Fuentes de antioxidantes para gatos

08 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas
Los antioxidantes son nutrientes indispensables en la dieta de los seres vivos. Esta realidad también se aplica a animales domésticos como los gatos. Por ello, aquí te comentamos las diversas fuentes de antioxidantes para gatos.

A través de la comida se pueden obtener diferentes fuentes de antioxidantes, tanto para gatos como para perros. En concreto, los antioxidantes son beneficiosos y juegan un papel muy importante protegiendo al cuerpo de los seres vivos.

Estos compuestos ralentizan el proceso oxidativo destructivo de las moléculas celulares. Por este y otros motivos, son indispensables para apoyar las respuestas inmunológicas en los felinos domésticos. ¿Conoces cuáles son los antioxidantes para gatos? Aquí te los enseñamos.

¿Qué son los antioxidantes para gatos?

Los antioxidantes, de forma general, son nutrientes que se encuentran en la comida y protegen el cuerpo contra los radicales libres. Los radicales libres provocan daño celular, pero los antioxidantes combaten su efecto negativo.

Por ello, los antioxidantes son beneficiosos para los gatos, ya que juegan un papel importante en la reducción del daño celular. Además, se ha demostrado que mantienen un sistema inmune sano en los gatos. 

El envejecimiento influye negativamente en la respuesta inmune de los seres vivos. Por ello, se aconseja aportar antioxidantes en la dieta de los animales ancianos, pues así se refuerza el sistema inmune de los mismos.

Los antioxidantes para gatos existen.

¿Cómo ayudan los antioxidantes?

Durante el funcionamiento normal de las células del cuerpo, se van produciendo moléculas dañinas para el mismo. Estas moléculas son las causantes de daños en el cuerpo y son los radicales libres nombrados con anterioridad.

Los radicales libres son moléculas muy inestables que también utilizan componentes necesarios para otras moléculas. Entre los componentes que pueden modificar los radicales libres se encuentran las grasas, las proteínas o el ADN. 

Sin embargo, el cuerpo presenta una serie de moléculas que combaten a los radicales libres. Estos son los denominados antioxidantes, quienes previenen la destrucción generalizada estabilizando estas moléculas dañinas.

Por este motivo, se ha demostrado su potencial en el tratamiento de problemas dérmicos o alergias en gatos. También son útiles en problemas cardiovasculares, respiratorios o en trastornos del sistema inmune.

Ejemplos de antioxidantes

Los antioxidantes más conocidos son los que se mencionan a continuación:

  • Vitamina E: neutraliza los radicales libres, los cuales son responsables de causar daño celular.
  • Selenio: componente esencial utilizado por enzimas de antioxidantes que son beneficiosos.
  • Vitamina C: inactiva los radicales libres. También regenera los niveles de vitamina E, restaurando su actividad antioxidante.
  • Carotenoides: incluyen a compuestos como la luteína o el betacaroteno. Además, trabajan junto a la vitamina E, buscando radicales libres que neutralizar.

Fuentes de antioxidantes para gatos

Los antioxidantes son nutrientes presentes de manera natural en el cuerpo y en algunas plantas como las frutas o las verduras. Así pues, una comida adecuada es una de las mejores fuentes de antioxidantes para gatos. En concreto, dependiendo del tipo de comida, se podrán ingerir una serie de antioxidantes u otros.

Kril

Este habitante marino de pequeño tamaño es un crustáceo que se encuentra en todos los océanos del mundo. Son unos microorganismos que conforman el eslabón fundamental de la cadena trófica de los ecosistemas oceánicos.

El kril contiene uno de los antioxidantes más potentes, la astaxantina. Diferentes estudios han demostrado que la astaxantina fortalece el sistema inmune, contrarrestando efectos de afecciones como la diabetes.

Pescado

El pescado es una gran fuente de antioxidantes, como la vitamina E y el selenio. Se recomienda que los gatos consuman una pequeña cantidad de pescado dos veces a la semana.

El salmón, la caballa o el arenque son ejemplos de pescados ricos en vitamina E. Por otro lado, el salmón también contiene el mineral selenio y el aminoácido taurina, antioxidantes imprescindibles para los gatos.

Frutas y verduras

Tanto las frutas como las verduras son fuentes de una gran variedad de antioxidantes. Entre los antioxidantes más comunes se encuentran la vitamina C en cítricos, brócoli o verduras verdes. Asimismo, las zanahorias o los tomates son ejemplos de fuentes de vitamina A y de carotenoides.

Carne magra y alimentada con pasto y aves de corral

Tanto las aves de corral como otros tipos de carne son fuentes indiscutibles de selenio. Si, además, el ganando ha sido alimentado con pasto, sus carnes aportarán diferentes carotenoides.

Mezcla de algas marinas

Las algas marinas contienen una gran cantidad de nutrientes y antioxidantes que son beneficiosos para los animales. Aportan antioxidantes como las vitaminas A, C y E, así como diferentes minerales (selenio, cobre o zinc).

Además, se aconseja incluir en la dieta del gato una mezcla de especies de algas marinas. De esta manera, el animal ingerirá una mayor variedad de antioxidantes.

¿Dónde puedo conseguir los atioxidantes?

El mercado ofrece una gran variedad de productos para las mascotas. Si se quiere seguir una dieta rica en antioxidantes pueden encontrarse piensos o comida húmeda que los incluyan.

Por otro lado, si se prefiere realizar una dieta adaptada e individualizada, conviene consultar con un experto. Solo él podrá informarnos sobre qué alimentos convienen al animal teniendo en cuenta detalles como su estado de salud.

Dos gatos comiendo carne.

En conclusión, se aconseja que la dieta incluya varios antioxidantes en cantidades moderadas. De esta forma, se obtienen mejores resultados que si se administran dosis elevadas de un único tipo de forma continuada en el tiempo.

Por lo tanto, los antioxidantes son beneficiosos y necesarios en la dieta habitual de un gato. No obstante, antes de modificar su dieta conviene consultarlo con un veterinario.