Las arañas tampón ¿son tan peligrosas como se dice?

27 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Las arañas tampón tiene un aspecto alienígena, debido a su peculiar abdomen truncado que termina en una placa estriada, parecida a un reloj de arena.

Las arañas tampón, como todas las arácnidos, tienen ocho patas y dos quelíceros, pero a diferencia de las otras, su abdomen termina en un extraño disco plano y ‘grabado’. Por ello, se la conoce con apodos como de ‘araña Oreo’ o ‘araña reloj de arena’.

Estas arañas pertenecen al género Cyclocosmia que reúne un total de diez especies de arañas. Todas ellas comparten la misma característica física del abdomen truncado, sin embargo el motivo de su intrigante “grabado” varía entre especies. Para cada especie, el patrón en la parte posterior del abdomen varía.

¿Dónde y cómo viven las arañas tampón?

Estos artrópodos están distribuidos en el este y sureste de Asia, América del Norte y del Sur, la región del Mediterráneo, el sur de África y Australia.

Las arañas tampón son expertas excavadoras y pasan la mayor parte de sus vidas en sus madrigueras subterráneas.

  • Las madrigueras las construyen en bancos de arcilla arenosa, con fuertes pendientes.
  • Luego, el interior de la madriguera en sí viene a estar hecha de una mezcla de seda y tierra, recubierta con una capa de hojarasca o musgo.
  • Y lo más sorprendente, es que la construcción se abre a la superficie con una trampilla, todo ello perfectamente camuflado.

Es tan bueno el trabajo de encubrimiento de estas arañas, que son muy difíciles de detectar en el campo. Por lo tanto, toparse con un ejemplar es una auténtica rareza, además de un excelente motivo para sacar la cámara y fotografiarla.

Ilustración de la araña tampón.
Fuente: acercaciencia.com

¿Por qué las arañas tampón desarrollaron esta estructura?

El abdomen de las arañas tampón se trunca abruptamente y termina en un disco duro y muy esclerotizado. Este disco está reforzado por una serie de costillas elevadas, separadas por surcos estrechos, lo que le otorga ese aspecto ‘acanalado’.

El disco constituye un ingenioso mecanismo de defensa para hacer frente a cualquier intruso depredador.

En caso que la madriguera sea atacada, la araña se retira de cabeza a su madriguera y el disco abdominal se ajusta firmemente contra las paredes redondas. El disco forma una tapa falsa, impenetrable, que actúa como un escudo protector.

Efectivamente, esta estrategia es bastante buena, pues las arañas tampón son longevas; pueden llegar a vivir hasta 20 años.

Por otra lardo, algunas especies de arañas tampón cavan una cámara lateral en la madriguera principal y es allí donde se encierran con el falso fondo impenetrable. Otra táctica bastante buena a la hora de burlar peligros.

El mito de su veneno mortal

Las arañas tampón son pequeñas, no alcanzan los 2,5 centímetros. Quizá su mala fama de mordedura mortal, provenga del hecho que, al igual que las tarántulas, pertenece a los migalomorfos. Estos se caracterizan por tener colmillos orientados hacia abajo.

Ciertamente, las arañas tampón son venenosas, pero el efecto de su veneno en las personas es comparable al de una picadura de avispa. Es decir, que causa solamente dolor leve e hinchazón.

Es importante destacar, que estos arácnidos no son agresivos y solo morderán a las personas en defensa propia. Si llegas a encontrar una en tu hogar, lo mejor es capturarla en un recipiente como un frasco y liberarla al aire libre. ¡No es necesario lastimarla!

Araña tampón de perfil.
Figura 1: Xu y colaboradores

¿Es cierto que mata y come a los machos de su especie?

Las arañas tampón tienen muchas adaptaciones interesantes para sobrevivir en un mundo que, a menudo, es duro para criaturas tan pequeñas.

Los arácnidos y sus otros primos en el subfilo Chelicerata poseen mandíbulas especializadas llamadas ‘quelíceros’.

Aunque los quelíceros pueden parecerse a un quinto par de patas, no lo son. Estas partes se usan para dar forma a su tela de seda y ayudarlos a alimentarse, pero también para reproducirse.

Las arañas tampón macho tienen un gancho especial en forma de diente en su primer par de patas. Esto lo usa para enganchar y retener los colmillos de la hembra cuando entra en la madriguera.

A veces, una araña hembra confunde a un macho con una presa en la puerta de su madriguera, por lo que debe acercarse con cautela. Si la hembra no es receptiva a sus avances, aún podría decidir matarlo, y él podría convertirse en su próxima comida; sin embargo, esto no es tan común como podría pensar.

Ciertamente, las hembras son mucho más longevas debido a su vida sedentaria y de claustro. En cambio, los machos a menudo solo viven nueve meses después de la madurez.

Este hecho se asocia al hecho de que dejan sus madrigueras y deambulan por el paisaje para encontrar compañera. Esta mayor exposición, los pone en mucho más peligro que las hembras.

Como hemos podido ver, las arañas tampón son de los animales invertebrados más fascinantes que existe, en todo sentido.

  • Gertsch, W. J., & Platnick, N. I. (1975). A revision of the trapdoor spider genus Cyclocosmia (Araneae, Ctenizidae). American Museum novitates; no. 2580.
  • Xu, X., Xu, C., Li, F., Pham, D. S., & Li, D. (2017). Trapdoor spiders of the genus Cyclocosmia Ausserer, 1871 from China and Vietnam (Araneae, Ctenizidae). ZooKeys, (643), 75.
  • Zhu, M.S., Zhang, J.X & Zhang, F. (2006): Rare spiders of the genus Cyclocosmia (Arachnida: Araneae: Ctenizidae) from tropical and subtropical China. The Raffles Bulletin of Zoology 54(1): 119-124 PDF (with pictures)