Especies de vida silvestre que habitan en zonas radiactivas

28 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Las especies de vida silvestre a menudo están en conflicto con los humanos. Un estudio reciente sugiere que estas especies han aumentado en abundancia después de la evacuación de las personas en la región de Fukushima.

Un estudio reciente ha documentado la variedad de especies de vida silvestre que han repoblado la zona inhabitable o «zona de evacuación» de Fukushima (Japón), a pesar de la presencia de contaminación radiactiva.

Por sorprendente que pueda parecer, el desastre puede dar lugar a la vida tras un espacio temporal considerable. Si quieres saber más sobre el tema, te animamos a seguir leyendo.

Un interesante estudio

El estudio recopiló datos fotográficos de tres áreas de estudio, en las que ubicaron 106 cámaras:

  1. Zonas de alta contaminación, sin presencia de humanos.
  2. Zonas de contaminación de nivel intermedio, restringidas a humanos.
  3. Zonas habitadas por humanos.

En estas zonas habitadas, se ha permitido que las personas permanezcan por tener niveles muy bajos de radiación en el medio ambiente.

Así, este primer reporte evidencia que numerosas especies de vida silvestre han aumentado en abundancia después de la evacuación de las personas.

Un símbolo de radiactividad en una pared.

La radiactividad no es el factor que más afecta

En comparación, los niveles de radiación y la geografía de la región mostraron poca influencia en la distribución y abundancia de especies de vida silvestre en la región de Fukushima.

En base a estos análisis, los resultados del reporte muestran que el nivel de actividad humana, la elevación del terreno y el tipo de hábitat fueron los factores principales que influyeron en la abundancia de las especies evaluadas.

Sorprendentemente, los investigadores pudieron identificar 20 especies en la zona inhabitable, incluidos los siguientes animales:

  • Jabalíes.
  • La liebre japonesa (Lepus brachyurus).
  • Macacos (Macaca fuscata).
  • Faisanes (Phasianus versicolor).
  • Zorros (Vulpes vulpes)
  • El mapache perro (Nyctereutes procyonoides), que está relacionado con el zorro.

Hoy veremos algunas de estas especies de mamíferos que han logrado colonizar efectivamente la zona del desastre.

El Jabalí: la especie silvestre más abundante en Fukushima

El jabalí resultó hasta cuatro veces más abundante en la zona de exclusión de Fukushima en comparación con el área controlada por humanos. A nivel mundial, el exceso de caza, la explotación agrícola y destrucción del hábitat ha fragmentado el área de distribución del jabalí silvestre.

Existen reportes que documentan que los cambios en el uso del territorio han permitido su expansión durante el siglo pasado y la recolonización de amplias zonas de Europa, como Finlandia, Suecia e Inglaterra.

Aparentemente, habitar una zona libre de humanos ha permitido la recuperación de cepas de jabalí casi exterminadas en Fukushima.

Un jabalí en el campo.

Liebre japonesa

Aunque en Japón la población de liebres (Lepus brachyurus) parece ser estable, están amenazadas por la creación de áreas urbanas e industriales, sistemas de manejo del agua (como represas), caza, captura, enfermedades y especies invasivas y no nativas.

En algunos lugares se ha convertido en un animal molesto. De hecho, se caza en ciertas regiones para obtener alimentos, pieles y para ayudar a frenar su creciente número. Sin embargo, la población de esta liebre ha aumentado en abundancia en la zona inhabitable bajo estudio.

Una liebre japonesa.

Serow

El serow japonés o ciervo de piel gruesa (Capricornis crispus) es un antílope, el único rumiante bovino salvaje en Japón. Suelen poblar bosques densos, principalmente en el norte y centro de Honshu. El animal es visto como un símbolo nacional.

Los adultos japoneses pesan entre 30–45 kilogramos. El pelaje es muy tupido, especialmente la cola. A mediados del siglo XX, el serow japonés fue cazado hasta casi extinguirse. En tiempos recientes, ha sido objeto de sacrificio como plaga fuera de las áreas de conservación.

En la región inhabitada o zona de evacuación de Fukushima el serow representó la única excepción. Normalmente, a esta especie no le gusta estar cerca de los humanos, pero en cámara, los serows seguían apareciendo en áreas asentadas por personas.

Los autores piensan que esto se debe probablemente a que la proliferación de jabalíes ejerce una competencia suficiente para mantener alejado al serow.

Un serow japonés.

La vida después del desastre

Sin duda, existe un interés sustancial en comprender los impactos ecológicos de los accidentes en las centrales nucleares de Chernobyl y Fukushima Daiichi.

Hasta ahora, los datos a nivel de población para mamíferos grandes han sido limitados. Por tal razón, sigue habiendo mucha especulación sobre el estado de las especies de vida silvestre en estas áreas.

Para ser justos, en el reporte que citamos los investigadores no examinaron el estado de salud de las especies individuales. Pero si estos animales están sufriendo los efectos nocivos de la radiación, no se muestra a nivel de la población, ni parece afectar su abundancia a largo plazo.

  • Lyons, P. C., Okuda, K., Hamilton, M. T., Hinton, T. G., & Beasley, J. C. (2020). Rewilding of Fukushima's human evacuation zone. Frontiers in Ecology and the Environment. https://esajournals.onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1002/fee.2149
  • Orizaola, G. (2019). Chernobyl has become a refuge for wildlife 33 years after the nuclear accident. The conversation. https://theconversation.com/chernobyl-has-become-a-refuge-for-wildlife-33-years-after-the-nuclear-accident-116303
  • University of Georgia. (2020, January 6). Animal life thriving around Fukushima: Researchers document more than 20 species in nuclear accident zone. ScienceDaily. Retrieved March 18, 2020 from www.sciencedaily.com/releases/2020/01/200106124336.htm