Legalidad en vacaciones con un perro en hoteles

04 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el abogado Francisco María García
Los viajes con mascotas deben ser bien planificados, sobre todo si vamos a establecimientos hoteleros. ¿Cómo serán las vacaciones con un perro en hoteles? Aquí te lo contamos.
 

España no cuenta con una ley estatal específica sobre la permanencia de perros en hoteles u otros espacios públicos. Cada Comunidad Autónoma tiene la libertad para dictar sus propias normativas, en las que deben estar previstas las condiciones de sanidad e higiene que deben ser respetadas en todos los establecimientos pet friendly.

¿Quieres irte de vacaciones con tu perro? ¿conoces las normativas generales a seguir? Aquí damos respuesta a estas preguntas y más.

Las comunidades parecen fomentar los espacios pet friendly

En la actualidad, estas Ordenanzas tienden a incentivar la creación o reconversión de espacios donde las mascotas sean bienvenidas. Pero, concretamente, siguen permitiendo que los propietarios definan si desean o no permitir la permanencia de perros en hoteles o establecimientos de otros rubros.

En la práctica, esto significa que cada hotel o cadena hotelera tiene la libertad de decidir si aceptan o no animales de compañía en sus instalaciones. Son los tutores quienes deben buscar las alternativas que permitan disfrutar de sus vacaciones con su mejor amigo.

No obstante, los perros lazarillos deben tratarse como un caso especial. La entrada y permanencia de estos perros de asistencia no debería ser impedida o dificultada. De hecho, su acceso debería estar previsto (y facilitado), incluso en áreas comunes y eventos que se celebren en los hoteles.

Una mujer jugando con sus perros en la playa.
 

Algunos ejemplos de legislaciones autonómicas

La Ordenanza reguladora de tenencia y protección de animales en Madrid, por ejemplo, otorga a la administración de cada hotel la competencia de decidir aceptar o no mascotas. Además de poder determinar en qué instalaciones queda permitida la presencia de animales, así como las limitaciones o requisitos para su permanencia en áreas comunes.

A su vez, la Ley de Protección Animal de Andalucía determina expresamente que:

Los animales de compañía podrán tener limitado su acceso a hoteles, restaurantes, bares, tabernas y aquellos otros establecimientos públicos en los que se consuman bebidas y comidas cuando el titular del establecimiento determine las condiciones específicas de admisión, previa autorización administrativa por el órgano competente. En este caso, deberán mostrar un distintivo que lo indique, visible desde el exterior del establecimiento.

La normativa parece naturalizar la permanencia de perros en hoteles y otros establecimientos detallados, al determinar que sus titulares necesitarían solicitar una autorización administrativa, presentando argumentos para limitar el acceso de mascotas. Y en caso de obtenerla, se ven obligados a exhibir un sello distintivo en la entrada de su establecimiento. 

Perros en hoteles: responsabilidades de la administración y de los tutores

Los requisitos para empezar a aceptar perros en hoteles también pueden variar ligeramente según la legislación vigente en el municipio o región. Pero, por lo general, cuando un hotel decide convertirse en pet friendly, lo primero que necesita hacer es fijar su normativa interna en esta materia, respetando las leyes locales.

 

En esta normativa, deben determinarse los puntos clave para orientar la convivencia de los animales y sus tutores con los demás huéspedes y el personal del hotel. Veamos algunos ejemplos:

  • Cuántos animales pueden alojarse en la misma habitación.
  • Qué mascotas son admitidas (actualmente, solo suelen permitirse gatos y perros en hoteles).
  • ¿Se aceptan todas las razas de perros? ¿hay limitaciones o prohibiciones en relación a canes de talla grande o potencialmente peligrosos?
  • Qué áreas o instalaciones de uso común pueden ser frecuentadas por los animales.
  • Posibles tasas o tarifas adicionales aplicables por el hospedaje con mascotas (por ejemplo, tasa de limpieza extra).
  • Obligaciones de los propietarios (por ejemplo, cumplir las normas de higiene y sanidad para preservar la salud de sus mascotas y todos los huéspedes).
  • ¿Se permite que el animal permanezca solo en la habitación, o siempre debe estar acompañado de algún responsable?
  • Reglas básicas para la convivencia con el personal del hotel en habitaciones y espacios comunes. En caso de que se permita que el animal quede solo en la habitación, cabe al tutor informar el horario en que se podrá realizar la limpieza sin la presencia de su mascota (dentro del rango de horarios admitido por el hotel).
Los perros pueden viajar a algunos hoteles.
 

El censo de las mascotas

Los hoteles también deben asegurarse de que las mascotas alojadas en sus instalaciones estén censadas en el RIAC (Registro de Identificación de Animales de Compañía), o en caso de huéspedes extranjeros, certificar que estén debidamente registradas en el órgano correspondiente de su país o región de origen.

De hecho, sobre la administración de estos establecimientos suele recaer la responsabilidad de recoger toda la información pertinente frente al propietario del animal. Por ello, suelen solicitar la libreta sanitaria para comprobar la vacunación antirrábica y el comprobante de contratación de un seguro de responsabilidad civil.

Así mismo, los reglamentos internos suelen aclarar que el tutor debe asumir la responsabilidad civil por los daños provocados por su mascota a los bienes de terceros o al patrimonio del hotel; también a la integridad física de cualquier individuo. Y lógicamente, otorgan al propietario la obligación de preservar el bienestar de sus mejores amigos.

 
  • Consulta Registro de Animal en RIAC (Madrid). Colegio Veterinarios de Madrid. Extraído de: https://www.riacmadrid.org/public/VerificaDatosAnimal.aspx
  • LEY DE PROTECCION DE LOS ANIMALES. Junta de Andalucía. 2003. Extraído de: https://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/1337163415TL_30.pdf