Fotos con animales salvajes: ¿qué es legal y qué no?

11 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el abogado Francisco María García
Para los turistas en safaris y en espacios naturales con animales salvajes, suele ser un motivo de recuerdo importante el hacerse fotos con ellos. ¿Qué hay que tener en cuenta?
 

Las fotos con animales salvajes constituyen, en la gran mayoría de los casos, una violación a los derechos de dichos animales. ¿La razón? El maltrato que reciben los mismos por parte de quienes los cazan furtivamente para sacarles el máximo provecho económico y luego, en su etapa adulta, deshacerse de ellos a través del tráfico de animales, sacrificios o abandono.

¿Es legal tomarse fotos con animales salvajes? Hasta ahora no hay leyes que lo prohíban, pero ese tipo de actos lo único que consigue es aumentar una práctica que no debería ser moralmente aceptada.

¿Es legal tomarse fotos con animales salvajes?

Una práctica que cada vez se ha hecho más común es la de tomarse fotos con animales salvajes. La posibilidad de tener una buena cámara en los dispositivos móviles y el uso de redes sociales como Instagram ha hecho que este tipo de selfies o fotografías aumenten. Como consecuencia, se está fomentando aún de forma indirecta el maltrato hacia los animales.

Las razones detrás del por qué no deberían ser aceptadas este tipo de fotografías son muchas. Al final, todo se reduce al maltrato hacia diversas especies de animales, incluso hacia aquellas que se encuentran en peligro de extinción.

Las personas, con una curiosidad natural, tienden a sacarse fotos con dichos animales, desconociendo todo el proceso de maltrato por el cual han pasado y contribuyendo así a la proliferación de dicha práctica.

Un mono captivo en un zoo.
 

Los animales salvajes más fotografiados

Generalmente, este tipo de fotografías ocurren con crías de felinos, cocodrilos, mapaches, delfines, serpientes, loros o primates entre muchos otros. Estos indefensos animales son arrebatados de sus madres con pocas semanas de vida, impidiéndoles así desarrollarse correctamente tanto a nivel físico como de instintos básicos de supervivencia.

Lo más usual es que estas crías de animales pasen de mano en mano, desembocando siempre en la persona que los utiliza para que los turistas incautos paguen por hacerse una fotografía con los mismos. En las horas de descanso suelen ser encerrados en jaulas, que generalmente no cumplen con los requisitos mínimos de higiene y tamaño.

Además de lo anterior, estas crías no reciben una alimentación adecuada, así como tampoco los cuidados veterinarios necesarios. Cuando crecen y se vuelven peligrosos por su agresividad natural, son traficados para ventas de pieles, abandonados o simplemente sacrificados. A continuación, vuelve a repetirse el ciclo.

La legalidad de las fotografías con animales

Actualmente no hay una ley que prohíba tomarse una fotografía con animales salvajes. Esta idea, además de poner en peligro a la propia persona, incentiva a los traficantes de animales a continuar con dicha actividad delictiva.

Pero lo que es ilegal es el tráfico de animales, por lo que antes de tomar una fotografía, hay que considerar el denunciar a la persona que está incurriendo en dicha práctica.

 

Mientras se espera que las autoridades aprueben leyes más severas contra este tipo de comportamientos, queda de parte de los turistas poner un freno a las actividades que vulneran los derechos de los animales. No dejarse tentar por los likes de las redes sociales y por la curiosidad es el comienzo de un cambio de conciencia colectiva.

Las especies más vulnerables

Lo anteriormente descrito no debe ser aceptado bajo ningún concepto, pero menos aún si se trata de una especie en peligro de extinción. Gracias a las redes sociales, es posible hacer un seguimiento de cuáles son las especies de animales que más se utilizan para hacer fotografías. También los países en donde es más común este tipo de negocio.

De acuerdo a World Animal Protection, lo animales salvajes más fotografiados por turistas de todo el mundo son: elefantes, leones, koalas, tigres, tortugas, monos, perezosos y delfines. Por otro lado, los países en los que más ocurren estas fotografías son: Australia, Estados Unidos, Tailandia, Reino Unido, Indonesia, Canadá, India y Brasil.

¿Es legal hacerse fotos con animales salvajes?

Generar conciencia es el primer paso para reducir de forma considerable este tipo de negocios. Es decir, cuantas menos personas paguen por este tipo de fotos, menos interés habrá en someter a los animales a este tipo de maltrato.

 

Las leyes y castigos más severos también deben ser aplicados. Los animales también tienen derechos y merecen ser tratados con respeto a ellos y a su hábitat natural.

  • Web oficial World Animal Protection. Extraído de: https://www.worldanimalprotection.cr/
  • Nationa Geographic. Animales en peligro de extinción. 2020. Extraído de: https://www.nationalgeographic.com.es/naturaleza/grandes-reportajes/animales-peligro-extincion_12536