El curioso caso de los insectos controladores de plagas

14 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la veterinaria Érica Terrón González
Los agricultores, los ganaderos y los veterinarios tienen que lidiar a menudo con los efectos devastadores de las plagas. Uno de los mayores descubrimientos de los últimos años ha sido la efectividad del uso de insectos depredadores como controladores.
 

Los rafidiópteros y los crisópidos son dos de los grupos considerados como insectos controladores de plagas. Se llevan utilizando desde hace años en trabajos de entomología económica y control vectorial.

El control de plagas es una parte fundamental de la actividad profesional de biólogos, veterinarios y entomólogos. Hace décadas era, exclusivamente, un control de carácter químico, gracias al uso de los insecticidas de síntesis. Pero una vez descubiertos sus efectos negativos en la salud y en el medio ambiente, se han buscado métodos alternativos.

Uno de ellos es el control de plagas mediante la introducción, en el medio, de otros seres vivos depredadores o competidores. Si quieres saber más acerca de este intrincado proceso, continúa leyendo.

El curioso caso de los insectos controladores de plagas

A continuación, te presentamos a los rafidiópteros y crisópidos, unos insectos de morfología curiosa que son considerados controladores de plagas naturales.

Orden Raphidioptera

Los rafidiópteros son conocidos vulgarmente como “moscas serpiente” por su cuello serpentiforme, que no es más que una prolongación de su tórax. Son un orden de insectos holometábolos, de alas transparentes surcadas por venas muy marcadas y ornamentadas.

Sus larvas viven bajo la corteza de las coníferas, eucaliptos y ciertos árboles frutales, en los que devoran multitud de insectos dañinos para los ecosistemas. Los adultos también son depredadores, de actividad diurna.

 
Los rafidiópteros son insectos controladores de plagas.

Familia Chrysopidae

Los crisópidos reciben numerosos nombres comunes, haciendo referencia a:

  • El color verde de los individuos adultos.
  • Sus ojos dorados o amarillos cobrizos.
  • Sus alas, con una venación muy marcada.

Esta familia de insectos es cosmopolita y sus miembros habitan especialmente en zonas de gran vegetación y agrícolas. Sus larvas, de nuevo, son depredadoras de otros artrópodos de cuerpo blando. Incluso algunos adultos lo son, solo que de actividad crepuscular, al contrario que los rafidiópteros.

Especial mención al género Chrysopa

Es el principal género depredador. La crisopa verde es la más común en Europa. Sus ojos son dorados con reflejos metálicos, pero todos sus colores desaparecen cuando el insecto muere. Otro ejemplo es el de la crisopa gigante, cuya envergadura puede llegar a los cinco centímetros, encontrándose en arroyos o alcantarillas de carretera.

Tanto a la crisopa gigante como a la crisopa verde se las llama vulgarmente “mosca fétidas”, a causa del olor fuerte y desagradable que despiden, el cual les protege de aves y otros depredadores.

¿Cómo actúan estos insectos controladores de plagas?

 

Ambos grupos de invertebrados son considerados controladores de plagas. A continuación te explicamos por qué.

El control biológico de plagas

La entomología económica o aplicada es el estudio de los insectos de interés para el ser humano, ya sea por los productos que proporcionan, como por el impacto que ocasionen en los bienes del hombre. Son de especial interés para estos estudios:

  • Las abejas.
  • Los insectos transmisores de epizootías y zoonosis (enfermedades que pasan de animales a humanos).
  • Las plagas.
  • Los insectos controladores de plagas.

Por ser en su mayoría depredadores generalistas, algunos rafidiópteros y crisópidos han sido utilizados para programas de control de plagas. Esto ha sido posible a raíz de la implementación de el control integrado de plagas utilizando, entre otras técnicas, el control biológico mediante depredadores.

El control biológico es un método agrícola de control de plagas que usa organismos vivos que sean competidores, de alguna manera, del organismo que se quiere erradicar.

¿Qué mecanismo utilizan los rafidiópteros y crisópidos?

Lo que se hace es una producción masiva de estos insectos, para luego liberarlos en el medio natural, sobre todo en zonas de producción agrícola donde las plagas son más molestas. Han demostrado éxito en el control de ácaros, mariposas, avispas, hormigas y pulgones, entre otros.

Las larvas y los adultos depredadores se nutren de estos otros artrópodos inyectándoles un jugo digestivo que licua el contenido del cuerpo y les permite absorberlo.

 

El principal reto de esta producción masiva de insectos depredadores es el control del canibalismo durante las fases larvarias. Para ello hay que usar sustratos especiales, diseñar las instalaciones de forma concreta y hacer liberaciones oportunas.

Las crisopas son insectos controladores de plagas.

Por lo tanto ¿son útiles estos insectos controladores de plagas?

Estos y otros insectos, así como aves insectívoras y otros animales, han demostrado numerosas ventajas a la hora de controlar plagas y vectores. Principalmente, evitan las consecuencias negativas de la acumulación de los insecticidas en el medio natural, previniendo su presencia posterior en alimentos vegetales o en el agua, por ejemplo.

Además, los ejercicios de producción de cualquiera de estas especies pueden ser un método de diversificación económica y laboral en zonas rurales donde se asientan las plagas. Así, se contribuye al desarrollo rural, a la protección medioambiental y, sobre todo, al mantenimiento de la biodiversidad.

 
  • Raphidioptera [Internet]. Es.wikipedia.org. [cited 29 February 2020]. Available from: https://es.wikipedia.org/wiki/Raphidioptera
  • Chrysopidae [Internet]. Es.wikipedia.org. [cited 29 February 2020]. Available from: https://es.wikipedia.org/wiki/Chrysopidae
  • Pérez Más E. Insectos. [Barcelona]: Bruguera; 1978.