Legalidad en la compra online de medicamentos para perros

08 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el abogado Francisco María García
En una actualidad plagada de comercios a través de la red, pueden surgir muchas dudas sobre la legalidad de la compra online de medicamentos para perros. Aquí te contamos un poco más sobre ello.

Ya es posible hacer la compra online de medicamentos para perros u otras mascotas. Hasta hace muy poco tiempo estaba completamente prohibido vender y comprar medicamentos veterinarios en la red, independientemente de su naturaleza.

Fruto de la evolución normativa, gracias a un Nuevo Real Decreto es posible hacer estas compras, pero con algunas restricciones. A continuación, vemos más información sobre los alcances de dicha medida y, sobre todo, cuáles son los limites de la misma.

La compra de medicamentos online para mascotas

Esta medida que facilita la compra online para perros viene acompañada de diversas condiciones y garantías. El objetivo es evitar la venta de falsificaciones que puedan hacerle daño a las mascotas. Hasta el momento de esa medida, los dueños de mascotas debían trasladarse hasta farmacias o clínicas veterinarias para poder adquirir los medicamentos.

Lo anterior llevaba a muchas personas a comprar medicamentos de forma ilegal a través de internet. El resultado que en un principio podría parecer prometedor, especialmente porque los precios solían ser mucho más económicos, terminaba siendo más costoso.

En muchos casos se trataba de falsificaciones que no cumplían con el efecto deseado, e incluso en casos más graves podrían empeorar la salud del animal.

La posibilidad de adquirir los medicamentos de forma legal a través de las tiendas farmacéuticas y clínicas veterinarias reduce los casos anteriormente descritos. Al igual que en el caso de las ventas online de medicamentos para personas, el de las mascotas también cuenta con algunas restricciones como es el caso con los medicamentos que requieren de receta.

Compra online de medicamentos para perros: principales aspectos

El Nuevo Real Decreto que permite la venta de medicamentos veterinarios es muy similar al de los fármacos para personas, especialmente en lo que se refiere a las restricciones. Uno de los más destacados es la prohibición de los medicamentos que requieran recetas.

También está prohibida la venta de fórmulas magistrales, así como preparados oficinales. Por otra parte, tampoco pueden venderse ni comprarse aquellos medicamentos de uso veterinario que no hayan sido autorizados de acuerdo a la nueva normativa.

Igualmente no es posible vender autovacunas y por supuesto, como se comentó con anterioridad, todo medicamento que requiera receta o prescripción veterinaria.

Los piensos pueden venderse, siempre y cuando no contengan algún tipo de componente medicinal. Además de todo lo anterior, es muy importante prestar atención a los aspectos legales de los medicamentos, especialmente en el sentido de que los mismos deben estar debidamente autorizados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

También es fundamental que estos medicamentos se encuentren inscritos en el Registro de Medicamentos Veterinarios. El control siempre es la clave para una buena seguridad.

Ventas online: requisitos básicos

Los comercios que deseen vender medicamentos veterinarios deberán cumplir con una serie de requisitos. El primero es presentar una comunicación a la comunidad autónoma correspondiente en donde se especifique la intención de vender de forma online.

En dicha comunicación se deben incluir algunos datos básicos como: dirección online de la tienda, comienzo de la actividad comercial, información sobre el envío de los medicamentos, entre otros detalles.

Es fundamental que toda venta se haga con la intervención directa de un veterinario, el cual, además, está en capacidad de pedirle al cliente información adicional que considere relevante. El comprador debe recibir información suficiente y oportuna sobre su caso, específicamente sobre el uso del medicamento.

Otro dato de vital importancia es que la venta de los medicamentos debe ser directa, sin ninguna clase de intermediarios. Es decir, debe hacerse directamente desde la farmacia, clínica veterinaria o tienda online dedicada para tal uso.

No es posible ni legal hacer uso de intermediarios. Además, en lo referente a la entrega de los mismos, los responsables deben asegurarse de utilizar el transporte más adecuado para así evitar alteraciones en los medicamentos.

Si, por ejemplo, uno de los compradores se encuentra en otro estado miembro de la Unión Europea, la venta sólo será posible si el mismo cumple con los requisitos de dicho estado y además cumple con toda la normativa necesaria.

La compra online de medicamentos para perros y demás mascotas es hoy en día posible. Sin embargo, es muy importante que los compradores estén atentos a hacerlo a través de portales legales, ya que la calidad del producto depende de ello y por supuesto, también la salud de nuestras mascotas.

  • Agencia española de medicamentos. 2020. Riesgos de comprar medicamentos por Internet para el Covid-19. Extraído de: https://www.aemps.gob.es/informa/notasInformativas/medicamentosUsoHumano/medIlegales/2020/docs/NI-ICM-MI-02-2020-covid-19.pdf?x98732
  • CALIDAD DE LA INFORMACION EN RELACION CON LA AUTOMEDICACION EN INTERNET Ana Belén Martín Fombellida. 2014. Extraído de: https://gredos.usal.es/bitstream/handle/10366/125730/DMPSPMM_Mart%C3%ADnFombellidaAB_Calidaddelainformaci%C3%B3n.pdf?sequence=1&isAllowed=y