Leyes que castigan el abandono de animales

03 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el abogado Francisco María García
Poco a poco existe un mayor reconocimiento sobre los derechos de los animales. Entre las normativas más actuales y que más han evolucionado, están las leyes que castigan el abandono de animales.
 

El abandono de animales es una cruel realidad que sigue golpeando fuertemente al continente europeo. Si bien el avance en materia jurídica es considerable en las últimas décadas, las leyes actuales aún no surten los efectos deseados.

Por otro lado, vemos que aunque se endurecen las sanciones aplicables a este delito, el número de animales rescatados de las calles sufre un incremento en varios países. Si quieres conocer más acerca de la legislación en el ámbito de abandono animal, continúa leyendo.

Una situación grave

España es, probablemente, uno de los ejemplos más crudos de este fenómeno. Desde 2015, con la reforma del Código Penal, el abandono animal está considerado como delito en todo el territorio nacional. No obstante, las cifras recolectadas por Fundación Affinity revelan que el número de animales abandonados ha vuelto a crecer a partir del 2017.

La situación se vuelve más alarmante considerando que los escritos de acusación revelan una tendencia inversa. Es decir, cuanto más crecen las denuncias por maltrato y abandono de animales, más se reducen las condenas efectivas. Solo en 2018 fueron escritas 20 sentencias menos que en 2017 (242 en lugar de 262).

Un cachorro abandonado en la calle.
 

Reforma del Código Penal: el abandono de animales como delito en España

A día de hoy, España no cuenta con una ley marco sobre el maltrato y abandono de animales. Los principales textos de referencia en materia jurídica a nivel nacional, actualmente, se encuentran en los Códigos Civil y Penal. Ambos han sufrido algunas modificaciones a partir de los años 2000, que han permitido avanzar en el combate de estos delitos.

Sin lugar a dudas, el cambio más destacado ha ocurrido en 2015 en el Código Penal español. Hasta aquel momento, su texto sostenía una diferenciación entre delitos y faltas penales. Las faltas eran entendidas, básicamente, como infracciones de menor entidad que los delitos. En consecuencia, las sanciones aplicables a ellas también resultaban menos rigurosas.

Pero, tras la mencionada reforma, se ha suprimido el concepto de falta del Código Penal. La distinción entre la gravedad de las infracciones empieza a guiarse en términos de delitos leves, menos graves y graves.

Desde este entonces, el abandono de animales deja de ser una falta y comienza a ser considerado un delito por la ley española.

Penas aplicables al abandono animal según el Código Penal

El artículo 337 bis del Código Penal prevé las sanciones aplicables al abandono de animales en España, expresando lo siguiente:

“El que abandone a un animal de los mencionados en el apartado 1 del artículo anterior en condiciones en que pueda peligrar su vida o integridad será castigado con una pena de multa de uno a seis meses. Asimismo, el juez podrá imponer la pena de inhabilitación especial de tres meses a un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.”

 

La referencia al “apartado 1 del artículo anterior” se hace respecto al artículo 337, que expresa las sanciones aplicables al maltrato animal. De acuerdo a lo previsto en su texto, son castigables los actos violentos o abusivos ejercidos hacia los siguientes animales:

  • Animales domésticos o amansados.
  • Animales que habitualmente están domesticados.
  • Un animal que vive bajo control humano de forma temporal o permanente.
  • Cualquier animal que no vive en estado salvaje.
El abandono de animales está penado por la ley.

Sanciones al abandono de animales en las Comunidades Autónomas españolas

En la práctica, la ausencia de una ley estatal específica sobre el tratamiento de este delito da espacio a que exista una marcada diferencia en las sanciones aplicables en cada comunidad autónoma. Realmente, aún podemos encontrar normativas bastante desiguales en diferentes municipios y regiones del territorio español.

En 2015, poco tiempo después de la modificación del Código Penal, el Juzgado de Primera Instancia de Paterna (Ayuntamiento de Burjassot) emitió una resolución considerada ejemplar. Tras abandonar a su perro en una estación de metro, una mujer fue condenada a pagar una multa significativa, además de quedar prohibida de tener animales durante seis meses.

 

Desde entonces, muchas comunidades vienen demostrando un esfuerzo genuino en aprobar nuevas sanciones más rigurosas para el delito. Canarias, por ejemplo, fue una de las pioneras en aprobar una ley específica para la protección animal, en 1991. Actualmente, su normativa considera el abandono como delito muy grave, previendo multas entre 1.500 y 15.000 euros.

La legislación vigente en la comunidad de Madrid destaca una riqueza de detalles al desplegar las obligaciones y responsabilidades de los tutores. El abandono de animales también se clasifica como un delito muy grave, para el cual se prevén multas de hasta 45.000 euros.

Pero, por otro lado, tenemos legislaciones poco actualizadas que prevén sanciones muy bajas, que resultan insignificantes si comparadas al daño ocasionado al animal. Casos como el de Castilla-La Mancha, donde las multas por abandono de animales difícilmente superan los 300 euros, dejan en evidencia la necesidad de una ley marco a nivel estatal.

 
  • Ley 8/1991, de 30 de abril, de protección de los animales. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/pdf/1991/BOE-A-1991-16425-consolidado.pdf
  • Infografía Él nunca lo haría. Estudio de abandono y adopción 2019. Fundación Affinity. Extraído de: https://www.fundacion-affinity.org/observatorio/infografia-el-nunca-lo-haria-2019-estudio-abandono-adopcion-perros-gatos-espana
  • Código Penal. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1995-25444