La felicidad que trae una mascota al hogar

18 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Una mascota llenará tu hogar de felicidad, pero también conlleva muchas responsabilidades.
 

Puede que estés pensando en adoptar una nueva mascota y, ante esta situación, tendrás en cuenta muchos factores, como son el tiempo y el dinero que hay que invertir en ella. No obstante, en muchos casos, parece que todos estos inconvenientes se ven sepultados por el simple hecho de la felicidad que un animal aporta al hogar.

No podemos ignorar que tener una mascota es una gran responsabilidad: desde los perros hasta los peces, deberíamos desechar la idea de que existen ciertas mascotas ‘aptas para niños’. Todos ellos necesitan ser alimentados correctamente, tener un ambiente enriquecedor y un control sanitario efectivo.

Todo esto puede implicar una cantidad de dinero considerable, pero parece que todo da igual cuando se trata de la mascota. Estos animales que conviven con nosotros llegan a aportarnos tanto, que no importa todo el trabajo y esfuerzo que tengamos que hacer por ellos.

Hoy hablaremos sobre cómo las mascotas pueden hacer que seamos más felices, sin olvidar que como tutores también debemos brindarles a ellas una existencia lo más placentera posible.

Las mascotas disminuyen el estrés y la ansiedad

Cuando acaricias a tu perro, gato o incluso conejo, puede ocurrir que tu presión sanguínea disminuya y, por tanto, tengas una sensación de calma y tranquilidad. De hecho, aunque tu mascota sea un pez, observar cómo nada en su tanque puede transmitirte una sensación de sosiego.

Del mismo modo, jugar, pasear y, en general, pasar tiempo con tu mascota incrementa los niveles de ciertos neurotransmisores que hacen que te sientas bien. Ejemplos de esto son la serotonina, la dopamina y las endorfinas. Por ello, parece que tener mascota disminuye el tiempo de recuperación tras ciertas situaciones estresantes o depresivas.

 
Las mascotas traen felicidad al hogar.

La felicidad que trae una mascota y el desarrollo social

Las mascotas, principalmente los perros, pueden facilitar la interacción con otras personas. Durante los paseos, es muy probable que el tutor se cruce con otras personas que también tienen perros, y esto facilita que surjan conversaciones entorno a los canes.

Por otro lado, las redes sociales también son un filón para conocer personas con los mismos intereses con respecto a las mascotas. En Internet existen multitud de foros sobre especies y razas concretas de animales. Aquí, además de valiosa información, podrás conectar con personas que tienen tus mismas inquietudes.

Una mascota en el hogar te mantiene físicamente activo

Principalmente, esto pasa cuando tienes un perro como mascota. Los canes necesitan rutinas diarias de paseo donde poder conocer su medio a través del olfato, interactuar con otros perros o, simplemente, caminar contigo. Las mascotas caninas pueden ayudar a prevenir la obesidad en sus tutores y que estos sean más físicamente activos.

Esto tiene como consecuencia un aumento en la salud y en el bienestar general de los tutores. Según un estudio, las personas que tienen perro caminan más rápido y durante más tiempo. 

 

Por otro lado, pasar tiempo en el exterior incrementa la producción de vitamina D en el cuerpo. Esta favorece la calcificación de los huesos.

Por último, los gatos, aunque no suelen salir a pasear con sus tutores, sí necesitan realizar ejercicio diariamente para evitar la obesidad y mantenerse sanos. Por ello, es bueno que mantengas una rutina de juegos y ejercicios con tu felino.

Conexión entre perros y humanos

No todo el mundo encuentra la felicidad que trae una mascota

Para muchas personas, cuidar de una mascota e invertir mucho tiempo y dinero, no es factible. A pesar de ello, esto no tiene porqué ser una negativa para poder disfrutar de los animales.

Siempre se puede optar por acudir a una protectora de animales donde, además de hacer un bien para la comunidad, se obtienen beneficios personales. Por ejemplo, la satisfacción de haber ayudado a seres que lo necesitan.

 
  • Cheung, C. K., & Kam, P. K. (2018). Conditions for pets to prevent depression in older adults. Aging & mental health22(12), 1627-1633.
  • Doheny, K. (2012). Pets for depression and health.
  • Jennings, L. B. (1997). Potential benefits of pet ownership in health promotion. Journal of Holistic Nursing15(4), 358-372.
  • McConnell, A. R., Brown, C. M., Shoda, T. M., Stayton, L. E., & Martin, C. E. (2011). Friends with benefits: on the positive consequences of pet ownership. Journal of personality and social psychology101(6), 1239.