¿Las legumbres son malas para los perros?

07 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Actualmente, podemos observar como muchos piensos para nuestras mascotas contienen legumbres, pero ¿podrían ser perjudiciales para el animal? Descúbrelo aquí.

Los tutores de perros cada día están más concienciados con la alimentación que ofrecen a sus mascotas. Se esfuerzan por conocer y entender las necesidades nutricionales que requieren y, por supuesto, aprender sobre la biología y la etología de los canes.

Esto causa que se hagan preguntas como si sus mascotas pueden comer fruta o si las legumbres son malas para los perros. Aquí te damos la respuesta a la última cuestión.

Una vida de domesticación

El perro es un animal profundamente domesticado, que lleva cambiando junto al ser humano, al menos, 10 000 años. Esto ha provocado que su sistema digestivo haya sufrido diversas alteraciones para poder asimilar ciertos nutrientes que su pariente el lobo no podría digerir.

Sin embargo, no podemos dejar de lado el hecho de que el perro es un animal carnívoro facultativo, es decir, su alimentación se basa en la carne. Pueden ser músculos, vísceras, huesos u otros tipos de glándulas, pero siempre de origen cárnico.

Aún así, debido a este largo proceso de domesticación y adaptación, el perro puede ingerir y obtener nutrientes de un origen vegetal, como por ejemplo, las legumbres.

Las legumbres no son malas para los perros.

¿Por qué los piensos tienen legumbres entre sus ingredientes?

Los piensos extrusionados para perros suelen tener como ingrediente principal carne o pescado, es decir, proteína de origen animal. El hecho de que, en la mayoría de los casos, a excepción de los piensosgrain free”, contengan cereales, no es más que una forma de abaratar los costes del producto. 

Como dijimos, los perros son animales carnívoros facultativos. Por ello, no hay problema en que coman algo que no sea carne, pero su principal alimento debe ser este. Los cereales son productos altos en carbohidratos, un nutriente esencial para el perro, pero que puede obtener a través de otras rutas metabólicas.

Con la aparición en el mercado de los piensos sin cereales para perros, estos fueron sustituidos por un mayor porcentaje de carne, además de las legumbres (como lentejas, guisantes o alubias) y otros vegetales.

La legumbres no son malas para los perros, pero tampoco es el alimento ideal.

¿Pueden los perros digerir las legumbres?

La mayoría de las legumbres son de difícil digestión. Esto se debe a que contienen inhibidores de ciertas enzimas gástricas. No obstante, tras su paso por las altas temperaturas, como pueden ser la cocción en agua o el tostado, estos inhibidores se destruyen. De este modo, las legumbres podrían ser una buena fuente de proteínas para los canes.

Según estudios en perros sanos que viven en hogares, el uso de legumbres cocinadas en su dieta no causa ningún perjuicio a su salud. Los resultados muestran que su flora intestinal se mantiene intacta, las heces no cambian en color, forma o consistencia y no aparecen síntomas como la flatulencia.

Beneficios de las legumbres para perros

Sin olvidar que el perro necesita carne para vivir y mantenerse sano, las legumbres pueden ser un buen sustituto a los cereales en los piensos para perros. Esto se debe a que aportan más proteínas, menos carbohidratos y más grasas buenas.

Por otro lado, si alimentas a tu perro con dieta BARF, puedes incluir las legumbres en tus recetas. Hablamos de dieta BARF o dieta natural, pues que no es bueno mezclar el pienso con comida natural como las legumbres, ya que el proceso de digestión es distinto y el perro podría enfermar.

Al añadir este alimento, aumentarás la cantidad de fibra que ofreces a tu perro. La fibra, aunque no es un nutriente en sí, es primordial para el buen mantenimiento del sistema digestivo del animal.

Un plato con legumbres.

Receta con legumbres para perros

Por último, te ofrecemos una sencilla receta con legumbres para perros. Recuerda que la porción de alimento que debes darle está totalmente relacionada con el peso del animal.

Los ingredientes son los siguientes:

  • 100 gramos de ternera picada
  • 50 gramos de sesos de pollo
  • 50 gramos de lentejas cocidas
  • 50 gramos de judías verdes cocidas
  • Aceite de salmón (cantidad según el peso del perro)

No necesita ningún tipo de elaboración, solo colócalo todo en un cuenco (mejor sin mezclar para que el perro elija qué alimentos prefiere tomar antes) y ofréceselo a tu mascota.

Una alimentación variada es la clave del bienestar

Como hemos podido observar, los productos cárnicos siempre han de ser la base alimenticia de los perros domésticos. Aún así, en su justa medida, todo alimento natural indicado aportará beneficios nutricionales al animal.

Al igual que en seres humanos, la base del bienestar gástrico de los canes se encuentra en la variedad y en el equilibrio alimentario. Es nuestra obligación como tutores aportárselo.

  • Bressani, R., & Elías, L. G. (1977). Problem of legume protein digestibility. In Nutritional standards and methods of evaluation for food legume breeders. IDRC, Ottawa, ON, CA.
  • Corsato Alvarenga, I., & Aldrich, C. G. (2019). The effect of increasing levels of dehulled faba beans (Vicia faba l.) on extrusion and product parameters for dry expanded dog food. Foods, 8(1), 26.
  • Forster, G. M., Hill, D., Gregory, G., Weishaar, K. M., Lana, S., Bauer, J. E., & Ryan, E. P. (2012). Effects of cooked navy bean powder on apparent total tract nutrient digestibility and safety in healthy adult dogs. Journal of animal science, 90(8), 2631-2638.
  • Kerr, K. R., Forster, G., Dowd, S. E., Ryan, E. P., & Swanson, K. S. (2013). Effects of dietary cooked navy bean on the fecal microbiome of healthy companion dogs. PloS one, 8(9).
  • Risso, A. L. (2016). Conceptos Básicos de Nutrición en perros y gatos.