Un grupo de primates llega a la edad de piedra

03 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
El uso de herramientas está ligeramente extendido entre algunos grupos de chimpancés en el continente africano. Sin embargo, nunca se había descrito tal conducta en ningún mono americano.

Desde hace varios años se viene estudiando concienzudamente a una especie de mono del nuevo mundo. ¿Qué puede tener de particular? Pues bien, parece que estos primates llegan a la edad de piedra. Las observaciones directas muestran que estos animales están entrando en una era similar a la etapa lítica, donde los humanos comenzaron a usar herramientas.

La variedad de usos que estos monos dan a las distintas piedras, además de la minuciosa selección que realizan, puede tener una gran similitud con el proceso por el que pasaron nuestros antepasados prehistóricos. Este descubrimiento podría ser un hito en el estudio de la evolución humana, así como una razón más para respetar a los animales.

Los primates que usan herramientas

El mono silbador (Sapajus libidinosus) fue descrito como especie en el siglo XIX, por Johann Baptist von Spix, un aventurero alemán que murió solo tres años después de su descubrimiento. A pesar de que esta especie de mono capuchino se conoce hace muchos años, no ha sido hasta principios de este siglo cuando se ha evidenciado que algunas de sus poblaciones utilizan herramientas para distintos fines.

Los científicos que están estudiando este particular comportamiento están muy asombrados. El uso de herramientas no está extendido a toda la especie, sino a algunos grupos de primates que viven en el Parque Nacional de la Sierra de Capivara, situado al noreste de Brasil

Estos grupos de primates llevan usando herramientas desde hace al menos 700 años y así lo demuestran los registros fósiles y otros estudios biogeográficos. Los monos capuchinos crean sitios muy reconocibles para el uso de sus herramientas.

Concretamente, los primates llevan sus utensilios a la base de los árboles que producen anacardos, colocan los frutos secos sobre un yunque portátil —que ellos mismos seleccionan y transportan— y con otra piedra los abren.

El consumo de anacardos por parte de nuestra especie comenzó en el año 7000 a.C., pero estos humanos primitivos no utilizaban piedras para abrirlos, sino que los cocinaban para extraer las sustancias tóxicas. Estas sustancias parecen no causar ningún mal a los capuchinos.

Un mono con mirada preocupada.

¿Comportamiento adquirido o innato?

Como hemos visto, el uso de herramientas por parte de estos primates, los únicos que las usan en el continente americano, lleva sucediendo siglos. ¿Cómo pudo surgir esta conducta? ¿aprendieron o alguna mutación produjo cambios en el cerebro y dio lugar a un comportamiento innato?

El proceso que tuvieron que sufrir estos monos para llegar a utilizar herramientas tuvo que ser similar al del ser humano. La aparición de nuevas conexiones neuronales ofreció a los monos la posibilidad de usar herramientas e incluso perfeccionar su manejo con el tiempo.

Hoy en día, se ha observado que los capuchinos machos adultos son lo que enseñan a los jóvenes a seleccionar y utilizar las herramientas. Este proceso de aprendizaje puede durar varios años.

Lanzar piedras para encontrar el amor

En la naturaleza, esta especie de mono capuchino puede arrojar piedras o palos para exhibir una amenaza frente a individuos de su misma especie u otra. Además, las hembras de los monos capuchinos muestran una gran multitud de expresiones faciales, corporales y juegos cuando están en celo.

Si bien son los machos los únicos que parecen utilizar piedras para abrir los anacardos, las hembras lo hacen con otro fin. En estos grupos de primates que llegan a la edad de piedra, se ha descubierto que las hembras lanzan piedras a los machos como parte de un juego cuando están en celo.

Establecer esta comportamiento como una tradición conductual es casi como decir que estos animales tienen cultura propia.

El futuro de los primates que llegan a la edad de piedra

Los científicos que están estudiando a estos animales no dejan de asombrarse con el hecho de que solo en estos grupos de capuchinos se den estas conductas y en el resto de la especie no. ¿Qué tienen de especial estas poblaciones?

Para obtener una respuesta aún quedan muchos años de investigación y observación, de la misma forma que aún tardaremos en saber por qué otros primates también comenzaron a utilizar herramientas.

Un mono usando una piedra como herramienta.

En África, tres sociedades de chimpancés llevan utilizando y perfeccionando herramientas desde hace más de 4000 años. El hecho de que ahora se hayan descubierto monos en el nuevo mundo que utilizan piedras para determinados fines sugiere la existencia de un proceso evolutivo comparable al del ser humano.

¿Quiere esto decir que dentro de unos miles de años la inteligencia de los primates no humanos será similar a la de las personas? ¿Quién sabe? La cuestión es que aún queda mucho para descubrirlo.