Importancia de las vitaminas en la dieta de un perro

20 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Paloma de los Milagros
Algunas vitaminas ingeridas en exceso pueden acumularse creando graves problemas como los cálculos renales o el fallo cardíaco

Las vitaminas en la dieta de un perro son de los micronutrientes más importantes, al igual que los minerales. La mayoría de ellas se ingieren a través de una alimentación balanceada, aunque hay casos en los que puede resultar recomendable un aporte extra a partir de suplementos.

Los seis nutrientes básicos en la dieta de todo can son el agua, las proteínas, las grasas, los hidratos de carbono, los minerales y las vitaminas. Estas últimas son indispensables para que el animal crezca, a través del desarrollo y la reparación de los tejidos dañados.

Concretamente, las vitaminas en la dieta de un perro son fundamentales para la asimilación de otros nutrientes. Sin embargo, que sean indispensables no implica que deban tomarse de forma abusiva, pues a la larga podrían crear serios problemas en la salud del animal.

Requerimientos vitamínicos esenciales

En general, la presencia de vitaminas en la dieta es esencial para todo organismo. Sin embargo, las cantidades diarias recomendadas para cada especie, incluso para cada individuo, pueden resultar muy diferentes.

A la hora de elegir un pienso canino, hay que valorar el aporte nutricional de su formulación. Altos niveles de proteínas de calidad, enriquecidas con los micronutrientes necesarios para cada edad, raza o circunstancia fisiológica, asegurarán el aporte de energía requerido para el bienestar del can.

En lo que respecta a las vitaminas, una alimentación balanceada debe incluir las siguientes:

  • Vitaminas hidrosolubles. La vitamina C y todas las del complejo B juegan un importante papel en el desarrollo de dientes, huesos y tejidos conectivos. A diferencia de los humanos, los canes tienen la capacidad de sintetizar vitamina C endógena, de ahí que un aporte adicional pueda resultar perjudicial. Las vitaminas de tipo B se incluirán a través de la dieta, sobre todo de cereales integrales.
Labrador comiendo pienso

  • Vitaminas liposolubles. Incluyen la vitamina A, importante para la vista, la vitamina D, esencial para la absorción del calcio, la vitamina E que ayuda a formar eritrocitos, así como la vitamina K, presente en la coagulación. Un acúmulo excesivo de estas vitaminas puede alterar la salud ósea de estos animales.

Suplementos de vitaminas en la dieta de un perro

En ocasiones, el aporte vitamínico obtenido a través de una alimentación estándar puede no ser suficiente. Además de las necesidades individuales de cada perro, sobre todo en caso de enfermedad, los factores ambientales también pueden crear deficiencias.

Para valorar la idoneidad de un suplemento vitamínico es necesario acudir al veterinario. El experto revisará la pertinencia de estos tratamientos acorde al historial clínico y la edad del animal. En algunos casos, el especialista aconsejará el aporte adicional de vitaminas durante un intervalo de tiempo determinado.

Los comprimidos de vitamina A, debido a su función antioxidante, son algunos de los más usuales entre cachorros con problemas de inflamación. Lo mismo ocurre con los de vitamina D, recomendados para aquellos perros que tienen dificultad para asimilar el calcio.

Vitaminas en la dieta de un cachorro

No obstante, la administración de estos suplementos exógenos a la dieta debe hacerse con cautela. La vitamina D, por ejemplo, a pesar de ser fundamental para la salud esquelética del can, puede producir graves trastornos si se ingiere en exceso, lo que produce cálculos renales o fallos cardiovasculares.

Lo mismo ocurre con el tipo de suplemento pautado. El déficit de un animal puede responder a un orden totalmente diferente al que correspondería para un humano, de ahí la necesidad de que los perros tomen suplementos para perros.

En general, una dieta balanceada debe ser suficiente para cubrir las necesidades nutricionales de todo can; es fundamental proporcionar un pienso de calidad. Aun así, como cada perro puede tener unas necesidades individuales específicas, puede que sea necesario adicionar un suplemento vitamínico clínicamente pautado que aborde las posibles carencias del can.

  • Klinger, C. (2019). Hill's. Are Dog Vitamins and Supplements a Good Idea for My Dog? Recuperado de https://www.hillspet.com/dog-care/nutrition-feeding/dog-vitamins-and-supplements
  • Llera, R.; Yuill, C. (2019). VCA. Nutrition - General Feeding Guidelines for Dogs. Recuperado de https://vcahospitals.com/know-your-pet/nutrition-general-feeding-guidelines-for-dogs
  • Pedigree. Which vitamins does your dog need? (S f). Recuperado de https://uk.pedigree.com/feeding/further-information/which-vitamins-does-your-dog-need