poblacional porcentual o la probabilidad de extinción. De todas formas, es necesario acotar que, para que una especie se considere en peligro crítico, basta con que cumpla con uno de los criterios nombrados con anterioridad.

Ejemplos

Fuentes citadas previamente recogen ejemplos de algunas de las especies en peligro crítico de extinción (CR) en el año 2020. Te presentamos una lista con ejemplos:

  • Ajolote.
  • Mandril.
  • Oso polar.
  • Mono dorado de nariz chata.
  • Lémures.

Por desgracia, podríamos continuar añadiendo ejemplos a una lista casi interminable. La pérdida de hábitat, la introducción de especies invasoras, el cambio climático o la aparición de enfermedades crónicas son las causas más comunes de la desaparición de especies en la naturaleza.

 
Una especie en peligro crítico.

Una realidad dolorosa

Por muy desagradable que puedan parecer este tipo de temas, es innegable que el ritmo de desaparición de especies a escala global es alarmante y que el ser humano tiene gran parte de la culpa de ello.

Concienciar a la población es el primer paso para genera un cambio de hábitos a nivel mundial, y por ello, este tipo de cifras y temáticas son ahora más esenciales que nunca. En la mano de nuestra especie está cambiar el futuro del planeta.

 
  • Animales en peligro de extinción, National Geographic. Recogido a 14 de septiembre en https://www.nationalgeographic.com.es/naturaleza/grandes-reportajes/animales-peligro-extincion_12536/1
  • Critically endangered, Wikipedia.org. Recogido a 14 de septiembre en https://en.wikipedia.org/wiki/Critically_endangered